Cómo encontrar el amor puro e infinito

Cómo encontrar el amor puro e infinito

La búsqueda del amor puro

«El amor no fue puesto en tu corazón para quedarse. El amor no es amor hasta que lo das«.
Michael Smith

Lo que he notado a lo largo de los años es que todo el mundo quiere recibir amor mientras que al mismo tiempo temen regalar su amor. Es como si hubiera un stock limitado y no quieren que se acabe. Créeme, cuanto más amor decidas regalar, más amor recibirás de vuelta. Lo que se siembra se recoge.




Sé que hay muchas personas que temen dar su amor, que piensan que al hacerlo se vuelven débiles y vulnerables y que otros se aprovecharán de ellos, pero ¿es eso realmente cierto? Qué mentalidad tan escasa, ¿no crees?

Si sólo das algo para que te lo devuelvan, y en este caso, amor, quizás deberías dejar de hacerlo. A esto no se le puede llamar amor, sino búsqueda de aprobación.

Al pensar como lo haces y al hacer las cosas que haces, actúas como una persona necesitada, siempre llevando la cuenta de cuánto amor le diste a tu pareja y cuánto amor se supone que debes recibir de vuelta. ¿Puedes realmente encontrar tu paz mental de esta manera? Lo dudo.




Las personas necesitadas necesitan llevar la cuenta de todo lo que regalan, de cada palabra amable y de cada gesto, y si por casualidad te atreves a no hacer lo mismo, te atreves a no «devolverles el favor», te vas a meter en un buen lío.

«¡Creía que me querías! ¡Siempre hago esto y aquello por ti y tú no lo haces! ¿Por qué no haces lo mismo por mí? ¿Por qué siempre actúas de forma tan egoísta? Te odio. Te odio«.

¿Realmente puedes llamar a esto amor? Yo no lo haría. El amor no tiene opuestos. No puedes pasar de amar a alguien en un momento a odiarlo al siguiente. Es una locura. Esto no es amor. Las personas que aún no son capaces de amarse a sí mismas nunca serán capaces de amar a los demás.

Sólo pensarán que los aman y aunque estarán en ese estado por un tiempo, eventualmente volverán a su estado natural de dolor, culpando a su pareja por su infelicidad, sin darse cuenta de que ellos son los únicos culpables, yendo de una relación fallida a otra.




¿Conoces a esas personas que no pueden estar solas y siempre corren de un lado a otro tratando de encontrar una nueva pareja, tratando de entrar en una nueva relación tan rápido como pueden?

Bueno, esas personas no soportan estar solas porque cuando lo hacen, la persona con la que están a solas es insoportable. Lo odian. Odian estar solos con su propio yo y por eso siempre están dando vueltas, buscando fuera algo que les haga sentir un poco mejor. Eso debe ser agotador.

Puede que corras toda tu vida detrás de algo que crees que te hará feliz, sin darte cuenta de que es mucho más fácil que empieces a buscar en tu interior, a trabajar desde dentro hacia fuera.

El mundo exterior tal y como lo ves, y toda la infelicidad que estás experimentando por culpa de tantas relaciones fallidas y de tus parejas poco cariñosas, no son más que un reflejo de lo que eres y del dolor que está presente en tu interior, y lo triste es que muchas de estas personas ni siquiera se dan cuenta de que esto es cierto.

El mundo, tal como lo ves, está en ti, y tú estás en ese mundo. El mundo está en ti, y tú estás en el mundo, es así de simple.

Por qué es tan difícil ver que haciendo las cosas horribles que te haces a ti mismo y actuando como lo haces, corriendo siempre detrás de algo que está ahí fuera, fuera de ti, entregas todo tu poder a los demás y te vuelves indefenso.

Está necesitado, necesitas aprobación y por eso, de vez en cuando, cuando no se satisfacen tus necesidades, te conviertes en un maníaco, y empiezas a actuar como un loco.

Este no eres tú, esta no es la vida que quieres vivir. Te mereces más que esto, todos lo merecemos, así que por qué no empiezas a trabajar para reducir esa necesidad de aprobación.

Créeme, haciendo esto, no sólo te sentirás mucho mejor contigo mismo, más ligero y menos estresado, tranquilo y más contento, sino que también te sentirás más poderoso y controlando tus sentimientos, emociones y comportamientos. Eres más que suficiente, estás completo y no necesitas que otros te confirmen esta verdad.

No necesitas que otras personas te digan lo grande que eres y lo adorable que eres. Ya sabes que esto es cierto y ahora actúas de acuerdo con este conocimiento. No hay nada más placentero que una persona que conoce su valor real, que se atesora y se ama a sí misma, y al hacer esto, atraerá más de eso en su vida, porque lo semejante atrae lo semejante, y las cosas, pensamientos y emociones en las que elegimos poner nuestro enfoque y energía, no sólo persistirán sino que se volverán más abundantes, comenzarán a expandirse más y más en nuestras vidas.

Cómo encontrar el amor puro e infinito

«No hay más remedio para el amor que amar más«.
Henry David Thoreau.

Al amar a tu pareja sin que esperes recibir su amor de vuelta, aprenderás en qué consiste el amor incondicional; en qué consiste el amor puro e infinito y te darás cuenta de que éste es tu camino hacia la libertad. Ya no sentirás la necesidad de decepcionarte cuando los demás no te devuelvan ese amor. Aprende a amarte a ti mismo tanto como quisieras que los demás te amaran y aprende a dar tu amor, sin la necesidad y la expectativa de recibir algo a cambio.

Responsabilízate de tus propios sentimientos y de la forma en que los demás deciden tratarte, y recuerda siempre que tu mundo exterior no es más que un reflejo de lo que experimentas en tu interior, dentro de ti mismo.

Tu mundo exterior es tan bello como el interior, y quieres que el interior sea lo más bello posible para poder proyectar esa belleza interior en el mundo exterior. Elige ser uno con el Amor puro e Infinito que está presente dentro y a tu alrededor.

¿Le ha gustado el artículo sobre cómo encontrar el amor puro? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

Cómo encontrar el amor puro e infinito

Fotografía: Erik Mclean



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!