12 malas experiencias que hacen que la gente no quiera tener nuevas relaciones

12 malas experiencias que hacen que la gente no quiera tener nuevas relaciones

Toda relación viene con un bagaje. Cuando alguien te rompe el corazón, no es fácil superar esas malas experiencias. Lamentablemente, las personas con las que te relacionas después de una relación fallida se ven afectadas por lo que otros han hecho.

Sanar un corazón roto no es una tarea fácil, y puede llevar años superar una relación que salió mal. Tanto si has pasado por malas experiencias que te han causado heridas profundas, como si estás con alguien que te ha decepcionado en el pasado, recuerda que se necesita tiempo y paciencia para superarlo.

PUBLICIDAD






DOCE MALAS EXPERIENCIAS QUE PUEDEN AFECTAR A LAS NUEVAS RELACIONES:

Aunque te parezca que tu situación es un incidente aislado, muchas relaciones, capean las tormentas. La clave es trabajar estos problemas, si es posible, para que puedas ser una de las parejas que lo logran a largo plazo.

Sin embargo, si las cosas no son reparables, pueden causarte muchos problemas en una nueva relación. Aquí están las malas experiencias más comunes a las que se enfrenta la gente mientras está enamorada.

PUBLICIDAD






1. INFIDELIDAD

El engaño es uno de los mayores golpes a una relación. Cuando alguien se sale de la unión y tiene una relación íntima, es devastador para la otra parte. Suele ser una señal de que algo va mal o de que sus necesidades no han sido satisfechas.

La infidelidad es una de las mayores causas de problemas de confianza. Aunque la persona con la que estás ahora no considere nunca la posibilidad de ser infiel, es probable que sospeches. Aprender a confiar de nuevo después de tener el corazón roto requerirá paciencia y comprensión por parte de tu nuevo amor.

2. ABUSO FÍSICO

Nunca hay una razón para golpear a alguien, y mucho menos a un ser querido. La organización National Statistics Domestic Violence afirma que cada minuto 20 personas son golpeadas por su pareja. A lo largo de un año, esto equivale a 10 millones de individuos que son maltratados físicamente.

El abuso físico es un dolor que te afecta tanto por dentro como por fuera. Las heridas de una paliza se curan, pero el daño interno no se elimina tan fácilmente. Aunque en muchos casos son las mujeres las que sufren los abusos, los hombres también son maltratados cada día por sus parejas.

PUBLICIDAD






3. MENTIR

Uno de los pilares de las relaciones es la confianza. Cuando alguien tiene un problema de mentiras, no es difícil darse cuenta. Además, las mentiras tienden a formar una bola de nieve hasta crear una gran y enmarañada red de engaños.

La persona a la que se le miente descubrirá que confiar es un reto, y puede sospechar si su nuevo amor le dice que trabaja hasta tarde. Es posible que quieras que verifiquen sus historias o que muestren pruebas de cualquier cosa que no te parezca bien.

El problema es que ellos pueden hacer todo bien, pero es la desconfianza dentro de ti la que lo cuestiona todo.

4. NARCISISMO

Las personas narcisistas son muy manipuladoras y tóxicas para el amor. No están enamorados de ti, sino que quieren utilizarte para avanzar en su vida. El problema es que tienen una visión inflada de la autoestima que es difícil de manejar en una relación.

La persona manipuladora te utilizará y abusará de ti para su beneficio, y no le importa llegar a las manos para ponerte en tu lugar. Salir de una relación tan turbulenta como ésta vendrá, sin duda, con un bagaje. Según la Biblioteca Nacional de Medicina, los narcisistas tienen problemas de su infancia que han enterrado profundamente, y eso afecta a su visión de sí mismos.

5. ABUSO DE SUSTANCIAS

El abuso de sustancias puede ser cualquier cosa, desde el alcohol hasta las drogas. Cuando alguien tiene una adicción, gastará hasta el último centavo para conseguir su dosis. Si has vivido con alguien con un hábito peligroso, sabes lo perjudicial que puede ser para ti y para toda la familia.

A menudo se producen graves problemas económicos, así como abusos verbales o físicos. Mientras algunas personas se intoxican y se quedan dormidas, otras se vuelven muy agresivas.

6. LUZ DE GAS

El Gaslighting o luz de gas, no es una experiencia divertida de vivir, y muchas de las personas que realizan tal acto tienen una enfermedad mental subyacente. Luz de gas significa que alguien intenta hacerte dudar de tu cordura utilizando trucos manipuladores. Según Medical News Today, a menudo hay un desequilibrio de poder que hace que una de las partes se rebaje a tales niveles.

12 malas experiencias que hacen que la gente no quiera tener nuevas relaciones

7. ABUSO VERBAL

Los insultos son una reacción común a una discusión intensa. Sin embargo, ser insultado, incluso en el calor del momento, puede dejar inmensas cicatrices. Cuando la persona que amas te llama tonto, estúpido o idiota, eso hace mella en tu estima.

8. CELOS

Los celos son un problema importante que puede destruir las relaciones. Cuando te han engañado, es posible que te pongas celoso para que no te vuelva a pasar. Además, algunas personas son un poco más posesivas que otras, y esto causa muchos problemas.

9. DIFICULTADES FINANCIERAS

Los problemas financieros pueden hacer temblar los cimientos del lugar donde se vive. Cuando hay escasez de dinero o alguien que gasta demasiado, se vive con miedo. La estabilidad financiera es esencial para mantener la ansiedad bajo control, y todo el mundo quiere saber que tiene suficiente dinero para pagar las facturas y poner comida en la mesa.

Si has tenido una relación con problemas económicos, es posible que seas muy estricto con el dinero. Las personas que vivieron la Gran Depresión a menudo se convirtieron en acaparadores debido a su naturaleza frugal. ¿Tenías un pariente que guardaba cada envase o tarro de mantequilla que llegaba a su casa?

10. ENFERMEDAD MENTAL

Es brutal vivir con una enfermedad mental debido al estigma que conlleva. Mientras que muchas personas no verían ninguna razón para dejar a alguien a quien quieren si empezara a usar una silla de ruedas, suelen pensar de forma diferente cuando oyen voces o tienen una crisis psicológica.

Cualquier enfermedad puede hacer mella en ti y en una relación, y puede ser suficiente para que desconfíes de volver a relacionarte con alguien. Las personas que aman y se involucran con enfermos mentales graves a menudo deben asumir un papel de padres más que de amantes.

11. DISPUTAS CON LOS SUEGROS

Los ames o los odies; tus suegros no van a ir a ninguna parte. Las suegras tienen mala fama porque suelen ser un poco sobreprotectoras con sus hijos. Sin embargo, puedes tener problemas con cualquier miembro de la familia, especialmente si les gusta meter su opinión en tus asuntos.

Las disputas entre familiares pueden destruir tu unión porque la persona a la que quieres tendrá que poner límites en algún momento. Desgraciadamente, cuando se trata de la madre, el padre, la hermana o el hermano de alguien, a menudo no le ponen en su sitio por respeto.

Si has estado en una unión de este tipo, entonces podrías pensar dos veces antes de involucrarte con otro grupo de suegros prepotentes.

12. MALA COMUNICACIÓN

La comunicación es vital si quieres que una relación funcione. Cuando no te comunicas como deberías, entonces es la base de los malentendidos, las peleas y la frustración entre los dos. Por ejemplo, si una noche tienes que trabajar.

Te ocupaste y no llamaste para avisar a tu cónyuge de que llegarías tarde. Se quedaron sentados durante horas, preguntándose dónde estabas y qué estabas haciendo. Hay muchas formas de comunicarse, y al menos podrías haber enviado un mensaje de texto. La clave es que hay que estar comprometidos el uno con el otro para que una de las partes no deje vagar su mente.

REFLEXIONES FINALES SOBRE LAS MALAS EXPERIENCIAS AL ENTRAR EN TUS NUEVAS RELACIONES

La mayoría de las personas son un poco pesimistas cuando empiezan a salir con alguien nuevo. Es fácil amargarse y llevar tus emociones en la manga cuando te han hecho daño en el pasado. Una cosa que debes recordar es que ser un poco cínico está bien, pero esta persona con la que sales no ha hecho nada para herirte.

Además, no puedes cargar con los errores de otra persona. Puede ser la persona perfecta para ti, pero puedes alejarla permitiendo que tus malas experiencias dicten tu futuro. La clave es no esperar demasiado.

Empieza despacio y conoce mejor al otro. Tienes que averiguar cómo han crecido, qué tipo de familia tienen y qué quieren de una relación. Es probable que ellos también vengan con un bagaje, y tendrán que aprender a superar el pasado de ambos si pretenden tener un futuro juntos.

Cada vez que te enamoras, te arriesgas. Existe la posibilidad de que tu relación sea excelente. Pero también existe la posibilidad de que se convierta en un drama.

No sabrás cómo irán las cosas hasta que te metas en ellas. Sin embargo, no hay nada malo en ser un poco precavido después de haber sido herido. Esas malas experiencias no te definen, pero sin duda te cambian a ti y a tu forma de reaccionar ante los demás.

¿Le ha parecido interesante el artículo sobre las malas experiencias en relaciones? ¡Por favor, compártalo!

12 malas experiencias que hacen que la gente no quiera tener nuevas relaciones

Fotografía: Canva



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!