8 signos de que tienes falta de inteligencia emocional

8 signos de que tienes falta de inteligencia emocional

Falta de inteligencia emocional: introducción

La inteligencia no se trata sólo de ser inteligente con los libros. En las últimas décadas, la investigación psicológica ha revelado que la inteligencia emocional también puede tener efectos importantes en nuestras vidas. La inteligencia emocional generalmente se refiere a la capacidad de trabajar eficazmente con las emociones; las personas que tienen un alto nivel de inteligencia emocional tienden a tener relaciones personales y profesionales más satisfactorias, así como mayores niveles de bienestar psicológico.

Entonces, ¿cómo sabes si tienes problemas con la inteligencia emocional? Busca las siguientes ocho pistas, centrándote en el patrón general que ves en ti mismo en vez de en incidentes aislados.

PUBLICIDAD






1. Te cuesta mucho leer a la gente

La inteligencia emocional te permite reconocer las emociones en otras personas. Por ejemplo, sabes cuando tu pareja está enfadada contigo o cuando la persona de la caja del supermercado se siente estresada. Leer mal las emociones de los demás puede dar lugar a problemas, ya sea que estés viendo emociones que no están ahí -como pensar erróneamente que tu pareja está disgustada contigo- o que falten las que están presentes. La lectura correcta de las emociones de los demás facilita una respuesta eficaz, como hacer las paces con tu pareja que está molesta contigo o decir una palabra amable a alguien que se siente abrumado.

8 signos de que tienes falta de inteligencia emocional

2. A menudo no estás seguro de lo que sientes

La inteligencia emocional también implica ser capaz de reconocer tus propias emociones, lo que puede ser incluso más importante que reconocerlas en los demás. Cuando no sabes lo que sientes, tus emociones pueden impulsar tus acciones de manera improductiva. Por ejemplo, la ira no reconocida hacia un compañero de trabajo puede filtrarse en un comportamiento pasivo-agresivo. Por otro lado, si sabes que te sientes estresado y ansioso, debes tener cuidado de no descargar tus emociones en las personas que te importan.

PUBLICIDAD






3. Es difícil para ti darle sentido a las emociones

Cuando te falte inteligencia emocional, te preguntarás por qué tú o alguien más se siente de la manera en que lo hace. Puede que seas incapaz de señalar la fuente de tu irritación a un amigo, por ejemplo, o que estés perplejo por el motivo de que un personaje de una película esté triste. Tal vez encuentres las emociones de tu pareja confusas, o pienses que no debería sentirse de la manera en que lo hace. Esta falta de comprensión puede llevar a un conflicto, como cuando le dices a tu pareja que «no debería estar molesta» o que «no tiene motivos para estar triste«.

4. Luchas por controlar tus emociones

La inteligencia emocional es algo más que reconocer y comprender lo que sientes, también implica ser capaz de controlar tu estado emocional. Es posible que te des cuenta de que necesitas salir a caminar cuando te sientes abrumado por la ansiedad, o que decidas posponer una conversación difícil con tu hijo hasta que te sientas más tranquilo. Si la inteligencia emocional no es tu punto fuerte, puede ser propenso a perder los estribos o no ser capaz de recuperarte cuando te alteras. Tal vez te enfades con tu pareja y parezca que no puedes superarlo incluso después de haber resuelto el problema con ella. Las emociones que no se manejan de manera efectiva probablemente conducirán a problemas en tus relaciones.

5. Las emociones se interponen en el camino de trabajar productivamente a través de los problemas

Si tienes poca inteligencia emocional, es probable que te abrumes fácilmente por la emoción, lo que interfiere con la resolución de problemas. Puede que te cueste resolver los problemas con tu pareja cuando las emociones son grandes, o que descubras que tus emociones a menudo se interponen en el camino de tu trabajo. De una forma u otra, las emociones tienden a hacerte menos eficaz a la hora de afrontar situaciones difíciles.

6. La gente te dice que te falta empatía

La empatía, el poder relacionarse con las emociones de los demás, es uno de los rasgos más importantes de las relaciones. Si careces de inteligencia emocional, es posible que las personas que te conocen bien te hayan dicho que no eres empático. Tal vez tú mismo sepas que la empatía no es tu fuerte. Incluso puede que te hayan etiquetado como «narcisista» por personas que te ven como incapaz de adoptar su perspectiva, lo cual es una gran señal de alarma sobre tu nivel de inteligencia emocional.

PUBLICIDAD






7. Ofendes a la gente y no sabes por qué

La falta de empatía a menudo lleva a ofender a la gente, y a no entender lo que has hecho para molestarlos. Tal vez hayas descubierto que tus compañeros de trabajo parecen estar molestos contigo «sin razón», o te sorprendes cuando los miembros de tu familia dicen que les has hecho daño. Un incidente aislado puede ser fácil de explicar, pero un patrón de incidentes sugiere que puede ser el momento de mirarse más de cerca. Parafraseando a un comediante que una vez escuché: «No puedes decidir si eres ofensivo«. Si recibes comentarios constantes sobre tu falta de empatía o tu tendencia a ofender, no lo descartes de plano; puede ser útil tomar en serio las impresiones de los demás sobre ti.

8. Luchas en tus relaciones

Tomados en conjunto, estos efectos de una falta de inteligencia emocional es probable que conduzcan a problemas en tus relaciones. Tal vez has tenido una serie de apegos románticos que no terminaron bien, o tu relación actual está marcada por frecuentes conflictos y malentendidos. Tal vez hayas tenido varias rupturas difíciles con amigos, o descubras que tus relaciones laborales suelen ser tensas. Si bien hay muchos factores que pueden contribuir a este tipo de dificultades, los problemas constantes en muchas relaciones podrían ser una señal de que careces de inteligencia emocional.

Tal vez, al leer estas descripciones, tu mente se dirigió inmediatamente a alguien que conoces y que parece tener poca inteligencia emocional. Aunque puedes estar tentado a reenviarles este mensaje, tengo una invitación para ti antes de que lo hagas: Piensa cuidadosamente en tu propia inteligencia emocional. ¿Alguna de estas descripciones te resulta familiar? ¿Hay áreas en las que te gustaría trabajar? La voluntad de mirarse a sí mismo de forma honesta puede ser un buen indicador de tu propia inteligencia emocional.

¿Le ha gustado el artículo sobre la falta de inteligencia emocional? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

8 signos de que tienes falta de inteligencia emocional

Fotografía: Ben White



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!