¿Soy una persona tóxica? 7 comportamientos tóxicos que puedes tener

¿Soy una persona tóxica? 7 comportamientos tóxicos que puedes tener

¿Soy una persona tóxica?

A menudo oigo a la gente señalar el comportamiento de otra persona como «tóxico», pero creo que nunca he oído a nadie decir: «Mi comportamiento es tóxico«. En realidad, sin embargo, la mayoría de nosotros exhibimos algunos comportamientos tóxicos en algún momento de nuestras vidas.

¿Qué hace que un comportamiento sea «tóxico»

No todos los comportamientos que molestan a otra persona son igualmente dañinos. Algunos daños son fáciles de eliminar. Por ejemplo, tú y tu pareja podéis decir cosas injustas durante una discusión acalorada, pero se perdonan rápidamente y no hay ningún daño a largo plazo para la otra persona o la relación.

PUBLICIDAD






Otros comportamientos conducen a heridas más profundas y a efectos más duraderos. El abuso emocional, por ejemplo, puede dañar no sólo el núcleo de la relación, sino que también puede hacer que una persona tenga que luchar durante mucho tiempo en la vida. Como tal, el comportamiento tóxico es cualquier cosa que envenena una relación y podría limitar el crecimiento de la otra persona.

¿Soy una persona tóxica? 7 comportamientos tóxicos que puedes tener

Tipos comunes de comportamiento tóxico

El comportamiento tóxico puede ser muy difícil de reconocer en nosotros mismos. De hecho, podemos actuar estos comportamientos durante la mayor parte de nuestra vida adulta y nunca nos damos cuenta de cómo estamos hiriendo a los que nos rodean, y a nosotros mismos también.

PUBLICIDAD






Aquí están los comportamientos tóxicos no reconocidos que aparecen más a menudo en mis sesiones de terapia:

1. Minimizar el dolor de alguien

En lugar de estar con una persona en su momento de dolor, lo pasas por alto. Los ejemplos incluyen ofrecer tópicos vacíos como: «todo pasa por una razón«, o, «esto también pasará«. Probablemente sin quererlo, invalidas el sufrimiento de la otra persona.

Qué hacer: Permitir que la experiencia de la otra persona sea lo que es, sin tratar de descartar su dolor. Trabaja para usar la verdadera empatía, mientras te esfuerzas por entender su perspectiva. Puede haber un momento para enseñarle una lección de vida; pero por ahora, ofrece tu amor y cuidado en su lugar, lo que valida su experiencia.

2. Criticando constantemente

Este patrón es especialmente común entre los padres de hijos adultos. No importa lo que la otra persona haga, encuentras fallos en ello – la crianza de sus hijos es demasiado permisiva; su ropa no está del todo bien; su casa necesita ser limpiada. Puedes pensar que estás siendo útil, pero la persona que lo recibe lo encuentra desalentador.

PUBLICIDAD






Qué hacer: Antes de ofrecer tu opinión u orientación, piensa cuidadosamente en cómo es probable que sea recibida. Recuerda, por ejemplo, que las críticas sobre la crianza de los hijos casi nunca son bienvenidas. También puede observar más de cerca qué es lo que está impulsando el patrón de críticas y discutir con el destinatario cómo pretendes cambiar tu comportamiento.

3. Expresar la ira indirectamente

El conflicto es incómodo, y por eso terminas expresando tu irritación con alguien indirectamente, lo que a menudo se denomina comportamiento «pasivo-agresivo«. Por ejemplo, puedes hacer un chiste sobre la apariencia de la persona que en realidad es una crítica apenas velada; expresarlo con humor hace que la otra persona parezca poco razonable si se enfada por ello. O tal vez no estés contento con que te pidan hacer algo para que aparezcas tarde o hagas un trabajo a medias. Estos comportamientos son especialmente dañinos porque están parcialmente ocultos, lo que hace difícil discutirlos y trabajar sobre ellos.

Qué hacer: Sé honesto contigo mismo sobre los sentimientos que tienes que conducen al comportamiento. Si no estás satisfecho con algo y vale la pena abordarlo, busca un momento y una forma de hacerlo de forma directa y honesta.

4. Evitando la verdadera intimidad

Establece conexiones emocionales con los demás, pero encuentra maneras de asegurarte de que no le afecta a tu relación. Tal vez te retiras emocionalmente, empiezas una discusión, haces bromas todo el tiempo, o encuentras razones para pasar menos tiempo juntos. En el proceso dejas a la persona sintiéndose desconectada y confundida.

Qué hacer: Observa de cerca tus patrones en las relaciones. Busca información sobre el «estilo de apego«, que es como tendemos a conectar con otras personas. También puedes abordar este tema en terapia.

5. Estar ausente en un momento de necesidad

No proporcionas el apoyo cercano que alguien cercano a ti necesita durante un momento difícil. Puede que al principio le brindes apoyo y te comprometas a estar ahí para ellos, pero luego no te involucras por una razón u otra.

Qué hacer: Piensa en las personas cercanas a ti y que están pasando por un momento difícil. Pregúntales qué necesitan de ti. Pon recordatorios en tu calendario para consultarlos regularmente. Y recuerda, es mucho mejor apoyar a alguien de manera imperfecta que estar ausente, incluso si no sabes «lo que hay que decir«.

6. Esconder tus problemas

No compartes con las personas más cercanas a ti un problema importante que tengas, como un problema financiero, problemas en el trabajo o una adicción. Puedes decirte a ti mismo que estás protegiendo a la(s) otra(s) persona(s), o que les harás saber tan pronto como «resuelvas las cosas«. En realidad, la otra persona experimenta tu comportamiento reservado como una falta de honestidad, lo cual es tóxico para las relaciones.

Qué hacer: Compartir más abiertamente con la gente que necesita saberlo. Esto probablemente será doloroso al principio, pero te evitará a ti y a otros el dolor a largo plazo. También es probable que lleve a más apoyo del que de otra forma hubieras tenido, y quizás a una solución en la que no habías pensado.

7. Estar constantemente distraído

Este comportamiento puede ser especialmente difícil de identificar como tóxico porque es muy pasivo. No hay un conflicto abierto con la otra persona, sólo estás preocupado por otras cosas todo el tiempo, con poca atención para dedicar a los que te rodean. En estos días la distracción a menudo viene de estar en nuestros teléfonos, ya que cualquier notificación que estamos atendiendo nos aleja de nuestras relaciones de la vida real.

Qué hacer: Apartar momentos en los que puedas dedicar toda tu atención a las personas importantes en tu vida. Designa zonas sin pantallas, como la mesa de la cena, donde puedas mirar a las personas que tienes delante. Considera también la posibilidad de tomar un curso de entrenamiento de atención, que consiste en estar presente y centrado en lo que es más importante para nosotros.

Si te reconoces en cualquiera de estos comportamientos tóxicos, ten confianza. Nadie es perfecto, y el hecho de que seas capaz de ver tus defectos en una buena señal: Significa que puedes hacerlo mejor.

De hecho, el deseo de hacerlo mejor es una distinción clave entre tener episodios de comportamiento tóxico y ser una persona tóxica. A través de alguna combinación de personalidad e historia personal, el comportamiento tóxico de algunas personas es tan generalizado que su simple presencia parece venenosa para la mayoría de la gente. Afortunadamente encontramos relativamente pocas personas así en nuestras vidas.

Se necesita honestidad para reconocer sus defectos y llamarlos por su nombre. Mientras trabajas para cambiar tu comportamiento, ten cuidado de no llenarte de abusos emocionales (como llamarte a ti mismo una «persona terrible» por ser tóxico a veces). Mientras practicas la amabilidad hacia los demás, recuerda guardar algo para ti.

¿Le ha gustado el artículo sobre si soy una persona tóxica? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

¿Soy una persona tóxica? 7 comportamientos tóxicos que puedes tener

Fotografía: OSPAN ALI



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!