5 principios de la excelencia

5 principios de la excelencia

Los principios de la excelencia

La excelencia. ¿Qué es la excelencia? ¿Cómo se consigue la excelencia? ¿Se nace con ella o hay que trabajar para conseguirla?

«La excelencia se puede conseguir si: …te preocupas más de lo que otros piensan que es sabio; …arriesgas más de lo que otros piensan que es seguro; …sueñas más de lo que otros piensan que es práctico; …esperas más de lo que otros piensan que es posible.»
Autor desconocido.




5 principios de la excelencia

AQUÍ CINCO PRINCIPIOS DE EXCELENCIA.

1. Amor incondicional

Amor infinito por el trabajo que haces. Si no amas lo que haces, lo más probable es que nunca llegues a ser excelente en ello. Podrás ser bueno en tu trabajo o en lo que sea que hagas, genial tal vez, pero nunca excelente.




Por eso es tan importante hacer lo que te gusta, usar tus dones y talentos porque entonces y sólo entonces, todo te saldrá naturalmente, y lo que otros podrían ver como trabajo duro, para ti sólo será Amor Infinito.

No tienes que luchar para hacer realidad tus sueños, no tienes que trabajar duro, no tendrás que hacer todo tipo de sacrificios. En el momento en que pongas amor en lo que haces y trabajes con el corazón, nada será visto o sentido como un trabajo duro, para ti.

«Deja que la belleza de lo que amas sea lo que haces«. Rumi

2. Autodisciplina

Puede que tengas un talento o más de uno, y puede que estés muy dotado, pero si no trabajas con tus talentos, si no juegas con ellos, acabarán desperdiciándose. Tienes que aprender a disciplinarte para hacer las cosas que hay que hacer para obtener resultados excelentes.




¿Quieres ser un excelente escritor, cantante, actor, empresario, madre, padre? Pues tienes que aprender a dedicar tu tiempo, concentración y energía a mejorar tus habilidades y talentos.

Por supuesto, todos nacemos con dones y talentos únicos, pero si miras a tu alrededor, podrías pensar que eso no es del todo cierto, ¿verdad?

Bueno, por desgracia, no todo el mundo tiene el valor de hacer lo que su corazón le dice que haga; no todo el mundo tiene el valor de hacer lo que le hace feliz por encima de lo que hace feliz a otras personas, o lo que le hace ganar más dinero más rápido; no todo el mundo tiene el valor de tomar el camino menos transitado…

¿Por qué hacer todas estas cosas cuando puedes escuchar a tus padres, a tus amigos o enemigos, a la sociedad en la que vives, a los medios de comunicación, verdad? Ellos «siempre» saben mejor que tú cómo debes vivir tu vida y qué puede hacerte feliz o infeliz.

No dejes tu vida en manos de los demás. Tú eres el único responsable de tu vida, de tu felicidad y de tus talentos. Es tu responsabilidad trabajar con tus talentos y dominarlos.

Hay demasiadas personas que hacen lo que hacen sólo por el dinero, el poder o el prestigio, y no demasiadas que ven el trabajo como una forma de expresar su amor; como una forma de compartir sus dones y talentos únicos con el resto del mundo; como un juego en lugar de una lucha permanente; como una obra de arte.

¿Sabías que, por ejemplo, en Estados Unidos la tasa de suicidios es mayor los lunes que cualquier otro día, y que el sábado es el día con menos suicidios? ¿A qué crees que se debe esto?

El lunes, el comienzo de una nueva semana, la gente tiene que volver al trabajo, y como muchos de ellos odian sus trabajos, odian a sus compañeros, a sus jefes, etc. prefieren quitarse la vida antes que seguir yendo a un trabajo que odian. Hacer lo que te gusta y amar lo que haces es la salida más fácil…

«Los campeones no se convierten en campeones cuando ganan el evento, sino en las horas, semanas, meses y años que pasan preparándose para ello. La actuación victoriosa en sí misma no es más que la demostración de su carácter de campeón.»
T. Alan Armstrong

3. Un excelente estado de ánimo

Es cierto. Antes de poder TENER algo, primero hay que SER ese algo. El éxito comienza en nuestro interior, es un estado mental, y hasta que no aceptes esta idea, adoptando una actitud de excelencia, es probable que te cueste creer en ti mismo; te costará creer en tus talentos y en tu capacidad para alcanzar la excelencia en tu campo.

Si en tu mente no eres capaz de verte a ti mismo como la persona que quieres ser, como si ya sintieras esos sentimientos que provienen de ser excelente en el trabajo que haces, te costará hacer que las cosas sucedan.

Empieza con el fin en mente; mírate a ti mismo como si ya estuvieras allí, y SABES que sucederá, porque en tu mente ha sucedido.

4. Paciencia y perseverancia

Necesitamos aprender a dar tiempo, tiempo. Mucha gente tiene dificultades con esto, yo también. Queremos que las cosas sucedan rápido, realmente rápido, y como la excelencia lleva tiempo, de hecho, todas las grandes cosas llevan tiempo, la mayoría de nosotros lo dejamos.

Plantamos la semilla de la excelencia en nuestra mente, esperando ver los resultados de la noche a la mañana, y, como vemos que pasan los días, las semanas, los meses sin tener grandes resultados, abandonamos todo, creyendo que hemos fracasado, sintiéndonos frustrados, enfadados, molestos, deprimidos y derrotados, sin saber que:

«El fracaso sólo es un éxito aplazado mientras el valor «entrena» a la ambición. El hábito de la perseverancia es el hábito de la victoria«.
Herbert Kaufman

Si sabes lo que quieres y POR QUÉ lo quieres, no verás el fracaso como un fracaso sino como una retroalimentación, como una lección que te ayudará a crecer hasta convertirte en la persona que sueñas ser. La impaciencia no es la clave para alcanzar la excelencia. ¡La constancia del propósito, la paciencia y la perseverancia lo son!

5. Habilidad para dejar ir

Dejar de lado tu necesidad de controlar todo lo que te sucederá en el camino; dejar de lado tu necesidad de controlar el resultado y permitir que las cosas simplemente sucedan son aspectos importantes para lograr la excelencia en tu vida.

Despréndete del resultado y SABRÁS que todo se solucionará. Te has preparado para este viaje, y ahora, todo lo que tienes que hacer es rendirte.

Aprende a disfrutar cada momento de este viaje hacia la excelencia; aprende a estar presente en todo lo que haces, y déjate sumergir completamente en cada acción que realizas, en todo lo que dices o haces, ya sea grande o pequeño. Haz que cada día sea excelente, y al final de tu vida, sumarás todos esos días, los pondrás juntos, y tu resultado será una VIDA EXCELENTE Y EXITOSA.

Y recuerda siempre que la EXCELENCIA ES UN VIAJE, NO UN DESTINO.

¿Le ha gustado el artículo sobre los principios de la excelencia? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

5 principios de la excelencia

Fotografía: Ryan Moreno



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!