10 Cosas que los olores corporales dicen sobre tu salud

10 Cosas que los olores corporales dicen sobre tu salud

Nuestros olores corporales

Nuestro cuerpo tiene sus propios olores. Eso entra dentro de la normalidad. ¿Pero cuándo hay que preocuparse por algún olor de nuestro cuerpo? A continuación lo contamos.

1. Ombligo

Las investigaciones muestran que podría haber hasta 70 tipos de bacterias en tu ombligo. Si el tuyo está un poco sucio, basta con agua y jabón. Pero el olor también puede ser un signo de infección.




Por ejemplo, un piercing en el ombligo infectado puede apestar. Y si tienes diabetes, es más fácil que contraigas infecciones. Si de alguna manera te cortas o te raspas el ombligo, podría infectarse. La secreción maloliente es un síntoma.

10 Cosas que los olores corporales dicen sobre tu salud

2. Oídos

El cerumen es normal. Pero si empieza a oler o ves una secreción, puede ser señal de una infección o de algo atascado en el oído. Esto es especialmente cierto para los niños.




3. Mal aliento

Despertarse con un aliento maloliente es normal. Tu cuerpo emite mucha menos saliva, o escupitajo, cuando estás dormido. La saliva ayuda a eliminar las bacterias que causan los malos olores, por lo que tu aliento también puede oler mal cuando tienes hambre o estás deshidratado. Esto se debe a que al masticar el cuerpo recibe la señal de producir saliva.

No beber suficiente agua ralentiza el proceso. Alimentos como el ajo y la cebolla también pueden provocar mal aliento.

Mal aliento: cuando es una señal de algo serio

Los cambios en el aliento pueden ser un síntoma de varios problemas de salud. Entre ellos se encuentran las infecciones sinusales, las enfermedades de las encías y el reflujo ácido. El síndrome de Sjögren, una enfermedad autoinmune, ataca las glándulas que producen lágrimas y saliva.

El olor también depende del problema médico. Por ejemplo, las enfermedades de las encías pueden desprender un olor metálico, mientras que la diabetes puede hacer que el aliento huela a fruta.




4. Caca

La caca tiene un olor natural debido a las bacterias y los compuestos. Pero si huele peor de lo habitual y viene acompañada de otros síntomas como diarrea, calambres en el vientre o náuseas, podría ser señal de una infección.

Ciertas bacterias, virus y parásitos pueden provocar infecciones estomacales. La giardiasis es un tipo de diarrea que provoca cacas con un olor inusual. La causa es el parásito giardia, que suele encontrarse en el agua y los alimentos no tratados.

5. Axilas

El ejercicio, el nerviosismo y el simple hecho de tener demasiado calor pueden provocar sudoración. El sudor en sí no tiene olor, pero cuando se mezcla con las bacterias de la piel, cuidado. Un antitranspirante, que controla la sudoración, suele solucionar el problema. Lo mismo ocurre con el desodorante, que ayuda a eliminar el olor. Algunos productos de venta libre hacen ambas cosas. Los antitranspirantes con receta también pueden ser una opción.

6. Orina

Es una mezcla de agua y restos de residuos de los riñones. La orina que es mayoritariamente agua tiene poco o ningún olor. Pero si hueles a menudo a amoníaco, es una señal de que necesitas beber más agua. Algunos alimentos, como los espárragos, pueden cambiar el olor de tu orina. También lo pueden hacer los suplementos. Añadir agua y otros líquidos sin cafeína debería bastar para que vuelvas a estar bien.

Olor en la orina: Cuándo preocuparse

Es posible que tengas que llamar a tu médico si un olor extraño persiste. Una infección del tracto urinario (ITU), la inflamación de la vejiga y la diabetes tipo 2 no controlada pueden desencadenar olores extraños. También pueden hacerlo los trastornos metabólicos, la cetoacidosis diabética (una complicación de la diabetes) y las fístulas gastrointestinales-vesicales.

7. Ingle

Algunas personas sudan mucho en la ingle. Es el lugar donde se juntan los muslos y el bajo vientre. Los testículos pueden rozar la piel y provocar sudoración. Eso puede provocar olor corporal.

8. Pene

Si no estás circuncidado, las células muertas de la piel y los fluidos pueden acumularse en el prepucio. Esta acumulación se convierte en una sustancia maloliente, parecida al queso, llamada esmegma. Lavar el pene todos los días puede evitar que esto ocurra. Las infecciones de las vías urinarias también pueden causar mal olor.

9. Pies

El sudor abundante y el uso de los mismos zapatos todos los días pueden hacer que los pies apesten. Lavarlos con jabón antibacteriano y secarlos completamente puede ayudar. También puedes espolvorear polvos absorbentes o utilizar un antitranspirante en los pies.

Los baños de pies con vinagre o sales de Epsom también ayudan. También es importante dar a tus zapatos la oportunidad de secarse. Rociarlos con un desinfectante mata las bacterias que causan el mal olor.

10. Olor vaginal

La vagina tiene su propio olor. Las relaciones sexuales, la menstruación o el sudor pueden modificarlo brevemente. No limpiarse bien o dejarse un tampón durante mucho tiempo también puede causar olores.

Olores vaginales: Cuándo llamar al médico

Un olor a pescado o fétido que no desaparece puede ser un signo de infección o de otra afección, especialmente si viene acompañado de picor, ardor o flujo. La vaginosis bacteriana, causada por un exceso de bacterias normales, es la razón más común. La infección de transmisión sexual (ITS) tricomoniasis también provoca olor. Otras ITS, como la clamidia y la gonorrea, no suelen tener olor. Aunque es menos frecuente, el cáncer de cuello de útero o de vagina también puede cambiar el olor de tu vagina.

¿Le ha gustado el artículo sobre lo que dicen los olores corporales sobre su salud? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

10 Cosas que los olores corporales dicen sobre tu salud

Fotografía: Samuel Dixon
Fotografía: Sergio Souza



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!