Las 5 fases del amor y por qué tantos se detienen en la etapa 3

Las 5 fases del amor y por qué tantos se detienen en la etapa 3

Fases del amor: introducción

Todos queremos un amor real y duradero, sin importar dónde estemos en la vida. Sin embargo, demasiadas relaciones se rompen y la mayoría de la gente no sabe por qué.

Algunos creen que han encontrado a la pareja equivocada, y después de pasar por el proceso de duelo, empiezan a buscar de nuevo.




Hemos descubierto que la mayoría de la gente busca el amor en los lugares equivocados. No entienden que la Fase 3 no es el final, sino el verdadero comienzo para lograr un amor real y duradero:

Fase 1: Enamorarse

Enamorarse es el truco de la naturaleza para que los humanos escojan una pareja para que nuestra especie continúe. Se siente tan maravilloso porque estamos inundados de hormonas como la dopamina y la oxitocina.

Enamorarse también se siente muy bien porque proyectamos todas nuestras esperanzas y sueños en nuestro amante. Imaginamos que ellos cumplirán nuestros deseos, nos darán todas las cosas que no conseguimos de niños, cumplirán todas las promesas que nuestras relaciones anteriores no pudieron cumplir.




Estamos seguros de que permaneceremos enamorados para siempre. Y porque estamos rodeados de «hormonas de amor», no somos conscientes de nada de esto.

Cuando estamos enamorados, rechazamos a los detractores como el cascarrabias George Bernard Shaw que advirtió:

«Cuando dos personas están bajo la influencia de la más violenta, más loca, más engañosa y más transitoria de las pasiones, se les exige jurar que permanecerán en esa condición excitada, anormal y agotadora continuamente hasta que la muerte los separe«.

Las 5 fases del amor y por qué tantos se detienen en la etapa 3




Fase 2: Convertirse en pareja

En esta etapa nuestro amor se profundiza y nos unimos como pareja. Es el momento en que tenemos hijos y los criamos. Si hemos pasado la etapa de crianza, es el momento en que nuestro vínculo de pareja se profundiza y desarrolla.

Es un momento de unión y alegría. Aprendemos lo que le gusta a la otra persona y expandimos nuestras vidas individuales para empezar a desarrollar una vida de «nosotros dos».

Durante esta fase experimentamos menos de los sentimientos de «amor». Nos sentimos más unidos a nuestra pareja. Nos sentimos cálidos y cariñosos. El sexo puede no ser tan salvaje, pero es profundamente satisfactorio. Nos sentimos seguros, cuidados, apreciados y valorados. Nos sentimos cercanos y protegidos. A menudo pensamos que este es el nivel máximo de amor y esperamos que continúe para siempre. A menudo nos quedamos ciegos por el cambio de la fase 3.

Fase 3: Desilusión

Nadie nos habló de la Fase 3 en la comprensión del amor y el matrimonio. La fase 3 es donde mis dos primeros matrimonios se derrumbaron y para demasiadas relaciones este es el principio del fin. Este es un período en el que las cosas empiezan a sentirse mal.

Puede ocurrir lentamente o puede sentirse como si un interruptor se accionara y todo saliera mal. Las pequeñas cosas empiezan a molestarnos. Nos sentimos menos amados y cuidados. Nos sentimos atrapados y queremos escapar.

Nos volvemos más irritables y enfadados o heridos y retraídos. Podemos estar ocupados en el trabajo o con la familia, pero las insatisfacciones aumentan. Nos preguntamos adónde ha ido la persona que una vez amamos. Anhelamos el amor que una vez tuvimos, pero no sabemos dónde se fue o cómo recuperarlo. Alguno de los miembros de la pareja quiere dejarlo o, a veces, las parejas siguen «existiendo juntos», pero sin sentirse realmente íntimos.

Fase 4: Crear un amor real y duradero

Uno de los regalos de afrontar la infelicidad en la Fase 3 es que podemos llegar al núcleo de lo que causa el dolor y el conflicto. Todos tenemos heridas y las heridas necesitan ser curadas si queremos tener una relación real y amorosa.

Las investigaciones en curso del Estudio de Experiencias Infantiles Adversas (ACE) demuestran de manera concluyente que los traumas de la infancia pueden afectar nuestra salud física, emocional y relacional.

A medida que comenzamos a sanar, el amor y la risa que creíamos haber perdido comienza a fluir de nuevo. Empezamos a vernos como esos seres maravillosos que han sufrido mucho en el pasado y se han unido para amarse y ayudar a curar nuestras viejas heridas de la infancia.

No hay nada más satisfactorio que estar con una pareja que te ve y te ama por lo que eres. Entienden que tu comportamiento hiriente no es porque seas mezquino y poco cariñoso, sino porque has sido herido en el pasado y el pasado aún vive contigo. A medida que entendamos y aceptemos mejor a nuestra pareja, podremos aprender a amarnos a nosotros mismos cada vez más profundamente.

Fase 5: Usar el poder de dos para cambiar el mundo

Nadie tiene que recordarnos que el mundo no va demasiado bien. Hay continuas guerras y conflictos. La violencia racial parece estar en todas partes. Nos preguntamos si los humanos pueden sobrevivir. Me pregunto: «Si ni siquiera podemos encontrar la paz entre dos personas que se aman, ¿qué oportunidad tenemos de crear un mundo que pueda funcionar para todos sus pueblos?»

Pero ahora miro la otra cara de esa pregunta. Si podemos aprender a superar nuestras diferencias y encontrar el amor real y duradero en nuestras relaciones, tal vez podamos trabajar juntos para encontrar el amor real y duradero en el mundo.

¿Le ha gustado el artículo sobre las fases del amor? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

Las 5 fases del amor y por qué tantos se detienen en la etapa 3

Fotografía: Travis Grossen



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!