1 de cada 3 tiene problemas neurológicos y psiquiátricos después de la COVID-19

1 de cada 3 tiene problemas neurológicos y psiquiátricos después de la COVID-19

Los médicos están viendo estos casos en todo el mundo: Alrededor de un tercio de los pacientes con COVID-19 desarrollan afecciones neurológicas o psiquiátricas «de larga duración» meses después de haber sido infectados, según muestra una nueva investigación.

Los resultados sugieren una relación entre el COVID-19 y un mayor riesgo de padecer posteriormente trastornos mentales y neurológicos, informan los investigadores.




El nuevo análisis de los datos de más de 236.000 supervivientes de COVID-19 se centró en 14 trastornos neurológicos y de salud mental. Se descubrió que el 34% de los pacientes fueron diagnosticados con dichos trastornos en los seis meses posteriores a la infección por el nuevo coronavirus.

En general, estos trastornos iban desde trastornos de ansiedad hasta trastornos por abuso de sustancias, insomnio, hemorragias cerebrales, accidentes cerebrovasculares y (mucho más raramente) demencia.

Para el 13% de esos pacientes, era su primer diagnóstico de este tipo.




«Lamentablemente, muchos de los trastornos identificados en este estudio tienden a ser crónicos o recurrentes, por lo que podemos anticipar que el impacto de COVID-19 podría estar con nosotros durante muchos años«, escribió Jonathan Rogers, del University College de Londres, en un editorial que acompaña al nuevo estudio. Ambos fueron publicados el 6 de abril en The Lancet Psychiatry.

Un experto estadounidense que no participó en el estudio se mostró de acuerdo.

«Habrá que asignar servicios y recursos para esta atención«, dijo el Dr. Andrew Rogove, director médico de los servicios de accidentes cerebrovasculares del Hospital Universitario South Shore en Bay Shore, Nueva York.

El nuevo estudio fue dirigido por Paul Harrison, de la Universidad de Oxford (Inglaterra). Su equipo examinó las historias clínicas electrónicas para hacer un seguimiento de los resultados de 236.379 pacientes de COVID-19, la mayoría de ellos procedentes de Estados Unidos.




Alrededor de un tercio de ellos sufrió algún tipo de problema neurológico o mental en los seis meses siguientes a la infección por coronavirus. La ansiedad (17%), los trastornos del estado de ánimo (14%), los trastornos por abuso de sustancias (7%) y el insomnio (5%) fueron los trastornos más comúnmente diagnosticados, dijo el equipo.

1 de cada 3 tiene problemas neurológicos y psiquiátricos después de la COVID-19

Las tasas globales de problemas neurológicos fueron mucho más bajas, incluyendo un 0,6% de hemorragia cerebral, un 2,1% de ictus isquémico y un 0,7% de demencia.

Las afecciones neurológicas fueron más frecuentes en los pacientes que habían estado gravemente enfermos con COVID-19.

Por ejemplo, entre los pacientes ingresados en cuidados intensivos, el 7% tuvo un ictus y casi el 2% fue diagnosticado de demencia, informó el grupo de Harrison.

Los diagnósticos neurológicos y de salud mental fueron más frecuentes en los pacientes con COVID-19 que en los pacientes con gripe o infecciones de las vías respiratorias durante el mismo periodo de tiempo. Esto sugiere que la COVID-19 tiene un impacto que es único entre las infecciones virales, dijeron los autores del estudio.

«Estos son datos del mundo real de un gran número de pacientes. Confirman las elevadas tasas de diagnósticos psiquiátricos después de COVID-19 y muestran que también se producen trastornos graves que afectan al sistema nervioso [como el ictus y la demencia]«, señaló Harrison en un comunicado de prensa de la revista. «Aunque estos últimos son mucho más raros, son significativos, especialmente en aquellos que tuvieron COVID-19 grave«.

Todavía no está claro cómo afecta la COVID-19 al cerebro. «Ahora tenemos que ver qué ocurre más allá de los seis meses. El estudio no puede revelar los mecanismos implicados, pero sí apunta a la necesidad de una investigación urgente para identificarlos, con vistas a prevenirlos o tratarlos«, afirma en el comunicado el coautor del estudio, Max Taquet, de la Universidad de Oxford.

Según Rogove, el estudio pone de manifiesto un «mayor riesgo de enfermedad neurológica y de diagnóstico en las personas infectadas por COVID-19, con un riesgo aún mayor en los pacientes hospitalizados y gravemente enfermos infectados por COVID-19«.

Todo esto significa que «habrá una gran necesidad de más atención neurológica tras la infección por COVID«, añadió Rogove.

Brittany LeMonda es neuropsicóloga senior del Hospital Lenox Hill de Nueva York. Al leer los resultados, teorizó que «el virus puede ‘desenmascarar’ o acelerar la presentación de ciertas condiciones psiquiátricas y neurológicas subyacentes«.

En otras palabras, «es posible… que un individuo tenga factores de riesgo subyacentes que le predispongan a desarrollar estas afecciones y que el virus estrese el sistema lo suficiente como para que estos síntomas se vuelvan clínicamente significativos«, dijo LeMonda.

¿Le ha gustado el artículo sobre los problemas neurológicos y psiquiátricos después de la COVID-19? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

1 de cada 3 tiene problemas neurológicos y psiquiátricos después de la COVID-19

Fotografía: Canva

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!