8 hábitos destructivos que hay que dejar ahora mismo

8 hábitos destructivos que hay que dejar ahora mismo

Todo el mundo tiene hábitos destructivos que le impiden dar lo mejor de sí mismo. Ya sea menospreciarse constantemente o consumir drogas, hay todo tipo de problemas que debes superar en la vida. ¿Por qué la gente se involucra en hábitos tan peligrosos que pueden afectar tanto a su mente como a su cuerpo?

OCHO HÁBITOS DESTRUCTIVOS QUE DEBES DEJAR:

PUBLICIDAD






Si tienes hábitos que te perjudican más que te ayudan, es hora de dejarlos. ¿Cómo puede uno dejar de hacerlo «de golpe» cuando ha desarrollado una práctica que ha durado meses, años o décadas?

Sólo puedes superar las cosas con el poder de la positividad y el impulso de hacer y ser lo mejor posible.

A continuación, te presentamos ocho hábitos destructivos cotidianos que debes dejar ahora mismo, y algunos consejos para lograr estos objetivos.

PUBLICIDAD






1. UTILIZAR LA AUTOCONVERSACIÓN NEGATIVA

Deja de hablarte mal de ti mismo. Has cometido algunos errores en el camino; debes recordar que sólo eres humano. No hay ninguna persona perfecta en este planeta, y los errores te dan muchas oportunidades para aprender. Es muy despectivo decirse a uno mismo cosas como:

  • Me veo gorda con esta ropa.
  • Mi pelo es feo porque es muy delgado y enjuto.
  • Nunca llegaré a nada.
  • Soy una perdedora.
  • Tengo mala suerte en el amor y en la vida.
  • ¿Por qué soy un fracaso?

Cuando utilizas ese tipo de discurso negativo para hablarte a ti mismo y sobre ti, te estás machacando poco a poco. Deja de verte como un fracasado y no fracasarás. Te ayudaría si empezaras a utilizar tus palabras para levantarte y reclamar la victoria en lugar de la derrota.

-CÓMO ARREGLAR ESTO:

Arreglar esta mentalidad negativa no va a suceder de la noche a la mañana. Tendrás que practicar. Empieza por cambiar todos esos pensamientos negativos que te vienen a la cabeza.

PUBLICIDAD






Cuando te mires en el espejo y pienses que te ves gorda, intenta decir algo como «Puede que no esté en mi peso objetivo, pero vale la pena trabajar para llegar a donde tengo que estar«.

2. RODEARSE DE NEGATIVIDAD

Se te conoce por la compañía que tienes, y ¿cuántas veces te dijeron tus padres que los pájaros del mismo plumaje siempre se juntan?

Si te rodeas de personas que siempre son negativas y ven la vida como si el vaso estuviera medio vacío, entonces tú también desarrollarás esta mentalidad negativa.

-PARA ARREGLAR ESTO:

Puedes arreglar esto haciendo nuevos amigos. Tus amistades deben mejorar o añadir algo a tu vida y no quitarla. En lugar de vivir en una burbuja con gente tan pesimista, sería mejor estar rodeado de positividad.

De todos modos, nadie quiere ser amigo de personas que están melancólicas todo el tiempo. Así que sé el tipo de persona con la que la gente quiera estar.

3. TE LIMITAS A TI MISMO

¿Por qué te pones límites y piensas que no puedes hacer algo? Supongamos que tienes un título como cualquier otra persona de tu oficina. Se abre un nuevo puesto en la bolsa de trabajo para el que estás cualificado, pero crees que no puedes hacerlo.

Tienes las cualificaciones y la formación, así que ¿por qué te menosprecias y actúas como si no fueras mejor que los demás? Tu imaginación es lo único que te limita.

-CÓMO ARREGLAR ESTO:

Empieza a valorar los años de universidad y otros trabajos que has hecho. Te has formado y tienes experiencia, así que ¿por qué no puedes ir a por ese nuevo trabajo que te dará más dinero?

Empieza a utilizar los hechos para combatir las limitaciones que te vienen a la mente. La ansiedad no hará más que impedirte ser todo lo que puedes ser.

8 hábitos destructivos que hay que dejar ahora mismo

4. PREOCUPARSE DEMASIADO POR LO QUE PIENSAN LOS DEMÁS

¿Por qué la sociedad, en general, se preocupa tanto por lo que piensan los demás? Te encanta esta camiseta que te regalaron en las vacaciones, pero no te la pones por el estampado tan vivo. Tienes tanto miedo de lo que puedan decir los demás sobre ella que la dejas acumular polvo.

A quién le importa lo que piensen los demás. Si te gusta la camisa, si te queda bien y se ve bien en tu cuerpo, eso es lo único que importa. Te ayudaría si nunca vivieras tu vida con la esperanza de complacer a alguien más, ya que eso sólo te hará sentir mal.

-CÓMO ARREGLAR ESTO:

Cada vez que estos pensamientos vengan a tu mente y te digan que esto no le va a gustar a alguien o que va a hacer enfadar a un individuo, tienes que combatirlo con una dosis de verdad.

Tienes que decirte que no importa lo que Manuel, Juan o María piensan de ti, de tu familia, de tu ropa o del lugar donde vives. Es tu vida la que tienes que vivir, y si eres feliz, eso es lo único que importa.

5. COMER EN EXCESO

¿Eres una persona que come por estrés y te encanta atiborrarte cuando los nervios te superan? No puedes mantener un peso saludable y una buena salud en general cuando dejas que tu nivel de estrés guíe tu intestino.

La tasa de obesidad está fuera de control en muchos países, y cada vez más personas tienen este problema.

-CÓMO SOLUCIONARLO:

Si tienes problemas de atracones, tienes que buscar ayuda. El asesoramiento psicológico es un excelente punto de partida para aprender habilidades prácticas para afrontar este problema tan común. Otros métodos pueden ayudarte a comer menos, pero desarrollar nuevas formas de lidiar con el estrés es la clave del éxito.

6. ABUSAR DE LAS DROGAS O EL ALCOHOL

Muchas personas se automedican porque quieren que el dolor desaparezca. Es fácil encontrar alcohol, ya que se vende en cualquier supermercado. También es fácil abusar de las drogas ilegales e incluso de las recetadas.

¿Sabes cuántas personas empezaron tomando un traguito de whisky para conciliar el sueño o desconectar la mente? Sin embargo, la canción «The Whiskey Isn’t Working Anymore» proviene de un lugar de verdad. Una vez que te entregas a este hábito con regularidad, necesitarás más para conseguir el mismo efecto; así es como nace la adicción.

Abusar de cualquier droga o alcohol puede tener graves consecuencias.

-CÓMO SOLUCIONAR ESTO:

Debes buscar ayuda para cualquier adicción. Si necesitas alcohol o drogas para poder dormir o funcionar durante el día, tienes un problema que debe ser abordado rápidamente. Cuanto más tiempo permitas que esta adicción continúe, más daño puede hacer a tu cuerpo.

7. NO HABLAS POR TI MISMO

¿Dejas que la gente te pisotee? ¿Te has convertido en un felpudo con un cartel en la cabeza que dice «por favor, písame«? ¿Por qué no te defiendes y dejas de permitir que la gente se aproveche de tu bondad?

Si le das a algunas personas un centímetro, ellos tomarán un metro. Tu tiempo y tu dinero son tan valiosos como los suyos, así que no dejes que esa gente te pise.

-CÓMO SOLUCIONAR ESTO:

Ayudaría si aprendieras a decir que no. La gente te utilizará siempre que se lo permitas. Cuando empieces a decirle a la gente cómo quieres que te traten, cambiará el juego.

Los límites saludables son buenos para ti y para los demás, y son esenciales en un entorno profesional.

8. COMPARARSE CON LOS DEMÁS

¿Por qué te comparas constantemente con otra persona? Comparas tu casa, tu coche, tu trabajo y tus ingresos con los de otras personas. Este tipo de mentalidad te volverá loco. Seguro que el vecino de la calle de abajo puede haber pagado 300.000 euros por su casa, pero tu casa que costó 120.000 euros es igual de buena.

Tal vez no necesites tantas cosas en tu vida, y puedes ser feliz con las cosas sencillas. Compararse con los demás es una muestra de baja autoestima y una autovaloración por los suelos, y es uno de los peores hábitos destructivos.

-CÓMO SOLUCIONAR ESTO:

Aprender a dar las gracias por lo que tienes es un buen punto de partida. Cuando empieces a sentir celos por la gran casa de tus vecinos, debes recordarte a ti mismo que debes agradecer que tienes una casa en la que vivir.

Lo mismo ocurre con el coche o el trabajo. Agradece lo que tienes para que el Universo te confíe más.

Conclusión final

Estos son sólo ocho de los hábitos destructivos cotidianos en los que la gente se involucra; sin embargo, hay muchos más. La clave es empezar a asumir la responsabilidad de tus palabras y acciones. No te castigues todo el tiempo cuando cometas un error.

En lugar de ello, considera estos errores como formas de aprender una lección que te ayudará a crecer y prosperar. Con la edad llega la madurez, pero eso no significa que los malos hábitos desaparezcan a medida que te haces mayor.

¿Qué puedes hacer hoy para controlar tus hábitos autodestructivos y poder vivir una vida mejor?

¿Le ha parecido interesante el artículo sobre los hábitos destructivos? ¡Por favor, compártalo!

8 hábitos destructivos que hay que dejar ahora mismo

Fotografía: Canva

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Te ha gustado?

¡Síguenos en Facebook!



Síguenos en Pinterest

¡Somos más de 7.000!
Saludista

Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!