14 Mitos sobre el COVID-19 que no debes creer

14 Mitos sobre el COVID-19 que no debes creer

1. Origen del COVID-19

Mito: El COVID-19 se creó en un laboratorio.

Realidad: Los científicos todavía están investigando el origen del COVID-19, pero saben que es poco probable que alguien lo haya creado en un laboratorio. Basándose en estudios de otros coronavirus, creen que el virus puede haber empezado en los murciélagos y evolucionado para infectar a los humanos.




2. Seguridad de la vacuna para el COVID-19

Mito: Las vacunas contra el COVID-19 son inseguras porque las compañías farmacéuticas las crearon rápidamente.

Realidad: Debido a que estamos en una pandemia mundial, las compañías farmacéuticas inviertieron mucho tiempo y dinero en la fabricación rápida de las vacunas contra el COVID-19.

Pero eso no significa que sean inseguras. Todas las vacunas se someten a estudios estrictos para asegurarse de que son seguras y funcionan. Cada organismo que regula las vacunas de cada país, también debe aprobarlas.




3. La vacuna de COVID-19 me hará enfermedar

Mito: Las vacunas me harán enfermar con COVID-19.

Realidad: Ninguna de las vacunas contra la COVID-19 aprobadas, o que otras empresas están desarrollando actualmente, tienen el virus vivo que causa el COVID-19. En resumen: La vacuna contra el COVID-19 no puede provocar la enfermedad.

4. Vacuna COVID-19 y el embarazo

Mito: No podré quedarme embarazada si me pongo la vacuna COVID-19.

Realidad: Este mito ha circulado mucho por las redes sociales. Afirma que los anticuerpos de la vacuna COVID-19 se unen a las proteínas de la placenta (el órgano que proporciona alimento y oxígeno al feto) y detienen el embarazo. Los estudios científicos no apoyan esta idea, y no hay pruebas que relacionen la COVID-19 con la infertilidad.




5. Inmunidad de rebaño

Mito: La inmunidad de rebaño frenará la propagación del COVID-19.

Realidad: La inmunidad de rebaño se produce cuando un número suficiente de miembros de una población ha desarrollado inmunidad a una enfermedad para impedir que se propague a toda la población. Para alcanzar la inmunidad de rebaño con el COVID-19, los científicos creen que el 70% de nosotros tendría que haber sobrevivido al COVID-19 o haberse vacunado contra el mismo.

Esto provocaría millones de casos y muertes más. También supondría una mayor carga para los hospitales y la economía. Además, la inmunidad podría durar sólo entre 3 y 9 meses. Los expertos prefieren erradicar el virus con vacunas.

6. Suplementos

Mito: Los suplementos de vitaminas y minerales pueden curar el COVID-19.

Realidad: Las vitaminas D y C y el mineral zinc pueden reforzar el sistema inmunitario y protegerlo contra los virus. Esto es cierto sobre todo para las personas que carecen de estos suplementos. Pero no hay pruebas de que sean una cura o un tratamiento para el COVID-19 si ya tienes la enfermedad.

7. Beber agua caliente

Mito: Beber agua caliente elimina el virus COVID-19 de mi garganta.

Realidad: Aunque el agua es vital para tu salud en general, la ciencia no respalda la idea de que beber agua caliente te proteja del COVID-19. Lo único que puede hacer es calmar la garganta y aliviar la tos si ya estás enfermo. En lugar de beber agua caliente, lávate las manos con ella.

8. Baños calientes

Mito: Tomar un baño caliente puede detener el COVID-19.

Realidad: La idea que subyace a este mito es que las altas temperaturas pueden matar al coronavirus. Pero bañarse en agua demasiado caliente puede quemar la piel. La mejor manera de evitar el COVID-19 es lavarse las manos con jabón y agua caliente. El lavado elimina los virus de las manos que podrían transferirse a los ojos, la nariz y la boca.

9. Enjuague salino

Mito: Enjuagar mi nariz con solución salina puede detener el COVID-19.

Realidad: No hay pruebas de que enjuagarse la nariz con suero fisiológico te proteja de contraer COVID-19. Este mito puede provenir del consejo de utilizar suero fisiológico en la nariz para tratar un resfriado común, pero en realidad no detiene las infecciones.

14 Mitos sobre el COVID-19 que no debes creer

10. Mutaciones de COVID-19

Mito: Las vacunas contra el COVID-19 no funcionan con las nuevas cepas del virus.

Realidad: Es normal que los virus cambien con el tiempo. Los científicos han encontrado múltiples cepas de COVID-19 en todo el mundo, incluso en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil. Parece que se propagan con más facilidad, pero de momento no hay pruebas de que enfermen más o causen más muertes. Los científicos siguen estudiando si las vacunas contra el COVID-19 funcionan contra estas mutaciones.

11. Reinfección por COVID-19

Mito: He tenido COVID-19, así que soy inmune.

Realidad: Los científicos han estudiado virus similares y dicen que es posible contraer el COVID-19 más de una vez. Todavía están aprendiendo más sobre la probabilidad de infectarse de nuevo, la frecuencia con la que ocurre y quién tiene más posibilidades de volver a contraer la enfermedad. Incluso si has tenido COVID-19, debes usar una mascarilla en público, mantenerte alejado de las multitudes y lavarte las manos.

12. Las vacunas contra el COVID-19 y las alergias

Mito: Tengo alergias, así que no puedo vacunarme contra la COVID-19.

Realidad: En casos raros, algunas personas han tenido una reacción alérgica grave (llamada anafilaxia) a las vacunas COVID-19. Si eres alérgico a cualquier ingrediente de la vacuna COVID-19 de ARNm, no te vacunes. Pero si tienes alergia a los animales, a los alimentos, al polen o a otros tipos de alergia, puedes vacunarte.

13. Reuniones pequeñas

Realidad: Las reuniones pequeñas no propagan COVID-19.

Hecho: Las residencias de ancianos, las prisiones y otros grupos grandes en contacto estrecho están impulsando la propagación, pero las pequeñas reuniones siguen siendo una fuente. Las probabilidades de contraer COVID-19 aumentan cuando te reúnes con personas que:

  • Están fuera de su hogar.
  • No se distancian socialmente ni lleven máscarillas.
  • No tienen en cuenta que algunas personas con el virus no muestran síntomas pero pueden contagiar a otros.
14. Prueba COVID-19 negativa

Mito: Un test COVID-19 negativo significa que no estoy infectado.

Realidad: Si tu prueba es negativa, sólo significa que probablemente no tenías COVID-19 cuando se recogió su muestra. Todavía es posible dar un resultado positivo más tarde y enfermar. Los investigadores también han descubierto que algunas pruebas muestran un resultado de falso negativo. Aunque el resultado sea negativo, debes protegerte del virus.

¿Le ha gustado el artículo sobre algunos mitos sobre el COVID-19? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

14 Mitos sobre el COVID-19 que no debes creer

Fotografía: Canva

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!