Cómo plantar un limón en un vaso: Haga que su hogar huela fresco y mejore su estado de ánimo

Cómo plantar un limón en un vaso: Haga que su hogar huela fresco y mejore su estado de ánimo

Cómo plantar un limón: introducción

Si hay algo que puede mejorar inmediatamente la sensación de tu casa, y a ti mismo, es un aroma fresco de limón.

Nunca subestimes el beneficio de vivir en un ambiente tranquilo y relajante. Tu casa es el lugar al que llegas después de que el mundo te haya cansado, y merece ser adornada con cosas bonitas que te hagan feliz. Especialmente cuando te das cuenta de su influencia en tu salud física y mental.




De hecho, ¡es ciencia!

El cerebro puede reaccionar a ciertos olores, pero también parece que los propios estados de ánimo pueden ser influenciados por los olores.

En un estudio realizado, las personas que estuvieron expuestas a los olores naturales de las plantas estaban más tranquilas, más alerta y de mejor humor que las que se encontraban en un ambiente libre de olores.




Si estás tratando de salir del mal humor, prueba algo cítrico para energizar y refrescar los espíritus sombríos. Además, el hecho de oler limón también puede ayudar a estimular el cerebro.

Cómo plantar un limón en un vaso: Haga que su hogar huela fresco y mejore su estado de ánimo

Ahora que conoces algunos de los beneficios de tener un árbol de limón en tu casa, veamos cómo cultivar el tuyo propio.

Necesitarás: las semillas de un limón (elige uno orgánico), tierra, un vaso de cerámica, una pequeña bolsa de plástico, pinzas, agua y toallas de papel. Todas cosas muy básicas que podemos encontrar casi en cualquier lugar.




Puedes empezar por remojar las semillas de limón en un poco de agua durante una hora. Haciendo esto, facilitarás la eliminación de cualquier residuo en la pulpa y los azúcares naturales en las semillas.

Luego, seca las semillas con toallas de papel y usa pinzas para remover cualquier pedazo adicional de pulpa de fruta que pueda haber quedado.

En este punto se pueden poner las semillas de limón en un pequeño tarro o vaso de agua tibia; déjalas así por lo menos dos días, hasta que empiecen a brotar.

Añade tierra para macetas a tu taza de cerámica, y rocía la tierra con agua de un pulverizador. Haz unos cuantos agujeros de aproximadamente un centímetro y medio de profundidad. Deja caer las semillas en los agujeros y cúbrelas con tierra (no la aprietes demasiado).

Cubre el vaso de cerámica con una bolsa de plástico transparente. Coloca el recipiente en un lugar cálido, como la parte superior del refrigerador. Mantén la tierra húmeda y comienza a buscar brotes después de 2 semanas. Retira la bolsa de plástico del recipiente cuando la plantita empiece a tocar la bolsa.

Por último, coloca el recipiente en un lugar soleado y riégalo cuando sientas que la tierra está seca. En los meses más calurosos, el riego será obviamente más frecuente que en las temperaturas más frías.

Aunque puede que no tenga frutos durante unos años, podrás beneficiarte del aroma a limón después de unas pocas semanas, y si cuidas tu árbol, puede durar toda la vida.

¿Le ha gustado el artículo sobre cómo plantar un limón? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

Cómo plantar un limón en un vaso: Haga que su hogar huela fresco y mejore su estado de ánimo

Fotografía: Steve Doig

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!