9 maneras sencillas de tener un sistema inmunologico fuerte

9 maneras sencillas de tener un sistema inmunologico fuerte

Sistema inmunologico fuerte: introducción

A medida que el clima cambia, la gente tiende a enfermarse más a menudo. Muchas personas se vacunan contra la gripe y toman precauciones artificiales para no enfermarse. Sin embargo, no siempre tienes que depender de cosas externas a ti.

No estás completamente indefenso ante las duras condiciones que traen consigo los resfriados y la gripe. Los siguientes consejos te ayudarán a reforzar el sistema inmunológico. Utiliza estas medidas para prevenir y combatir el resfriado común, la gripe y las alergias de forma natural.




9 FORMAS NATURALES DE TENER UN SISTEMA INMUNOLÓGICO FUERTE Y ELIMINAR LAS ENFERMEDADES:

9 maneras sencillas de tener un sistema inmunologico fuerte

1. SEGUIR UNA DIETA SALUDABLE

llevar una dieta equilibrada con carbohidratos adecuados, proteínas y grasas saludables mantiene el sistema inmunológico funcionando bien y ayuda a evitar las enfermedades.




Como dijo Hipócrates: «Que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu comida«. Muchas personas dependen de medicamentos para mantenerse saludables durante los meses de invierno, pero llevar una dieta rica en fibra y alimentos integrales puede ser mucho más eficaz para prevenir enfermedades.

Según el Dr. Mercola: «la mayoría de las personas, incluyendo muchos médicos, no se dan cuenta de que el 80 por ciento de su sistema inmunológico está localizado en su sistema digestivo, lo que hace que un intestino sano sea un punto importante si se quiere mantener una salud óptima«.

Recuerda, un sistema inmunológico robusto es su sistema de defensa número uno contra TODAS las enfermedades». Al comer sano, puedes desechar los antibióticos y estimular tu sistema inmunológico de forma natural.

2. DESCANSA LO SUFICIENTE

El cuerpo es una máquina increíble que te ayuda a lograr metas, digerir tu comida y hacer tu trabajo cada día. Con todo lo que el cuerpo hace por ti, necesita tiempo para rejuvenecer y descansar para prepararse para el día siguiente.




Tus células se reparan y regeneran durante el sueño, por lo que dormir al menos siete horas por noche es vital para mantener tu sistema inmunológico sano.

Dormir adecuadamente ayuda al sistema inmunológico a combatir las enfermedades porque el cuerpo produce hormonas mientras duerme, como melatonina, serotonina, hormonas del crecimiento y prolactina, todas las cuales el cuerpo necesita en cantidades suficientes para funcionar correctamente.

El sueño cura, así que asegúrate de que estás recibiendo suficiente cada noche para tener un sistema inmunológico fuerte y saludable.

3. EJERCICIO

El ejercicio proporciona un montón de beneficios, como la regulación de las hormonas, el equilibrio de la química cerebral, el control del apetito y promover un mejor sueño nocturno, pero ¿sabías que también puede ayudar a combatir los resfriados?

Los estudios demuestran que hacer ejercicio al menos treinta minutos al día durante cinco días a la semana puede estimular enormemente el sistema inmunológico y mantener a raya los resfriados. Si hace demasiado frío para hacer ejercicio al aire libre, puedes hacer ejercicios en casa o ir a un gimnasio cercano.

Al principio, hacer ejercicio puede parecer una tarea, pero mantenerse activo puede ayudar a prevenir los resfriados y los casos de gripe y a que te sientas bien durante los meses más fríos del año.

4. OBTENER MUCHA VITAMINA C

La vitamina C ayuda a prevenir los resfriados y las alergias, y ayuda a tu cuerpo a curarse si ya está resfriado.

La vitamina C ayuda a reparar y regenerar los tejidos, ayuda a mantener un sistema inmunológico fuerte y saludable y actúa como antioxidante natural. La mejor manera de incorporar la vitamina C a tu dieta es comiendo muchas naranjas, tomates, pimientos rojos y verdes, melón, brócoli y col roja. Tan sólo con beber una taza de 200 ml de zumo de naranja al día puede ayudar a estimular enormemente el sistema inmunológico y a combatir el resfriado común.

5. BEBER AGUA, AGUA Y MÁS AGUA

La mayoría de la gente no bebe suficiente agua cada día, lo que puede ser perjudicial para mantener una buena salud.

Los médicos recomiendan beber al menos ocho vasos de 200ml al día para la mayoría de los adultos, porque el agua ayuda a tu cuerpo a realizar muchas funciones necesarias, incluyendo la limpieza de toxinas, el suministro de oxígeno a la sangre, la circulación de glóbulos blancos y nutrientes a los tejidos del cuerpo, la ayuda en la digestión y el mantenimiento de la química cerebral equilibrada.

Dado que nuestros cuerpos están compuestos de entre 50 y 75% de agua, necesitamos mantenernos hidratados para que todas las funciones de nuestro cuerpo funcionen de manera óptima.

Remedios naturales para resfriados y gripes:

6. BEBER TÉ DE HIERBAS

Una de las formas más comunes de tratar el resfriado común y la gripe es beber té de hierbas caliente. El calor es calmante para el dolor de garganta, y las hierbas del té pueden ayudar a tu cuerpo a deshacerse del virus más rápido.

Las hierbas y raíces más efectivas para combatir los resfriados y los toques de gripe son el tomillo, la raíz de regaliz, la raíz de equinácea, la baya de saúco y la hierba de San Juan. Cuando busques una infusión de hierbas, intenta encontrar alguna que incluya estas hierbas, o toma un suplemento aparte si lo necesitas.

7. ACEITE DE OREGANO

El orégano contiene una gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales como las vitaminas A, C, E y K, así como fibra, folato, hierro, calcio, potasio, magnesio y vitamina B6.

El orégano proporciona muchos beneficios al cuerpo, como antioxidantes para apoyar un sistema inmunológico fuerte y saludable, propiedades antiinflamatorias, y es útil para el tratamiento de infecciones de las vías respiratorias superiores.

Para usar el aceite, simplemente pon un par de gotas en una olla de agua hirviendo e inhala el vapor, o pon unas gotas en un vaso de agua de 200 ml. Sin embargo, hazlo sólo una vez al día, ya que es muy fuerte. Importante: a las mujeres embarazadas se les aconseja no usar aceite de orégano.

8. VINAGRE DE SIDRA DE MANZANA

Beber una cucharada de vinagre de sidra de manzana cada día ayuda a crear un ambiente alcalino en el cuerpo, lo que mantiene el sistema inmunológico fuerte, funcionando correctamente y permite que el cuerpo combata los resfriados más fácilmente.

Si el vinagre es demasiado fuerte por sí mismo, añádelo a un vaso de agua o infusión. Puedes usarlo como una práctica preventiva. O bien, usarlo a la primera señal de enfermedad y repetirlo hasta que los síntomas disminuyan.

9. COMER ALIMENTOS RICOS EN ZINC

Por último, el zinc desempeña un papel importante en la salud del sistema inmunológico y en la restauración y reparación de las células.

Muchas personas tienen una deficiencia de este mineral vital, pero se puede obtener fácilmente a través de ciertos alimentos. Las legumbres, las judías verdes, las coles de Bruselas, el maíz, las bayas y los dátiles contienen una buena cantidad de zinc por ración. Y, la fibra añadida es beneficiosa para mantener la salud también.

El zinc bloquea el acceso de los virus a nuestras células. Además, mantiene el sistema inmunológico equilibrado. También puedes tomar una tableta de zinc para obtener la cantidad necesaria en tu dieta.

TU TURNO… ¿TIENES ALGÚN REFUERZO PARA TENER UN SISTEMA INMUNOLÓGICO FUERTE?

¿Tienes más consejos para prevenir la gripe o el resfriado común o formas naturales de estimular tu sistema inmunológico? ¡Nos encantaría que lo añadieras en la discusión de abajo!

¿Le ha gustado el artículo sobre cómo tener un sistema inmunologico fuerte? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

9 maneras sencillas de tener un sistema inmunologico fuerte

Fotografía: Jannis Brandt



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!