4 Señales de alarma que su compañero le está haciendo luz de gas

4 Señales de alarma que su compañero le está haciendo luz de gas

¿Qué es «Luz de gas»?

La luz de gas no es fácil de reconocer, y algunos la confunden con «amor«, pero no es así en absoluto. Es tóxico.

Lo que pasa con la luz de gas es que es intrínsecamente complicado de detectar. Puede ser muy descarado o muy sutil, pero de cualquier manera, es un abuso emocional, y cuanto antes lo reconozcas, mejor. Si su pareja sigue diciéndole que no creas en las cosas que piensas, ves o sientes, son señales de alarma.

PUBLICIDAD






Lo primero es lo primero: analicemos qué es la luz de gas y por qué lo hace la gente.

El término «luz de gas» (gaslighting en inglés), recibe su nombre de la película de 1944, Gaslight, es una forma de abuso psicológico en la que una persona trata de convencer a otra de que no confíe en ella misma. Está más asociado con personalidades narcisistas, los tipos que dicen cosas como, «estás loco/a«.

Es normal cuestionar tu memoria de vez en cuando. Después de todo, los recuerdos pueden ser borrosos (especialmente cuando estás bajo estrés, o durmiendo muy poco). Pero si estás en una relación que te hace dudar constantemente de ti mismo, puedes ser víctima de la luz de gas.

PUBLICIDAD






El término toma su nombre de la película de 1944, Gaslight, protagonizada por Ingrid Bergman y Charles Boyer. En ella, el personaje de Bergman comienza a sospechar que está perdiendo la cabeza porque le siguen sucediendo cosas extrañas: desaparecen y reaparecen objetos, oye pasos que vienen de un ático vacío y ve que las luces de la casa se encienden y apagan al azar.

En realidad, el personaje de Boyer está detrás de todo esto – moviendo los objetos con un truco de magia, moviéndose a hurtadillas por el ático, encendiendo y apagando las luces – y consigue que dude de sí misma como una forma de manipulación emocional.

Hoy en día, la luz de gas se utiliza para describir el mismo tipo de comportamiento, donde un compañero trata de convencer al otro de que lo que está oyendo, viendo o sintiendo no es «real».

«Es un abuso psicológico, y es de la peor clase«, dice la Dra. Tara Fields, consejera matrimonial y familiar licenciada en el condado de Marin, California, y autora de The Love Fix. «Lo más perjudicial es que te quita la capacidad de confiar en ti misma, y cuando eso sucede, empiezas a sentirte loca«.

PUBLICIDAD






4 Señales de alarma que su compañero le está haciendo luz de gas

¿Cómo reconocer las señales de alarma de la luz de gas? Aquí hay 4 principales que hay que tener en cuenta:

1. Niegan haber hecho algo que sabes con seguridad que han hecho

Uno de los trucos más comunes (y exasperantes) de alguien que hace luz de gas es negar la verdad, no importa cuán obvia sea, hasta el punto de no saber ya lo que es verdad.

Esto puede incluso suceder cuando personalmente eres testigo de su mal comportamiento. Incluso si lo acabas de ver con tus propios ojos, ellos «afirmarán que no lo hicieron». Acabas de oírles decir lo que dicen que nunca dijeron. La luz de gas se usa a menudo para crear confusión y encubrir las malas acciones.

2. Tratan de hacerte sentir culpable por básicamente todo

En una relación con un alguien que te hace luz de gas, «lo siento» no es una frase que se escuche a menudo. Pero será algo que dirás frecuentemente, incluso cuando no hayas hecho nada malo. No importa lo que hagas, no lo hiciste bien. No importa la elección que hayas hecho, fue defectuosa. No importa qué situación haya ocurrido, tú tienes la culpa.

3. Desaparecen cuando surgen los problemas

Otra técnica clásica de los que hacen luz de gas es dejar de comunicarse después de que expreses una preocupación. Estarás justo delante de ellos y actuarán como si no estuvieras allí. Se negarán a hablar contigo, ni siquiera te enviarán mensajes de texto.

Esto te hará preocuparte por haberte equivocado al sacar el tema en primer lugar, o lamentarte de cómo lo sacaste a relucir. Y eso es exactamente lo que quiere: desviar tu atención de lo que te molesta, y hacer que te concentres en cambio en si manejaste el tema correctamente.

4. Te llaman loco y culpan a tu estado mental por sus problemas

A menudo te preguntas: ¿Soy demasiado sensible? Alguien que te manipula responderá a tus preocupaciones dándole la vuelta al asunto, y sugiriendo que hay algo malo en ti.

Puede que te digan que estás exagerando, o que eres demasiado emocional. El resultado final es que pierdes la fe en tu propio juicio. Tal vez lo que viste no era lo que querías ver. Empiezas a perder la confianza en tu capacidad de decisión y empiezas a interiorizar todo lo negativo, socavando las cosas que tu pareja te ha dicho.

Si reconoces alguna de estas señales de alarma, o todas ellas, puede ser el momento de cuestionar tu relación.

¿Le ha gustado el artículo sobre las señales de alarma de que su compañero le está haciendo luz de gas? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

4 Señales de alarma que su compañero le está haciendo luz de gas

Fotografía: Alex Motoc



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Te ha gustado?

¡Síguenos en Facebook!



Síguenos en Pinterest

¡Somos más de 7.000!
Saludista

Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!