¿Discutes con tu pareja? Este ejercicio te puede ayudar

¿Discutes con tu pareja? Este ejercicio te puede ayudar

Es posible que esta situación de encierro y confinamiento haya puesto estrés en la relación con tu pareja. Incluso cuando todo se abre y puedes tener un poco de espacio, puedes sentir un impulso reflexivo para discutir siempre que tengas algún desacuerdo.

Con tensiones tan altas durante esta pandemia, la forma en que la gente aborda los conflictos está dañando las relaciones más que los temas reales que se están discutiendo. Lo que se necesita es un cambio de perspectiva y de táctica.

PUBLICIDAD






Una solución, ofrecida en un artículo que leí hace décadas, es la «charla de almohada» japonesa – no, no la que generalmente tiene lugar en el dormitorio. Este tipo de charla de almohada es una estrategia para entender y trabajar con los problemas. Inténtalo:

Empieza colocando una almohada (un cojín también puede valer) de cuatro lados delante de ti. Piensa que cada lado de la almohada representa una perspectiva diferente. Estas perspectivas son:

  1. Tienes razón y tu pareja está equivocada.
  2. Tu pareja tiene razón y tú estás equivocado.
  3. Tu pareja y tú tenéis razón.
  4. Tu pareja y tú estáis equivocados.

¿Discutes con tu pareja? Este ejercicio te puede ayudar

PUBLICIDAD






Al sentarse frente a la almohada, piensa en la primera perspectiva para ti mismo. Luego pasa al siguiente lado de la almohada y piensa la segunda perspectiva. Continúa haciendo esto hasta que hayas pensando en las cuatro perspectivas.

A medida que avanzas en este ejercicio, asegúrate de pasar tiempo explorando y aceptando cada perspectiva lo mejor posible. No necesitas estar completamente de acuerdo con ninguno de los lados. Simplemente necesitas ser capaz de entender cada perspectiva y hacer que tenga sentido en algún nivel. Una parte extremadamente importante de este ejercicio es elegir realmente tratar de «comprender» lo que tu pareja está experimentando y tratando de expresar. Es a través de la comprensión, la empatía y la compasión que podemos permanecer conectados emocionalmente incluso frente a un conflicto.

Finalmente, siéntate en la parte superior de la almohada y considera cómo las cuatro perspectivas son verdaderas y no verdaderas. Luego considera cómo la «verdad» es subjetiva y que averiguar cuál es la correcta distrae de una mayor realización o conciencia. Esa mayor comprensión podría ser que tu conexión emocional es lo que más valoras. Con esto en mente, pregúntate si saber quién tiene razón vale el precio de perder esa conexión.

Participar plenamente en este ejercicio no será fácil. Necesitarás poner tiempo y energía en identificarte con él. Esto es especialmente cierto si generalmente te has sentido ansioso o estresado por el estado del mundo. Sin embargo, incluso cuando mantengas tu perspectiva preferida (no la que tiene tu pareja), este ejercicio puede ayudarte a ser más comprensivo contu pareja. Puedes empezar a apreciar cómo sus tensiones y luchas forman sus opiniones y reacciones. Y también puede ayudarte a mantener tu enfoque en la relación. En última instancia, es la conexión afectuosa entre vosotros dos la que quieres nutrir y sostener – sin importar quién gane qué discusión.

PUBLICIDAD






¿Le ha gustado el artículo sobre cómo este ejercicio puede ayudarte si discutes con tu pareja? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

¿Discutes con tu pareja? Este ejercicio te puede ayudar




El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!