El café podría estimular el hígado

El café podría estimular el hígado

¿Quieres ser bueno con tu hígado? Sírvete otra taza de café.

Investigadores británicos afirman que todo tipo de café puede reducir el riesgo de padecer enfermedades hepáticas crónicas.

PUBLICIDAD






Según los investigadores, el hecho de que el café sea con cafeína o descafeinado, molido o instantáneo, no supone ninguna diferencia en su aparente poder para evitar todo tipo de enfermedades hepáticas, siempre que se tomen de tres a cuatro tazas al día.

«Todos los tipos de café parecen proteger contra las enfermedades hepáticas graves«, afirma el Dr. Paul Roderick, investigador principal y profesor de salud pública de la Universidad de Southampton.

«Pero es necesario seguir investigando antes de poder recomendar al público que empiece a tomar café o que aumente la cantidad por motivos de salud hepática«.

PUBLICIDAD






Subrayó que este estudio no prueba que el café prevenga las enfermedades hepáticas, sólo que parece haber una relación.

«Hay que tener cuidado al extrapolar de los estudios observacionales para decir que hay una relación causal entre el café y la enfermedad hepática«, dijo Roderick. «Otros atributos de los bebedores de café podrían estar asociados con el riesgo de enfermedad hepática, y es posible que no los hayamos tenido en cuenta«.

Pero el estudio se suma a las pruebas de que el café es protector, a pesar de la diferente composición química de los distintos tipos, dijo.

El café podría estimular el hígado

PUBLICIDAD






Lo que no se sabe es qué ingredientes del café pueden proteger el hígado, dijo.

«El café es una sustancia compleja, y no queremos especular demasiado sobre los diferentes mecanismos«, dijo Roderick.

Dijo que no está claro si el café puede prevenir el daño hepático en primer lugar o en su lugar su progresión a formas más graves.

«Dada la magnitud mundial de las enfermedades hepáticas, se trata de un área importante de investigación«, añadió Roderick.

Las tasas de enfermedades hepáticas aumentan constantemente y se calcula que son responsables de 2 millones de muertes al año en todo el mundo, según el Journal of Hepatology.

Para el estudio, que no recibió financiación de la industria del café, el equipo de Roderick utilizó los datos del Biobanco del Reino Unido sobre casi 500.000 personas con «consumo conocido de café» a las que se siguió durante una media de unos 11 años. La mediana significa que la mitad fue seguida durante más tiempo y la otra mitad durante menos tiempo.

El 78% tomaba café molido o instantáneo con cafeína o descafeinado, y el 22% no tomaba ningún café.

Durante el periodo de estudio, 3.600 personas desarrollaron una enfermedad hepática crónica y 301 murieron.

Más de 5.400 participantes desarrollaron una enfermedad hepática crónica o una acumulación de grasa en el hígado conocida como enfermedad del hígado graso, y más de 180 desarrollaron cáncer de hígado.

En comparación con los que no bebían café, los que sí lo hacían tenían un 21% menos de riesgo de padecer una enfermedad hepática crónica y un 20% menos de enfermedad hepática crónica o grasa. El riesgo de morir por una enfermedad hepática crónica se redujo en un 49%, según los investigadores.

El mayor beneficio se observó entre los devotos del café molido, que tiene altos niveles de kahweol y cafestol, compuestos químicos naturales de los granos de café.

Se ha demostrado que ambos protegen contra las enfermedades crónicas del hígado en animales. Sin embargo, el café instantáneo, que tiene niveles bajos de kahweol y cafestol, también redujo el riesgo de enfermedad hepática crónica, dijeron los investigadores, lo que implica que puede haber una relación compleja entre varios ingredientes del café.

El Dr. David Bernstein, director del Centro Sandra Atlas Bass para Enfermedades Hepáticas de Northwell Health en Manhasset, Nueva York, dijo que varios estudios han encontrado que el café es bueno para el hígado.

«Pero éste es el primer estudio que demuestra que el efecto se observó tanto en los bebedores de café con cafeína como en los descafeinados y que el café molido proporcionó un mayor beneficio que el café instantáneo«, dijo.

Los autores británicos señalaron que el café es fácil de conseguir y que estos resultados sugieren que puede ser un posible tratamiento preventivo para la enfermedad hepática crónica.

«Estoy de acuerdo«, dijo Bernstein. «Aunque este estudio tiene algunas limitaciones, sus hallazgos son importantes, y aunque se necesitan más estudios sobre el café como agente hepatoprotector, quizá sea el momento de que los médicos consideren recomendar su uso a los pacientes con riesgo de padecer enfermedades hepáticas crónicas.»

El café podría estimular el hígado

Fotografía: Canva



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Te ha gustado?

¡Síguenos en Facebook!



Síguenos en Pinterest

¡Somos más de 7.000!
Saludista

Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!