Está es la relación entre el café diario y un menor riesgo de insuficiencia cardíaca

Está es la relación entre el café diario y un menor riesgo de insuficiencia cardíaca

El beneficio del café diario

Llene esa taza: Tomar una o más tazas de café diario con cafeína al día puede reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca, según sugiere una nueva investigación.

Sin embargo, hay una advertencia: El café descafeinado no parece ofrecer la misma protección que las mezclas ricas en cafeína.




«La asociación entre la cafeína y la reducción del riesgo de insuficiencia cardiaca fue sorprendente«, admitió el autor principal del estudio, el Dr. David Kao. «El café y la cafeína suelen ser considerados por la población en general como ‘malos’ para el corazón porque la gente los asocia con palpitaciones, presión arterial alta, etc.«.

Sin embargo: «la relación consistente entre el aumento del consumo de cafeína y la disminución del riesgo de insuficiencia cardíaca da un vuelco a esa suposición«, dijo Kao, que es profesor adjunto de cardiología y director médico del Centro de Medicina Personalizada de Colorado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado.

Su equipo publicó sus resultados el 9 de febrero en la revista Circulation: Heart Failure.




Aun así, los hallazgos no pueden probar la causa y el efecto, y tampoco significan que el café sea un sustituto de la vida sana cuando se trata del corazón, dijo Kao.

«Todavía no hay suficientes pruebas claras para recomendar el aumento del consumo de café para disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca con la misma fuerza y certeza que dejar de fumar, perder peso o hacer ejercicio«, dijo en un comunicado de prensa de la revista.

Está es la relación entre el café diario y un menor riesgo de insuficiencia cardíaca

En su estudio, Kao y sus colegas analizaron los datos de más de 21.000 adultos estadounidenses que participaron en tres grandes estudios: el Framingham Heart Study, el Atherosclerosis Risk in Communities Study y el Cardiovascular Health Study. Se realizó un seguimiento de los participantes durante al menos 10 años.




En los tres estudios, el consumo de una o más tazas de café con cafeína al día se asoció a un menor riesgo de insuficiencia cardíaca a largo plazo.

En los estudios Framingham Heart y Cardiovascular Health, el riesgo de insuficiencia cardíaca se redujo entre un 5% y un 12% por cada taza de café diario, en comparación con la ausencia de café.

El Estudio sobre el Riesgo de Aterosclerosis en las Comunidades (Atherosclerosis Risk in Communities Study) descubrió que el riesgo de insuficiencia cardíaca no cambiaba con el consumo de 0 a 1 taza de café al día, pero era aproximadamente un 30% menor en las personas que tomaban al menos 2 tazas al día.

Los resultados del café descafeinado fueron diferentes. El Estudio de Salud Cardiovascular no encontró ninguna relación entre el descafeinado y el riesgo de insuficiencia cardíaca, mientras que el Estudio del Corazón de Framingham descubrió que el descafeinado se asociaba a un riesgo significativamente mayor de insuficiencia cardíaca.

Según los autores, otros análisis mostraron que la cafeína de cualquier fuente parecía estar asociada con un menor riesgo de insuficiencia cardíaca, y que la cafeína desempeñaba al menos algún papel en el aparente beneficio cardíaco del café.

«Aunque no se puede demostrar la causalidad, es interesante que estos tres estudios sugieran que el consumo de café se asocia a un menor riesgo de insuficiencia cardíaca y que el café puede formar parte de un patrón dietético saludable si se consume solo, sin azúcares añadidos ni productos lácteos con alto contenido en grasa, como la nata«, dijo Penny Kris-Etherton, ex presidenta inmediata del Comité de Liderazgo del Consejo de Salud Cardiometabólica y Estilo de Vida de la Asociación Americana del Corazón.

«La conclusión es que hay que disfrutar del café diario con moderación como parte de un patrón dietético general saludable para el corazón que cumpla con las recomendaciones de frutas y verduras, cereales integrales, productos lácteos bajos en grasa y sin grasa, y que también sea bajo en sodio, grasas saturadas y azúcares añadidos«, aconsejó Kris-Etherton en el comunicado.

«Además, es importante tener en cuenta que la cafeína es un estimulante y que consumirla en exceso puede ser problemático, ya que puede causar nerviosismo y problemas de sueño«, añadió.

Otros dos especialistas en cardiología, ambos sin relación con el nuevo estudio, opinaron sobre los hallazgos.

El Dr. Michael Goyfman dirige la cardiología clínica del Long Island Jewish Forest Hills en la ciudad de Nueva York. Dijo que el estudio tenía algunos defectos.

«La ingesta de café fue autodeclarada y, por tanto, propensa a muchas inexactitudes«, señaló Goyfman. «Además, la cantidad de café no estaba estandarizada. ¿Una taza significa 100 ml de café o 200 ml?«.

Señaló que estudios anteriores han demostrado que un exceso de café estaba relacionado con un «endurecimiento» de una parte clave de la aorta del corazón. Por otro lado, numerosos estudios han demostrado que la infusión matutina favorita de muchas personas parece estar relacionada con una disminución de las probabilidades de padecer la enfermedad de Parkinson.

Por lo tanto, «hasta que se realicen más estudios para abordar directamente esta cuestión, recomendaría a los pacientes que utilicen el sentido común con respecto a su consumo de café y que consulten con su médico sobre los límites específicos de ingesta«, dijo Goyfman.

El Dr. Guy Mintz dirige la salud cardiovascular en el Hospital del Corazón Sandra Atlas Bass de Northwell Health en Manhasset, Nueva York.

Coincidió en gran medida con Goyfman, al afirmar que los nuevos hallazgos muestran «una asociación interesante«, pero no son lo suficientemente fuertes como para justificar una recomendación que apoye el aumento de la ingesta de café diario.

Mintz señaló que hay diferentes tipos de insuficiencia cardíaca, por lo que «¿a qué tipo de insuficiencia cardíaca afecta la cafeína?«, preguntó.

«El café con cafeína, con moderación, puede formar parte de una dieta saludable para el corazón sin efectos deletéreos«, dijo, pero más allá de eso, el nuevo estudio es simplemente «un punto de partida» para una mayor investigación.

«Los pacientes que no beben café no deberían empezar«, cree Mintz, «y los pacientes no deberían ciertamente empezar a consumir suplementos con cafeína como Red Bull, etc., para reducir su riesgo de insuficiencia cardíaca«.

Mientras tanto, dijo: «la investigación y la historia deben continuar«.

¿Le ha gustado el artículo sobre la relación entre el café diario y sus posibles beneficios para el corazón? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

Está es la relación entre el café diario y un menor riesgo de insuficiencia cardíaca

Fotografía: Rumman Amin
Fotografía: Jessica Lewis



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!