17 causas de la incontinencia urinaria

17 causas de la incontinencia urinaria

Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria consiste en la pérdida involuntaria de orina. El afectado tiene una necesidad imperiosa y repentina de orinar, pero es incapaz de retener la orina. ¿Pero cuáles son las posibles causas de la incontinencia urinaria?

1. Bebes demasiada agua

No se trata sólo de H2O puro. Obtienes un 20-30% de agua de los alimentos, y más de otras bebidas. Puede parecer obvio, pero un exceso de agua te hará orinar más. Eso podría reducir la sal en tu sangre a niveles poco saludables. Sigue la regla de «Ricitos de Oro»: Bebe lo suficiente para que tu orina sea clara o de color amarillo claro, pero no tanto como para pasarte todo el día en el baño.




2. Infección del tracto urinario

Es la causa más común de las micciones frecuentes. Las bacterias infectan los riñones, la vejiga o los conductos que los conectan entre sí y con el mundo exterior. La vejiga se hincha y no puede retener tanta orina, que puede ser turbia, con sangre o con un olor extraño. También puede tener fiebre, escalofríos, náuseas y dolor en el costado o en el bajo vientre. El médico probablemente le recetará antibióticos para eliminar la infección.

3. Diabetes (Mellitus)

Tanto el tipo 1 como el tipo 2 elevan el nivel de azúcar en la sangre. Los riñones intentan filtrarla, pero no siempre pueden hacerlo. Así que el azúcar acaba en la orina. Esto extrae más agua de tu cuerpo y te hace orinar más. Las ganas frecuentes de orinar son uno de los primeros y más comunes signos de la diabetes. Consulta a tu médico si de repente empiezas a orinar más de lo habitual.

4. Diabetes insípida

Se trata de una afección diferente a la diabetes de tipo 1 o 2. En este caso, el cuerpo no puede utilizar o no produce suficiente vasopresina, una hormona que normalmente indica a los riñones que liberen agua en la sangre cuando la necesita. Puedes sentirte cansado, con náuseas, confuso y con mucha, mucha sed. También puede orinar hasta 15 litros al día, es decir, cinco veces más de lo normal. Tu médico puede ayudarte a controlarlo con medicación.




17 causas de la incontinencia urinaria

5. Diuréticos

Estos medicamentos tratan la hipertensión arterial y los problemas hepáticos y renales. Hacen que los riñones liberen más sal (sodio) en la orina, lo que hace que orine más. Esto puede hacer que pierdas demasiado sodio y potasio, lo que podría ser malo para tu salud. Puedes sentir mareos, dolores y náuseas. Habla con tu médico antes de dejar de tomar el medicamento o de cambiar la dosis.

6. Síndrome de la vejiga dolorosa

Es posible que sientas que tienes que ir al baño todo el tiempo, pero que después compruebas que no sale mucho. También puedes tener dolor en la parte baja del vientre que empeora cuando orinas o tienes relaciones sexuales. Parece que ocurre cuando el tejido de la vejiga se hincha y es muy sensible. No siempre está claro cuál es la causa. Puedes tratar esta afección, que también se llama cistitis intersticial, con dieta y ejercicio, medicamentos, cirugía y fisioterapia.

7. Cálculos renales

Los minerales y las sales pueden formar pequeñas piedras en el riñón. Sueles tener la sensación de tener que ir al baño a menudo, pero no haces mucho pis. También puede tener náuseas, fiebre, escalofríos y un fuerte dolor en el costado y la espalda que se ramifica hasta la ingle en oleadas.




El sobrepeso, la deshidratación, las dietas hiperproteicas y los antecedentes familiares aumentan la probabilidad de padecerlos. Los cálculos pueden salir por sí solos o puede ser necesario operarlos.

8. Embarazo

A medida que el bebé crece en el vientre, ocupa más espacio y presiona la vejiga, lo que hace que quieras ir antes. Pero incluso antes de eso, cuando tu bebé era un embrión implantado en tu útero, provoca que tu cuerpo produzca una hormona del embarazo llamada gonadotropina coriónica humana que te hace orinar más. Habla con tu médico si te duele al orinar o ves sangre en la orina.

9. Infarto

A veces daña los nervios que controlan la vejiga. Es posible que quieras ir más a menudo, pero que no orines mucho. O puede que orines mucho. El Parkinson, la esclerosis múltiple y otras enfermedades cerebrales pueden tener efectos similares. Tu médico puede ayudarte a cambiar tu dieta y tus hábitos de baño para reducir los síntomas. En los casos graves, puede ser necesaria la medicación o la intervención quirúrgica.

10. Vaginitis

Es cuando la vagina se infecta e inflama a causa de hongos, bacterias, virus, medicamentos o cambios hormonales. También puede ocurrir por productos químicos en cremas, sprays o ropa. Es posible que te pique o te arda al orinar, y que te duela durante las relaciones sexuales. También puedes notar una secreción y un olor, y sentir que tienes que orinar más a menudo.

11. Demasiado alcohol o cafeína

Pueden actuar como diuréticos y eliminar más agua. También frenan la producción de vasopresina, una hormona que normalmente indica a los riñones que liberen más agua en lugar de enviarla directamente a la vejiga. Es una buena idea beber agua a sorbos junto con tu cóctel, cerveza o vino. Aunque los efectos de la cafeína pueden ser graves, se necesita mucho más café para tener el mismo efecto que el alcohol.

12. Pelvis débil

Es la zona del bajo vientre. Cuando los músculos se estiran y debilitan, lo que puede ocurrir en el embarazo y el parto, la vejiga puede salirse de su posición. O la uretra, el conducto por el que se orina, puede estirarse. Ambas cosas pueden provocar pérdidas de orina.

13. Menopausia

Es cuando una mujer deja de tener la regla, alrededor de los 50 años. El cuerpo produce menos cantidad de la hormona estrógeno, y eso puede hacer que tengas más ganas de orinar. Tu médico podría ayudarte con una terapia de sustitución hormonal, cambios en la dieta y otros tratamientos.

14. Tumor

Tanto los tumores cancerosos como los benignos pueden hacer que orines más porque ocupan más espacio en la vejiga o alrededor de ella. La sangre en la orina es el signo más importante si se trata de un cáncer. Consulta a tu médico si ves sangre, nota un bulto en el bajo vientre o notas que te duele al orinar.

15. Próstata

Los hombres tienen una glándula del tamaño de una nuez, la próstata, que puede aumentar de tamaño a partir de los 25 años. El agrandamiento de la próstata puede hacer que el chorro de orina sea débil e irregular. Puede sentir que tiene que ir más veces, a veces con urgencia. En raras ocasiones, esto puede ser un signo de enfermedades más graves, como el cáncer. Tu médico puede ayudarte a descartar otras causas y a tratar tu próstata agrandada.

16. Estreñimiento

Si llevas tiempo sin hacer deposiciones (estreñimiento), el intestino puede llenarse tanto que presiona la vejiga y te haga sentir que tienes que orinar más a menudo o con mucha urgencia. El estreñimiento puede agravar el problema al debilitar los músculos del suelo pélvico, que ayudan a controlar el intestino y la vejiga. Habla con tu médico o farmacéutico sobre cómo recuperar la regularidad.

17. Apnea del sueño

El sueño profundo hace que el cuerpo produzca una hormona (ADH) que le dice al cuerpo que retenga agua hasta que se despierte. La apnea del sueño interrumpe la respiración durante breves períodos. Esto impide que tu cuerpo llegue a la fase en la que produce la ADH. Además, la sangre no recibe tanto oxígeno, lo que hace que los riñones se deshagan del agua.

¿Le ha gustado el artículo sobre las posibles causas de la incontinencia urinaria? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

17 causas de la incontinencia urinaria




El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!