Todo sobre el cáncer de colon: causas, síntomas y tratamiento

Todo sobre el cáncer de colon: causas, síntomas y tratamiento

Cáncer de colon: ¿Qué es?

Cuando los médicos detectan esta enfermedad a tiempo, es altamente curable. Se produce cuando crecen células anormales en el revestimiento del intestino grueso (también llamado colon) o del recto. Puede afectar tanto a hombres como a mujeres, y ocupa el segundo lugar en la tasa de mortalidad por cáncer en todo el mundo.

¿Qué son los pólipos?

Son crecimientos en el interior del intestino. La mayoría de ellos son inofensivos, pero algunos pueden convertirse en cáncer de colon si no se extirpan a tiempo. Los dos tipos más comunes de pólipos intestinales son los adenomas y los pólipos hiperplásicos. Se forman cuando hay problemas en la forma en que las células crecen y se reparan en el revestimiento del colon.




Factores de riesgo que no puedes controlar

Hay cosas que no se pueden evitar, como por ejemplo:

  • Edad: la mayoría de las personas que lo padecen son mayores de 50 años.
  • Pólipos o enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Antecedentes familiares de cáncer de colon o pólipos de colon precancerosos.
Factores de riesgo que puedes controlar

Intenta evitar estas cosas que pueden aumentar las probabilidades de contraer la enfermedad:

  • Comer muchas carnes rojas o procesadas, o aquellas cocinadas a altas temperaturas.
  • Obesidad (tener demasiada grasa alrededor de la cintura).
  • No hacer suficiente ejercicio.
  • Fumar.
  • Consumo excesivo de alcohol.
¿Cuáles son los síntomas?

El cáncer de colon no presenta signos de advertencia tempranos, por lo que es importante someterse a una revisión. Si se detecta pronto, es más curable.




A medida que la enfermedad empeora, es posible que veas sangre en las heces o tengas dolor en el vientre, problemas relacionados con la frecuencia de ir al baño, como estreñimiento o diarrea, pérdida de peso inexplicable o fatiga. Para cuando aparecen estos síntomas, los tumores suelen ser más grandes y difíciles de tratar.

Todo sobre el cáncer de colon: causas, síntomas y tratamiento

Pruebas que detectan el cáncer de colon

Las pruebas de cribado son fundamentales para un diagnóstico precoz. En muchos países del mundo se recomienda que la mayoría de las personas se sometan a una colonoscopia cada 10 años a partir de los 45 años.

Esta prueba utiliza un tubo con una cámara diminuta para observar todo el colon y el recto. Puede ayudar a prevenir el cáncer de colon detectando los tumores a tiempo. Si durante el examinado se detectaran pólipos, el médico procedería a extirparlos.




Colonoscopia virtual

Utiliza una tomografía computarizada para mostrar un modelo tridimensional de su colon. La prueba puede mostrar pólipos u otros problemas sin necesidad de colocar una cámara dentro de su cuerpo.

Las principales desventajas son que la prueba puede pasar por alto pólipos pequeños y que, si el médico encuentra alguno, seguirá necesitando una colonoscopia real. El médico puede sugerirle una colonoscopia virtual una vez cada 5 años.

Sigmoidoscopia flexible

Tu médico puede recomendarte esta prueba en lugar de una colonoscopia. Utilizarán un tubo delgado para observar el interior del recto y la parte inferior del colon. El tubo tiene una luz y una cámara, y muestra los pólipos y el cáncer. Si tu médico dice que esta es la prueba adecuada para ti, deberás hacértela cada 5 años.

Análisis de sangre fecal

La prueba de sangre oculta en heces y la prueba inmunoquímica fecal pueden mostrar si tiene sangre en las heces, lo que puede ser un signo de cáncer. Dependiendo del tipo de prueba, entregarás hasta tres pequeñas muestras de tus heces al médico para que las estudie.

Los médicos suelen recomendar estas pruebas cada año. Si tus muestras muestran signos de sangre, es posible que necesites una colonoscopia.

Una opción casera: Prueba de ADN

Una nueva prueba llamada Cologuard busca sangre o ADN sospechoso en su muestra de heces. La prueba es muy precisa a la hora de detectar el cáncer de colon, pero si lo detecta, deberás seguir con una colonoscopia.

Cologuard no puede sustituir a ese examen. La Sociedad Americana del Cáncer recomienda hacerse una prueba de ADN en heces cada 3 años.

El diagnóstico correcto

Si una prueba muestra un posible tumor, el siguiente paso es una biopsia. Durante la colonoscopia, el médico extrae pólipos y obtiene muestras de tejido de cualquier parte del colon que parezca sospechosa.

Los expertos estudian el tejido bajo el microscopio para ver si es o no canceroso.

Las etapas del cáncer de colon

Los expertos «clasifican» los cánceres que encuentran, un proceso para ver hasta dónde se ha extendido la enfermedad. Los estadios más altos significan que se trata de un caso más grave de cáncer.

El tamaño del tumor no siempre supone una diferencia. La estadificación también ayuda a su médico a decidir el tipo de tratamiento que recibirás.

  • Estadio 0: El cáncer está en el revestimiento más interno del colon o del recto.
  • Estadio I: La enfermedad ha crecido hasta la capa muscular del colon o del recto.
  • Estadio II: El cáncer ha crecido hasta la capa más externa del colon o del recto o la ha atravesado.
  • Estadio III: Se ha extendido a uno o más ganglios linfáticos de la zona.
  • Estadio IV: Se ha extendido a otras partes del cuerpo, como el hígado, los pulmones o los huesos.
Tasas de supervivencia

Las perspectivas de recuperación dependen del estadio del cáncer. Es posible que escuches a tu médico hablar de la «tasa de supervivencia a 5 años».

Esto significa el porcentaje de personas que viven 5 años o más después de ser diagnosticadas. El estadio I tiene una tasa de supervivencia a 5 años del 87% al 92%. Pero recuerda que esas estadísticas no pueden predecir lo que le ocurrirá a todo el mundo.

Hay muchas cosas que pueden afectar a tu perspectiva con el cáncer de colon, así que pregunta a tu médico qué significan esas cifras para ti.

¿Puede ayudar la cirugía?

La cirugía tiene una tasa de curación muy alta en las primeras etapas del cáncer de colon. En todas las fases, excepto en la última, los médicos extirpan los tumores y el tejido circundante. Si son grandes, es posible que el médico tenga que extirpar una parte entera del colon o del recto. Si la enfermedad afecta al hígado, los pulmones u otros órganos, la cirugía probablemente no te curará. Pero puede ayudar a aliviar los síntomas.

Lucha contra el cáncer avanzado

En ocasiones, el cáncer de colon puede curarse incluso si se ha extendido a los ganglios linfáticos (estadio III). El tratamiento suele consistir en cirugía y quimioterapia. La radioterapia es una opción en algunos casos. Si la enfermedad reaparece o se extiende a otros órganos, probablemente será más difícil de curar. Pero la radiación y la quimioterapia pueden aliviar los síntomas y ayudarte a vivir más tiempo.

¿La quimioterapia me hará sentir mal?

Los nuevos fármacos de quimioterapia tienen menos probabilidades de hacerte sentir mal. También hay medicamentos que pueden ayudarte a controlar las náuseas.

Ablación por radiofrecuencia (RFA)

Este tratamiento utiliza un calor intenso para quemar los tumores. Guiado por una tomografía computarizada, el médico introduce un dispositivo similar a una aguja en el tumor y en la zona circundante. El procedimiento puede destruir algunos tumores que no pueden extirparse quirúrgicamente, como los del hígado. La quimioterapia puede funcionar con la ARF.

Prevenir el cáncer de colon con hábitos saludables

Puedes tomar medidas para reducir drásticamente tus probabilidades de contraer la enfermedad. Lleva una dieta nutritiva, haz suficiente ejercicio y controla tu grasa corporal. Estos hábitos previenen muchos casos de cáncer de colon.

Se recomienda una dieta rica en frutas y verduras, ligera en carnes procesadas y rojas, y con cereales integrales en lugar de refinados. Eso te ayudará a mantener un peso saludable.

Prevenir el cáncer con ejercicio

Los adultos que se mantienen activos parecen tener un arma poderosa contra el cáncer de colon. En un estudio, las personas más activas tenían un 24% menos de probabilidades de padecer la enfermedad que las menos activas. No importaba si lo que hacían era trabajar o jugar.

Se recomienda realizar 150 minutos semanales de ejercicio moderado, como caminar a paso ligero, o 75 minutos semanales de ejercicio intenso, como correr. Intenta repartir tu actividad a lo largo de la semana.

¿Le ha gustado el artículo sobre el cáncer de colon? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

Todo sobre el cáncer de colon: causas, síntomas y tratamiento

Fotografía: Canva



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!