5 formas de tratar a un acosador

5 formas de tratar a un acosador

Cómo tratar a un acosador: introducción

Muchos de nosotros tratamos con acosadores mientras crecíamos. Mi propia experiencia con el acoso empezó en primer grado cuando el matón de la clase me empujó a una zanja en mi camino a casa. Afortunadamente, mi protector hermano mayor vino al rescate y se enfrentó a ellos.

Desafortunadamente, la intimidación no siempre se detiene una vez que nos convertimos en adultos. Y ya sea que se trate de un jefe, una pareja, un compañero, un miembro de la familia u otra persona, los acosadores adultos a menudo no pueden detenerse simplemente apelando a una autoridad (o a un hermano mayor). Enfrentarse a un acosador puede resultar en represalias, como ser despedido o ser abusado por tu pareja.




Habiendo trabajado para un acosador, sé que puede ser difícil hacerle frente. Debido a su narcisismo, su necesidad de control y su habilidad para manipular a los demás, los acosadores se encuentran a menudo en papeles poderosos, con pocas personas dispuestas o capaces de desafiarlos.

Aquí hay algunas pautas que pueden ayudarte a tratar a un acosador adulto en tu vida:

1. Llámalo por su nombre

Si tu jefe, pareja, compañero de trabajo o cualquier otra persona te acosa, reconoce conscientemente que es un acosador. Una vez que identifiques la situación por lo que es, estarás en una mejor posición para responder a ella. Entenderla también puede ayudarte a lidiar con las preguntas y la confusión como ¿Por qué es tan difícil esta persona? y ¿Qué estoy haciendo para causar esto? En cambio, puedes darte cuenta de que está en la naturaleza de la persona ser un acosador.




2. Comprende el sistema del que eres parte

El acoso suele ser posible gracias a un sistema que recompensa el comportamiento intimidatorio. Por ejemplo, podrías preguntarte por qué tu supervisor hace la vista gorda ante la conducta de acoso de tus compañeros hasta que te enteras de que son compañeros de golf. O tal vez tu acosador es la hija del jefe.

A nivel organizativo, la dirección podría creer que los gerentes que acosan obtienen los mejores resultados. O puede que seas miembro de un grupo vulnerable que tiene poco poder para abordar el acoso, como ser un trabajador indocumentado. Conocer tanto como sea posible los factores que permiten que ocurra el acoso puede ayudarte a encontrar la manera más productiva de abordarlo.

3. Sal de la situación si es necesario

Si es poco probable que la situación pueda mejorar, aléjate del acosador si es posible. Por lo general, los acosadores no están dispuestos a asumir la responsabilidad de su comportamiento incluso cuando se les confronta, y es probable que el contacto continuo con ellos añada dificultades a tu vida. Es posible que sigan encontrando maneras de hacerte sentir pequeño e intimidado: una mirada sutil, un comentario pasivo-agresivo, comentarios socavados a tus espaldas.

Encuentra un nuevo trabajo, deja tu relación, lo que sea necesario para liberarse. Ten cuidado al hacerlo, especialmente si estás dejando a tu pareja; tratar de abandonar una relación abusiva puede conducir a la violencia.




5 formas de tratar a un acosador

4. Documenta tus experiencias

Ya sea que tengas o no la intención de dejar la situación, lleva un registro del acoso (y mantenlo en un lugar seguro). Escribe los detalles: horas, lugares, otros que fueron testigos del acoso, lo que se dijo. También archiva los correos electrónicos relevantes, y toma fotos o capturas de pantalla si es relevante.

Cuanto más detallada sea la evidencia que tengas, más difícil será para el acosador convencer a la gente de que estás imaginando o exagerando su mal comportamiento.

5. No lo hagas solo

Si decides abordar el acoso, como presentar un informe en tu departamento de recursos humanos, trata de encontrar a otros que te apoyen en tus reclamos. Podría ser un compañero de oficina que fue testigo del acoso, o alguien que fue tratado de manera similar. Tener un solo aliado no sólo te dará apoyo moral sino que hará más difícil que tu queja sea ignorada.

Para un apoyo emocional adicional, rodéate de personas que se preocupen por ti. Habla con ellos sobre tu experiencia: salir a la luz en una relación amorosa puede cortar con los sentimientos de vergüenza y autoculpa.

Sé amable contigo mismo también, ya que el acoso suele afectar la confianza en ti mismo. Ten cuidado con los pensamientos autocríticos, como verte a ti mismo como «débil» e incluso culparte a ti mismo por la conducta de intimidación. Presta atención al lenguaje que utilizas, teniendo en cuenta que tú fuiste el blanco del acoso, no la víctima. Por último, recuerda que algunas personas acosan porque eso es lo que hacen, no significa que haya sido tu culpa o que haya habido algo en ti que te haya convertido en un blanco atractivo.

¿Le ha gustado el artículo sobre cómo tratar a un acosador? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

5 formas de tratar a un acosador

Fotografía: Green Chameleon



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!