7 deficiencias nutricionales que casi todo el mundo tiene (y no sabe)

7 deficiencias nutricionales que casi todo el mundo tiene (y no sabe)

Deficiencias nutricionales que ignoramos

Necesitamos una cierta cantidad de varios nutrientes a diario; las vitaminas y los minerales, en particular, son elementos cruciales para casi todos los procesos biológicos importantes del cuerpo humano.

Teniendo en cuenta la cantidad de alimentos que consume la persona promedio, resulta sorprendente pensar que tengamos algún problema para adquirir los nutrientes adecuados. Sin embargo, tenemos una serie de deficiencias de nutrientes que son extrañamente comunes.

PUBLICIDAD






«Las deficiencias de nutrientes alteran las funciones y procesos corporales en el nivel celular más básico«. ~ Tricia L. Psota.

AQUÍ HAY 7 DEFICIENCIAS NUTRICIONALES QUE MUCHAS PERSONAS TIENEN Y NO LO SABEN:

1. DEFICIENCIA DE HIERRO

El hierro es el principal componente de los glóbulos rojos. Se une a la sustancia hemoglobina y transporta el oxígeno por todo el cuerpo.

PUBLICIDAD






Hay dos variedades de hierro en la dieta: hemo y no hemo. El hierro hemo se absorbe fácilmente y se encuentra principalmente en los alimentos de origen animal. Las carnes rojas contienen altas concentraciones de hierro hemo. El hierro no hemo es más común y se encuentra tanto en los alimentos animales como en los vegetales. No se absorbe tan fácilmente como el hierro hemo.

Estimaciones de la carencia de hierro: El 47% de los niños en edad preescolar; el 42% de las mujeres embarazadas; el 30% de las mujeres que menstrúan, y el 25% de todas las personas, en todo el mundo.

Los síntomas de la carencia de hierro incluyen el deterioro de la función cognitiva, el deterioro de la función del sistema inmunitario, la fatiga y el debilitamiento del sistema inmunitario.

Las mejores fuentes de hierro hemo son: la carne roja, el marisco, las vísceras y las sardinas en conserva. Las mejores fuentes de hierro no hemo incluyen: alubias rojas, semillas de calabaza, sésamo o calabacín; brócoli, col rizada y espinacas.

PUBLICIDAD






7 deficiencias nutricionales que casi todo el mundo tiene (y no sabe)

2. DEFICIENCIA DE VITAMINA D

La vitamina D es fundamental para la salud de la piel y los huesos, y para la transmisión nerviosa en todo el cuerpo. La exposición a la luz solar es primordial para la adquisición natural de la vitamina D, ya que ésta se crea a partir del colesterol producido por la piel.

Estimaciones de la deficiencia de vitamina D: El 82% de las personas con piel oscura; el 74% de las personas mayores y el 42% de los adultos.

Los síntomas de la carencia de vitamina D son: fatiga, dolores musculares y debilidad. Sin embargo, los síntomas de la deficiencia de vitamina D pueden ser imprecisos.

Las mejores fuentes de vitamina D son: el sol (!), la leche o el yogur enriquecidos, el pescado graso (caballa, salmón, trucha), el aceite de hígado de bacalao y las yemas de huevo. Es difícil obtener suficiente vitamina D sólo con la dieta, por lo que la exposición a un poco de sol cada día es esencial.

3. DEFICIENCIA DE VITAMINA B12

La vitamina B-12 es fundamental para el correcto funcionamiento del cerebro y los nervios, y para la producción de ADN. Según Harvard Health Publishing, los vegetarianos y los veganos, en particular, pueden correr el riesgo de desarrollar una deficiencia de B-12, ya que las plantas no producen este nutriente.

Los síntomas de la deficiencia de B-12 pueden incluir: entumecimiento de los pies, las manos o las piernas; mareos, debilidad, fatiga; lengua hinchada e inflamada; pérdida de memoria, paranoia y alucinaciones.

Estimaciones de la vitamina B-12: Entre el 80 y el 90% de los vegetarianos; el 20% de los adultos mayores, y alrededor del 30% de los adultos.

Las mejores fuentes de B12 son el pescado, el pollo, la leche y el yogur. Las mejores fuentes para los veganos incluyen la levadura nutricional, los sustitutos de la carne y la leche de soja o de almendras fortificada.

4. DEFICIENCIA DE CALCIO

El calcio, como todos sabemos, es crucial para la salud y el mantenimiento de los huesos. Pero el calcio también es esencial para la transmisión nerviosa; de hecho, sin él, nuestros órganos primarios no podrían funcionar correctamente.

Estimaciones de la deficiencia de calcio: Entre el 80 y el 90% de los veganos y vegetarianos; el 20% de las personas mayores y entre el 30 y el 40% de los adultos.

Los síntomas de la carencia de calcio incluyen un ritmo cardíaco anormal del músculo, fragilidad ósea y calambres musculares. Las mejores fuentes de calcio son la leche entera y los productos lácteos, las verduras de color verde oscuro y el pescado deshuesado.

5. DEFICIENCIA DE MAGNESIO

El magnesio es un mineral crítico que afecta a casi todas las funciones corporales. El magnesio es crucial para la función cerebral, la señalización nerviosa, la estructura ósea y las reacciones enzimáticas.

Se calcula que hasta la mitad de la población consume la cantidad necesaria de magnesio. La carencia de magnesio se ha relacionado con varias enfermedades, como las cardiopatías, la osteoporosis, el síndrome metabólico y la diabetes de tipo 2.

Los síntomas de la carencia de magnesio incluyen pérdida de apetito, náuseas, vómitos, fatiga y debilidad muscular.

Las buenas fuentes de magnesio son los frutos secos (almendras y anacardos), los cereales integrales, el chocolate negro y las verduras de hoja verde oscura.

6. DEFICIENCIA DE FOLATO

El folato es una vitamina B que está presente de forma natural en muchos alimentos. Una forma de folato llamada ácido fólico se utiliza en ciertos suplementos dietéticos y alimentos fortificados. El folato desempeña un papel crucial en la fabricación y producción de ADN y otro material genético; también es necesario para la división y síntesis celular.

Los síntomas de la deficiencia de folato incluyen fatiga, llagas en la boca y cambios en el color del pelo, las uñas y la piel. Excelentes fuentes de folato son las alubias, los cereales fortificados, las verduras de hoja oscura y las lentejas.

7. DEFICIENCIA DE YODO

El yodo es un mineral esencial para el funcionamiento normal del tiroides y la producción de hormonas tiroideas. Es vital para el desarrollo del cerebro, la salud y el mantenimiento de los huesos, la regulación metabólica y el crecimiento.

La carencia de yodo es uno de los déficits nutricionales más comunes en el mundo, y afecta hasta al 33% de la población mundial. La carencia de yodo puede producir muchos síntomas, como aumento del ritmo cardíaco, agrandamiento de la glándula tiroides (bocio), problemas para respirar y falta de aire, y aumento de peso.

Las mejores fuentes de yodo son el marisco, las algas, el pescado blanco, los lácteos y los huevos.

¿Le ha parecido interesante el artículo sobre las deficiencias nutricionales? ¡Por favor, compártalo!

7 deficiencias nutricionales que casi todo el mundo tiene (y no sabe)

Fotografía: Canva



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!