14 Posibles causas por las que puedes tener una visión borrosa

14 Posibles causas por las que puedes tener una visión borrosa

Visión borrosa

La visión borrosa es muy común. Un problema en cualquiera de los componentes del ojo, como la córnea, la retina o el nervio óptico, puede provocar una visión borrosa repentina.

La visión borrosa lentamente progresiva suele estar causada por problemas médicos de larga duración. La visión borrosa repentina suele estar causada por un único acontecimiento.

PUBLICIDAD






A continuación puedes ver 14 posibles causas de una visión borrosa.

1. Necesitas gafas

Cuando tu globo ocular tiene una forma más parecida a la de un huevo que a la de un globo redondo, o tu córnea o tu cristalino no tienen la curvatura adecuada, la luz no puede enfocar en el punto correcto.

Esto puede llevar a ver con claridad sólo a ciertas distancias (miopía e hipermetropía) y a una visión distorsionada (astigmatismo). A menudo, estos «errores de refracción» se pueden corregir con gafas, lentes de contacto o una pequeña intervención quirúrgica.

PUBLICIDAD






2. Tus ojos pueden estar cansados o secos

¿Has estado mirando una pantalla o una página o concentrándote en una tarea durante mucho tiempo? Las personas tienden a parpadear con menos frecuencia cuando se concentran de esa manera. Y cada vez que parpadeas, estás esparciendo lágrimas por la superficie del ojo para mantenerlo lubricado, limpio y fresco.

Es posible que tengas que recordarte que debes parpadear más a menudo, hacer descansos y mirar a tu alrededor para evitar la fatiga visual. También puede ser útil utilizar lágrimas artificiales durante el día para ayudar a mantener los ojos lubricados.

3. Tienes diabetes

Cuando el nivel de azúcar en la sangre no está bien controlado, el líquido puede filtrarse en el cristalino del ojo y hacer que se hinche. Esto puede ocurrir antes de que te diagnostiquen o si cambias de tratamiento, como por ejemplo, si empiezas a usar insulina.

A medida que tu nivel de glucosa se normaliza, el cristalino también debería hacerlo. Las personas con diabetes son más propensas a padecer retinopatía, o sangrado en la parte posterior del ojo, y otros problemas oculares, que tu oftalmólogo comprobará en tu examen anual.

PUBLICIDAD






4. El ojo está inflamado

El tejido ocular puede hincharse porque se ha magullado o porque le ha salpicado algo malo. El virus del herpes de un herpes labial podría trasladarse a tu ojo. Dormir con las lentes de contacto, no limpiarlas correctamente o no tirarlas cuando se debe, también puede provocar infecciones graves.

Las enfermedades del sistema inmunitario que afectan a otras partes del cuerpo, como la psoriasis, el síndrome del intestino irritable y la artritis reumatoide, también pueden causar inflamación en el ojo.

5. La presión arterial es baja

¿También te sientes débil y mareado? Es posible que tu tensión arterial sea demasiado baja porque estás deshidratado, quizá por haber hecho demasiada actividad bajo el sol. Otros factores, como algunos medicamentos, los problemas cardíacos, la mala alimentación y los desequilibrios hormonales, también pueden provocar una presión arterial baja y la consiguiente visión borrosa.

6. El líquido se acumula en el ojo

Esto puede ejercer presión sobre el nervio óptico y dañarlo. Si además ves halos alrededor de las luces, tus ojos están muy rojos y te duelen mucho, y te sientes mareado, puedes tener un tipo de glaucoma llamado glaucoma de ángulo agudo.

Se desarrolla muy rápidamente y puedes llegar a perder la visión en un día si no se trata. El glaucoma de ángulo abierto es más frecuente, pero no suele afectar a la visión al principio, porque progresa muy lentamente con el tiempo. Una vez que el glaucoma afecta a la visión, no hay forma de recuperarla porque el nervio óptico ha quedado dañado de forma permanente.

La mejor manera de prevenir el daño es diagnosticarlo a tiempo acudiendo al médico con regularidad, que controlará la presión del ojo. Si es demasiado alta, puede recomendar un colirio o una intervención quirúrgica para reducir la presión ocular a una zona segura y evitar el daño y la pérdida de visión.

14 Posibles causas por las que puedes tener una visión borrosa

7. Comienza con una migraña

Aproximadamente una cuarta parte de las personas que padecen migrañas tienen auras visuales, normalmente antes del dolor y durante menos de una hora. Éstas van desde líneas brillantes en zig-zag, destellos y flashes hasta puntos ciegos y visión de túnel. Puede parecer que estás mirando a través del agua o de un cristal agrietado. (También podrías tener síntomas de visión sin o después del dolor de cabeza.) Si sólo ocurre en un ojo, no desaparece en una hora o menos, o provoca un apagón total de la visión incluso durante unos segundos, acude a tu médico por si se trata de un problema grave.

8. Tienes una catarata

Se trata de una zona nublada en el cristalino, normalmente claro, del ojo. Crecen lentamente, normalmente en ambos ojos, a partir de los 55 años. Pero las personas más jóvenes, incluso los niños, también pueden tenerlas. Los colores pueden parecer apagados, puede ser más difícil ver por la noche y se puede ser más sensible al deslumbramiento. Las gafas especiales y los recubrimientos de las lentes pueden ayudarle a ver. La cirugía puede sustituir el cristalino nublado por uno artificial.

9. Te estás haciendo mayor

A partir de los 40 años, notarás que es más difícil enfocar las tareas de cerca, como la lectura. El cristalino del ojo no es tan flexible como el de los jóvenes. Esto se llama presbicia, es una parte normal del envejecimiento y le ocurre a todo el mundo. Tu oftalmólogo puede ayudarte con gafas de lectura o lentes de contacto. No existe ninguna cirugía que pueda revertir los efectos del envejecimiento del cristalino.

10. Te has arañado la córnea

Normalmente, esto se siente como si tuvieras un trozo grande y áspero en el ojo. Una abrasión de la córnea podría ser por una lesión, pero es más probable que sea por un poco de polvo o arena. Prueba a lavarte el ojo con una solución salina no conservada (lágrimas artificiales) o un lavado de ojos. Puedes parpadear varias veces para producir más lágrimas, pero no te frotes ni toques el globo ocular. Eso podría empeorar la situación. Acude a tu oftalmólogo cuanto antes, porque puede convertirse en una infección.

11. Es algo en tu cerebro

Una conmoción cerebral o una lesión cerebral pueden alterar el procesamiento de la información de los ojos. Dependiendo de su localización y tamaño, un tumor cerebral puede afectar a la vista. La visión doble puede ser uno de los muchos síntomas de la inflamación del cerebro o de la membrana que lo rodea (encefalitis o meningitis), a menudo a causa de una infección. Aunque no es un síntoma en el que la gente suela pensar, la visión borrosa puede advertir de un ictus.

12. Tu retina está dañada

La retina (que incluye la mácula) es la parte posterior del ojo donde se enfoca la luz, como en una pantalla de cine. Si le ocurre algo a esa superficie, como una inflamación o un desgarro, la imagen puede distorsionarse o perderse. Los antecedentes familiares de enfermedades de la retina, la mala alimentación, el tabaquismo, las lesiones o enfermedades oculares previas y los problemas de salud como la hipertensión arterial, el colesterol alto y la diabetes pueden aumentar las probabilidades de sufrir problemas como el edema macular y el desprendimiento de retina.

13. Puedes tener esclerosis múltiple

Las señales que van del ojo al cerebro tienen más dificultades para viajar a través de un nervio óptico inflamado o dañado. Los médicos no saben con certeza cuál es la causa de la neuritis óptica. Pero aproximadamente la mitad de las personas que padecen esta enfermedad desarrollarán esclerosis múltiple en un plazo de 15 años. Los problemas de visión o el dolor al mover los ojos suelen ser el primer síntoma de la EM.

14. Hay problemas con el embarazo

La visión borrosa junto con los dolores de cabeza, la falta de aliento o las ganas de vomitar pueden indicar una complicación grave llamada preeclampsia. Se produce cuando los vasos sanguíneos de la placenta son demasiado estrechos y no funcionan correctamente. (El primer síntoma suele ser el aumento de la tensión arterial a partir de la semana 20.) Acude a tu médico de inmediato. Si no se trata, puede causar problemas mortales. Los medicamentos y el reposo hasta el parto pueden ayudar.

¿Le ha gustado el artículo sobre las posibles causas de una visión borrosa? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

14 Posibles causas por las que puedes tener una visión borrosa

Fotografía: Canva



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Te ha gustado?

¡Síguenos en Facebook!



Síguenos en Pinterest

¡Somos más de 7.000!
Saludista

Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!