Así puede afectar el COVID-19 a tu cuerpo

Así puede afectar el COVID-19 a tu cuerpo

Qué puede hacer COVID-19

Los médicos continúan aprendiendo sobre los efectos a corto y largo plazo de COVID-19 en tu cuerpo. Para algunas personas, comienza con los síntomas básicos de la gripe. Pero con el tiempo podría afectar a los pulmones, el hígado, los riñones e incluso el cerebro.

Cómo se propaga

Por lo general, el virus entra en contacto contigo cuando una persona infectada cercana envía gotas al aire al toser, estornudar o hablar. Se propaga fácilmente entre las personas que se encuentran a menos de dos metros de distancia.




Una persona infectada puede propagar estas gotitas, incluso si no se siente enferma. El virus puede infectarte después de tocar un objeto, como el pomo de una puerta, que tenga el virus. Pero esto no es tan frecuente.

Infección de las vías respiratorias superiores

Una vez que el virus entra en el cuerpo, suele instalarse en las células que recubren la nariz, la cavidad sinusal y la garganta. Para la mayoría de las personas, es aquí donde se queda.

Los síntomas suelen seguir, pero es posible que no sientas nada hasta dos semanas después, ya que el virus empieza a invadir las células sanas y a reproducirse. Mientras tanto puedes transmitirlo a otras personas aunque no muestres ningún síntoma.




Otros síntomas comunes

Los primeros síntomas que suelen aparecer son fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta y tos seca. Pero lo que sentirás puede variar mucho en esta primera etapa. También puedes tener:

  • Dificultad para respirar
  • Escalofríos, fiebre, dolores corporales
  • Pérdida del sentido del olfato o del gusto
  • Cansancio inusual
  • Nariz congestionada o que gotea
  • Náuseas o diarrea
Infección de las vías respiratorias bajas

Si tu sistema inmunitario no puede dominar el COVID-19 durante la primera semana aproximadamente, el virus puede bajar a los pulmones.

Allí, ataca las células que los recubren. El líquido y la mucosidad se acumulan y dificultan la llegada de oxígeno a la sangre. Se hace difícil respirar. Esto es la neumonía. La mayoría de la gente se recupera en una o dos semanas, pero puede tardar más.

Así puede afectar el COVID-19 a tu cuerpo




SDRA

En el síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), tu neumonía COVID-19 empeora rápidamente y la respuesta de tu cuerpo puede dañar más tus pulmones.

Los diminutos y delicados sacos de aire (llamados alvéolos) que transfieren el oxígeno a la sangre empiezan a llenarse de mugre. Las radiografías y las tomografías computarizadas pueden mostrar que grandes partes del pulmón no reciben nada de aire. Los niveles de oxígeno en la sangre son peligrosamente bajos y probablemente necesitarás un ventilador para ayudarte a respirar.

Problemas del sistema inmunitario

Muchos médicos creen que una respuesta inmunitaria exagerada causa muchas de las consecuencias más graves de la COVID-19.

Los niveles de agentes químicos de señalización llamados citoquinas son tan altos que las células inmunitarias empiezan a atacar los tejidos sanos. Los médicos podrían llamar a esto una tormenta de citoquinas.

Puede conducir a cosas como presión arterial baja, insuficiencia de órganos y daño a los vasos sanguíneos.

Problemas cardíacos

Los médicos han observado una serie de problemas cardíacos en personas con COVID-19, especialmente en aquellos que están gravemente enfermos. Estos incluyen:

  • Arritmia. Un corazón saltón o acelerado.
  • Cardiomiopatía. El corazón se debilita por el engrosamiento y la rigidez del tejido cardíaco.
  • Lesión cardíaca aguda. Tu cuerpo libera niveles elevados de una proteína llamada troponina. Esto ocurre normalmente cuando el corazón está dañado.
  • Choque. Cuando tu corazón no puede bombear suficiente sangre para su cuerpo.
Problemas con los vasos sanguíneos

El COVID-19 parece ser capaz de atacar las células que recubren los vasos sanguíneos. Aparte de los problemas cardíacos, también puede causar coágulos de sangre que conducen a un accidente cerebrovascular o una embolia pulmonar.

Las personas que están gravemente enfermas de COVID-19 suelen tener mucha más cantidad de una sustancia que los médicos llaman «dímero D» en la sangre. Eso indica que hay más coágulos de sangre.

Problemas relacionados con el cerebro

COVID-19 parece causar también problemas en el sistema nervioso, incluyendo convulsiones. Pueden deberse a una hinchazón en el cerebro o a una inflamación de su sistema nervioso central. Otros síntomas que podrían estar relacionados con el cerebro incluyen:

  • Pérdida de conciencia.
  • Pérdida del sentido del olfato.
  • Apoplejía.
Problemas de hígado

Hasta la mitad de las personas hospitalizadas por COVID-19 tienen niveles de enzimas en la sangre que indican daño hepático. Puede que no sea el propio virus el que lo cause. Los medicamentos o un sistema inmunitario sobrecargado también pueden causarlo.

Problemas oculares

Alrededor de un tercio de las personas hospitalizadas por COVID-19 padecen conjuntivitis. Se produce cuando un virus, una bacteria o un alérgeno irritan el tejido que cubre el ojo y el interior de los párpados.

Daño renal

Esto es común en las personas que están gravemente enfermas de COVID. La medicación, el mal funcionamiento del sistema inmunitario, la presión arterial baja y las afecciones que tenías antes de contraer el virus pueden contribuir a ello.

¿No hay síntomas?

Algunos estudios muestran que hasta el 40% de las personas con COVID-19 son «asintomáticas». Eso significa que no se sienten enfermos ni tienen síntomas. Pero el virus puede seguir afectando a su cuerpo.

Las radiografías y las tomografías computarizadas de algunas personas sin síntomas muestran daños en los pulmones, incluidas las «opacidades en vidrio esmerilado», una lesión pulmonar típica en las personas con COVID-19.

¿Le ha gustado el artículo sobre cómo puede afectar el COVID-19 a su cuerpo? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

Así puede afectar el COVID-19 a tu cuerpo

Fotografía: Canva

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!