5 Cosas que hacer cuando los demás no respetan el distanciamiento social

5 Cosas que hacer cuando los demás no respetan el distanciamiento social

Distanciamiento social: introducción

Hace poco estaba en nuestra excursión vespertina con mi mujer y mis hijos, llevando obedientemente nuestras mascarillas y observando las pautas de distanciamiento social.

De repente, un corredor sin mascarilla nos pasó por detrás, resoplando y echando su aliento en el aire que compartíamos cuando se acercó a menos de un metro de nosotros. Me irritó que una persona pudiera exponernos al coronavirus cuando estábamos haciendo todo lo posible para protegernos a nosotros mismos y a los demás.

PUBLICIDAD






Si estás siendo estricto con tu distanciamiento social, es probable que haya gente a tu alrededor que esté siendo menos cuidadosa. Aunque la mayoría de personas parecen entender la necesidad de limitar el contacto con los demás para frenar la propagación del coronavirus, las personas varían mucho en sus prácticas de distanciamiento social.

Tal vez lleves religiosamente una mascarilla en público, mientras que muchos a tu alrededor van sin ella. O tal vez algunas personas parecen ignorar las pautas de distancia de dos metros que tú mantienes fielmente.

Puede que seas más cuidadoso con el distanciamiento social que algunos de tus amigos y vecinos, o incluso que la gente con la que vives. Puede que tu cónyuge no se tome el virus tan en serio como tú, o que tus hijos adolescentes actúen como si estuvieras enloqueciendo sin razón e ignoran tus peticiones de distancia social.

PUBLICIDAD






¿Qué puedes hacer si te encuentras en una situación en la que los demás parecen echar por tierra la cautela?

1. Consideraciones de seguridad

En primer lugar, ten mucho cuidado a la hora de enfrentarte a un desconocido sobre sus prácticas de distanciamiento social. Este tema está muy cargado y se ha convertido en uno de los principales puntos de controversia en el debate sobre cómo y cuándo reiniciar la economía.

Los intentos de cambiar el comportamiento de los demás podrían desencadenar una reacción violenta, como ha ocurrido en varias ocasiones. También te arriesgas a prolongar el contacto con alguien que tiene un riesgo elevado de ser portador del coronavirus, dado su desprecio por el distanciamiento social; si se acerca a ti y empieza a gritar, podrías infectarte.

Si observas un problema persistente, ponte en contacto con los responsables del espacio; por ejemplo, el gerente de tu tienda de comestibles o las autoridades que supervisan los caminos y calles locales.

PUBLICIDAD






5 Cosas que hacer cuando los demás no respetan el distanciamiento social

2. Cuidado con ser catastrofista

Ten en cuenta que el riesgo de contraer COVID-19 es bajo por desviaciones muy pequeñas en las pautas de distanciamiento social.

Por ejemplo, si un compañero de excursión tropieza y se acerca brevemente a menos de un metro y medio de ti, es poco probable que acabes de contraer el virus (lo que también dependería de que lo portara). Aunque puede ser frustrante sentir que los demás no hacen todo lo posible por mantener la distancia social, evita angustiarte más de lo necesario.

3. Sé generoso

Hace poco descubrí que un familiar y yo teníamos puntos de vista muy diferentes sobre lo que constituía un distanciamiento social eficaz. Seguimos prácticas muy similares, que yo creía que se acercaban al 100% de cumplimiento de las recomendaciones, mientras que ellos nos veían más bien como un 89% de cumplimiento.

Me sorprendió saber que lo que yo veía como un A+, ellos lo calificaban con un B+. Así que los que son menos cuidadosos que tú pueden pensar que están haciendo un gran trabajo de distanciamiento social.

Intenta interpretar de la forma más amable posible por qué los demás no son tan escrupulosos con el distanciamiento social. Puede que no sea que sean «egoístas», «arrogantes» o «desinformados». Puede que simplemente tengan una comprensión diferente del riesgo y de la necesidad de tomar precauciones, y que piensen que en realidad están siendo bastante cuidadosos.

Tal vez piensen, por ejemplo, que no hay problema en acercarse a ti en el supermercado porque ambos lleváis mascarillas (aunque las directrices de los consejos de salud dicen que hay que «mantener al menos 1,80 metros de distancia entre tú y los demás, incluso cuando lleves la cara cubierta»).

Del mismo modo, muchas personas no parecen saber que sus mascotas con correa también deben mantener la distancia social. Juzgar de otra manera el motivo de su comportamiento puede hacer que te sientas menos molesto por él (aunque las acciones en sí no sean menos arriesgadas).

4. Comunícate honestamente con tus seres queridos

Comunica a tus amigos o familiares si te preocupan sus prácticas de distanciamiento social. Puede que no cambien su forma de pensar o su comportamiento, pero al menos sabrás que hiciste lo que pudiste para protegerlos a ellos y a aquellos con los que se encuentran.

Sé claro y firme sobre cuáles son tus límites. No te sientas presionado a cambiar tu comportamiento si la familia o los amigos locales intentan convencerte de que salgas con ellos. Aunque te digan que estás siendo «ridículo» o «paranoico», no tienes que comprometer lo que crees que es correcto y con lo que te sientes cómodo.

El mayor reto puede venir cuando tú y un miembro de la familia con el que vives no coinciden en el distanciamiento social. Habla abiertamente con tu familiar sobre tu preocupación, utilizando una comunicación positiva y asertiva:

  • Hazte cargo de tus pensamientos y sentimientos, en lugar de hacer acusaciones. Por ejemplo, di: «Me preocupa que le lleves el virus a casa al abuelo«, en lugar de: «Estás siendo muy estúpido y egoísta«.
  • Di lo que piensas con la mayor calma y racionalidad posible. El miedo que sientes por el virus probablemente te lleve a enfadarte, pero un tono agresivo sólo pondrá a la otra persona a la defensiva y no llevará a ninguna parte.
  • Escucha la perspectiva de la otra persona. Intenta comprender sus pensamientos y sentimientos, en lugar de escuchar sólo aquello con lo que no estás de acuerdo. Puede que no estés de acuerdo con sus conclusiones, pero ayuda saber de dónde vienen. Si se sienten realmente escuchados, puede que también estén más dispuestos a considerar un cambio de comportamiento.
5. Controla lo que puedas

Intentar que los demás hagan lo que tú quieres es poco probable que funcione y normalmente sólo conduce a la frustración. En última instancia, sólo puedes controlarte a ti mismo. Por ejemplo, no puedes obligar a tus compañeros peatones a que se alejen de ti en las aceras y caminos, pero puedes tomar medidas para mantenerte lo más alejado posible de ellos.

Quizá tengas que limitar tu exposición a los espacios públicos a las horas menos concurridas del día, o evitar los senderos estrechos que dificultan el distanciamiento.

Recuérdate el valor de aceptar los límites de lo que puedes controlar. Esto requiere un profundo nivel de aceptación, que no significa resignación. Puedes preocuparte mucho por este tema, incluso reconociendo que tu control es limitado.

¿Le ha gustado el artículo sobre el distanciamiento social? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

5 Cosas que hacer cuando los demás no respetan el distanciamiento social




El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!