Dieta DASH: 8 semanas de dietas ricas en frutas y verduras para mejorar la salud del corazón

Dieta DASH: 8 semanas de dietas ricas en frutas y verduras para mejorar la salud del corazón

Dieta DASH: introducción

Un nuevo estudio ha examinado los vínculos entre los marcadores de la salud cardíaca y tres tipos de dieta: la dieta DASH, una dieta diferente rica en frutas y verduras, y una típica dieta occidental. ¿Su conclusión? Las dietas que incluyen mucha fruta y verdura están asociadas con una mejor salud cardíaca.

Un nuevo análisis observacional publicado recientemente en Annals of Internal Medicine añade a la evidencia de que las dietas ricas en frutas y verduras pueden ayudar a proteger la salud cardiovascular.

PUBLICIDAD






El análisis se basa en los datos del ensayo Dietary Approaches to Stop Hypertension (DASH), que evaluó los efectos de una dieta especialmente diseñada sobre la presión arterial, en comparación con otros tipos de dietas.

Esta dieta DASH fue desarrollada por especialistas en nutrición que estaban afiliados a los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

En general, la dieta DASH favorece el consumo de frutas, verduras, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa, aves, pescado, nueces y frijoles sobre el de carnes rojas y alimentos grasos, azucarados o salados.

PUBLICIDAD






Dieta DASH: 8 semanas de dietas ricas en frutas y verduras para mejorar la salud del corazón

Estudiar los efectos de la dieta en la salud del corazón

Para el análisis actual, los investigadores – incluyendo al autor principal del estudio, el Dr. Stephen Juraschek, del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston, Massachusetts – compararon los efectos de tres tipos de dieta en los marcadores de la salud del corazón. Las dietas probadas fueron la dieta DASH, una dieta diferente rica en frutas y verduras, y «una típica dieta americana«.

Esta última reflejaba los niveles de consumo de nutrientes comunicados por el adulto medio de los Estados Unidos, mientras que la dieta rica en frutas y verduras era, en muchos aspectos, similar, pero contenía más fibra natural e incluía menos bocadillos y dulces.

Los investigadores analizaron los datos de tres grupos de participantes asignados al azar de los ensayos de la dieta DASH. El número total de participantes en el presente análisis fue de 326, y cada uno de ellos había seguido una de las tres dietas mencionadas anteriormente durante un período de 8 semanas.

PUBLICIDAD






Los investigadores evaluaron los niveles de tres biomarcadores relacionados con la salud cardíaca en muestras de suero, un componente de la sangre, recogidas de los participantes.

La edad media de los participantes era de 45,2 años, y ninguno tenía afecciones cardiovasculares preexistentes.

Las muestras de suero se habían recogido, primero, después de un ayuno de 12 horas antes de que los participantes hubieran empezado sus respectivas dietas y, más tarde, al final del período de estudio de 8 semanas.

La ingesta de frutas y verduras puede ser clave

Los biomarcadores séricos que el equipo evaluó fueron: troponina cardíaca I de alta sensibilidad, péptido natriurético pro-B de tipo N-terminal y proteína C reactiva de alta sensibilidad.

La troponina ayuda a regular las contracciones del músculo cardíaco, y niveles demasiado altos de esta proteína pueden indicar daño cardíaco.

Los niveles altos de proteína C-reactiva en el torrente sanguíneo pueden indicar inflamación, mientras que los niveles muy altos de péptido natriurético pro-B son un marcador de insuficiencia cardíaca.

Después de evaluar las muestras de suero tomadas antes y después de las intervenciones dietéticas de 8 semanas, el equipo encontró que las personas que habían seguido la dieta DASH o la otra dieta rica en frutas y verduras tenían sistemáticamente concentraciones significativamente más bajas de dos biomarcadores – troponina y péptido natriurético de tipo B – que sus compañeros que habían seguido la típica dieta americana.

Esto, sugieren los investigadores, indica una mejor salud cardíaca en esos grupos. Los niveles de los dos biomarcadores no difirieron entre las personas que habían seguido cualquiera de las dietas ricas en vegetales y verduras.

Los niveles de proteína C reactiva, que pueden indicar la presencia de inflamación, no se vieron afectados por ninguna de las tres dietas.

Aunque no está claro qué aspectos de la dieta DASH y de las otras dietas ricas en plantas pueden haber beneficiado la salud del corazón, los autores del estudio tienen una hipótesis. Escriben:

«Nuestro estudio sugiere que las características dietéticas comunes tanto a la dieta DASH como a las dietas de frutas y verduras, incluyendo pero no limitándose a un mayor contenido de potasio, magnesio y fibra, pueden ser factores causantes«.

No obstante, advierten: «Se necesitan más investigaciones para confirmar si dietas similares pueden mejorar la función cardíaca en adultos con insuficiencia cardíaca establecida«.

¿Le ha gustado el artículo sobre la dieta DASH? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

Dieta DASH: 8 semanas de dietas ricas en frutas y verduras para mejorar la salud del corazón

Fotografía: Jill Wellington



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!