11 Formas sencillas de practicar el autocuidado y liberar el estrés

11 Formas sencillas de practicar el autocuidado y liberar el estrés

La importancia de practicar el autocuidado

La vida a menudo produce «estrés preenvasado» que puede presentarse de muchas formas. Comprar un coche, una casa, pagar la universidad, buscar trabajo, etc. son todos ejemplos de esto.

Sin embargo, la forma en que se manejan las situaciones estresantes marca la diferencia. El estrés puede devorarte o darte poder; todo depende de las estrategias de autocuidado que emplees para tratar con el estrés cuando aparezca.




Si últimamente has estado muy estresado, es importante que recuerdes el valor que tienes y tomarte el tiempo para cuidarte adecuadamente.

«Nutrirse de manera que te ayude a florecer en la dirección que quieres ir es posible, y vale la pena el esfuerzo.» – Deborah Day.

LIBÉRATE DEL ESTRÉS CON ESTAS 11 SIMPLES FORMAS DE PRACTICAR EL AUTOCUIDADO:




1. RESPIRAR PROFUNDAMENTE

En nuestra acelerada sociedad, a menudo nos olvidamos de reducir la velocidad y prestar atención a nuestra respiración. Tomar respiraciones cortas y escalonadas puede aumentar la ansiedad al restringir el flujo de aire a los pulmones. Se ha demostrado que la respiración abdominal profunda reduce el ritmo cardíaco, disminuye la presión arterial y también da claridad a la mente.

Cuando te encuentres en la necesidad de cuidarte a ti mismo, respira profundamente y visualízate en un lugar tranquilo y pacífico. Esto te ayudará a disminuir el estrés y a regular tu respiración.

11 Formas sencillas de practicar el autocuidado y liberar el estrés

2. PRACTICA LA MEDITACIÓN

Las culturas orientales han practicado el ritual de autocuidado de la meditación durante siglos, ya que se cree que nos conecta con nuestros seres superiores, maestros espirituales y guías espirituales.




También podemos restaurar las células a través de la práctica de la meditación. Cuando te sientas o te acuestas en un lugar tranquilo y te concentras en tu respiración y en el placer de estar vivo, puedes dejar de lado las situaciones estresantes y sintonizarte con lo que realmente importa: tu Espíritu interior.

3. INTRODUCIR ELEMENTOS DE CURACIÓN EN TU ESPACIO VITAL

Si te has sentido un poco desconectado y abrumado, intenta implementar cristales, pinturas tranquilas o inspiradoras, una pequeña decoración de cascada Zen de interior, o incluso algunas plantas de interior exuberantes. Todo esto puede equilibrar tus energías y darte un espacio sagrado para relajarte y encontrar la paz interior de nuevo si te has estado sintiendo frenético y disperso.

4. DISFRUTAR DEL TIEMPO EN LA NATURALEZA

A menudo, el estrés puede acumularse si no hemos tenido tiempo adecuado en el exterior. El vínculo con la Tierra te mantiene conectado a tierra y a ti mismo y a todo lo que eres. El sol que brilla en tu piel puede revitalizarte y recordarte la bendición de estar vivo.

La naturaleza proporciona poderosas propiedades curativas que pueden hacerte olvidar las causas del malestar y el estrés.

5. PRUEBA LA AROMATERAPIA

La aromaterapia puede reducir automáticamente los niveles de estrés y desencadenar una respuesta profunda y pacífica. Además de aliviar el estrés, se cree que la aromaterapia puede ayudar a estimular el sistema inmunológico. El estrés puede hacerte vulnerable a las enfermedades, y la aromaterapia puede estimular los químicos en el cerebro que ayudan a combatir las infecciones.

Una de las fragancias más conocidas para ayudar a aliviar el estrés es la lavanda. Intenta quemar algo de incienso de lavanda la próxima vez que te sientas un poco nervioso. Incluso puede comprar aceites esenciales de lavanda si no te gusta quemar cosas en tu casa.

6. ABRAZA A ALGUIEN

Un cálido abrazo de alguien que conozcas o incluso de un extraño es una táctica de autocuidado simple pero poderosa que puede reducir tu estrés y recordarte toda la positividad que la vida tiene para ofrecer.

Los abrazos aumentan la producción de la oxitocina, la «hormona del amor». Esto, a su vez, hace que tu presión sanguínea baje, que el ritmo cardíaco se ralentice y que te libere de cualquier tensión que puedas sentir. También hace que te sientas amado, bienvenido y cómodo.

La próxima vez que te sientas estresado, ¡busca un abrazo! El contacto humano es poderoso y puede proporcionarte beneficios instantáneos sin importar lo que la vida te haya traído.

7. PARTICIPA EN CLASES DE EJERCICIO EN GRUPO

Se ha demostrado que el ejercicio reduce los niveles de estrés. También libera endorfinas, que te hacen sentir con energía y eufórico al instante.

Hacer ejercicio con otras personas también da un sentido de comunidad, ofreciendo una experiencia de vinculación con los demás mientras se hace algo bueno por el cuerpo. Si tienes un gimnasio cerca, prueba unas cuantas clases de ejercicio si quieres una forma divertida de aliviar el estrés.

8. DESHAZTE DE LA FUENTE DE ESTRÉS

Si puedes eliminar por completo algunos de tus factores estresantes, eso liberaría mucho de tu tiempo, energía y «capacidad emocional».

Obviamente, no puedes deshacerte de tu trabajo o de las facturas inmediatamente, pero si has experimentado un estrés añadido por tener demasiadas obligaciones, intenta dejar las que no son obligatorias. Independientemente de lo que otros puedan pensar o decir, puedes liberarte de tu horario y tener un poco de tiempo «tuyo» para el cuidado personal.

9. PEDIR UN MASAJE

Ya sea que le pidas un masaje a tu pareja o reserves una cita en tu spa local, un masaje es una excelente práctica de autocuidado para eliminar el estrés y transportarte a un lugar de completa felicidad.

La terapia de masajes aliviar la presión de los hombros o de la espalda y al mismo tiempo eliminar las molestias emocionales que puedas estar sintiendo, dejándote sólo una gran cantidad de beneficios, tanto físicos como psicológicos. ¡Mereces sentirte vibrante y desestresado!

10. TOMA UN BAÑO DE SAL DE EPSOM

Los baños de sal de Epsom son conocidos por sus efectos positivos en la mente, el cuerpo y el espíritu.

El agua caliente no sólo ayuda a aliviar los dolores de las articulaciones y los músculos, sino que añadir sal de Epsom con unas pocas gotas de tus aceites esenciales favoritos también puede relajar el sistema nervioso y ayudar a reponer los niveles de magnesio en el cuerpo.

El magnesio ayuda a producir serotonina, un químico que eleva el estado de ánimo en el cerebro y crea una sensación de calma y tranquilidad. También se sabe que los baños de sal eliminan las toxinas del cuerpo, lo que ayuda a aliviar el estrés y la tensión atrapada

11. HONRA A TU NIÑO INTERIOR

Este último consejo puede permitirte canalizar tus deseos más infantiles y olvidarte de las responsabilidades adultas por un tiempo.

Un día, después del trabajo, haz algo que tu niño de ocho años hubiera disfrutado. Ve a jugar afuera en tu patio trasero y participa plenamente en las maravillas de la naturaleza, lleva a tus hijos a las carreras de karts o juega al escondite con ellos. No hay nada como sacar al niño que llevamos dentro para que juegue un rato y nos recuerde que la vida no es tan seria como parece.

¿Le ha gustado el artículo sobre cómo practicar el autocuidado? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

11 Formas sencillas de practicar el autocuidado y liberar el estrés

Fotografía: Simon Rae



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!