¿Por qué siempre tengo calor? 15 Posibles causas

¿Por qué siempre tengo calor? 15 Posibles causas

¿Por qué siempre tengo calor?

Cada cuerpo es único, y algunos pueden estar un poco más acalorados que otros.

El ejercicio es un gran ejemplo de ello. Algunas personas están secas después de una sesión de ciclismo, y otras están empapadas después de un tramo de escaleras. Es importante tener en cuenta que estas diferencias personales tienen poco que ver con el estado de forma.




Aun así, sentirse más acalorado de lo habitual sin ninguna causa clara puede ser a veces un signo de que hay algo más en juego. Veamos algunas posibles causas de ese acaloramiento.

1. Hipertiroidismo

¿Sientes calor? La culpa podría ser de un problema de la glándula tiroidea. En el caso del hipertiroidismo, la glándula produce demasiada hormona tiroidea. Esto acelera el ritmo con el que tu cuerpo convierte el combustible en energía, lo que hace que tengas calor.

Puedes tener más sed, hambre y sudor, y tu corazón puede acelerarse. También puedes tener diarrea o sarpullidos que pican. Las mujeres pueden tener menstruaciones más ligeras o irregulares o problemas para quedarse embarazadas.




2. Menopausia

Es el momento en que la mujer deja de tener la menstruación para siempre, normalmente alrededor de los 50 años. Es probable que tenga «sofocos». Son aumentos repentinos y breves de la temperatura corporal. La menopausia puede provocar sudoración intensa, mareos y un corazón acelerado.

Los síntomas suelen empezar antes de la última regla y pueden durar varios años. Si son graves, tu médico puede sugerirte que los controles con la sustitución de hormonas, medicamentos y cambios en el estilo de vida.

3. Insuficiencia ovárica primaria

Ocurre cuando los ovarios de una mujer no producen cantidades normales de la hormona estrógeno ni liberan óvulos de forma regular. Puede ser difícil quedarse embarazada. También puedes tener sofocos y sudores nocturnos que se sienten igual que los síntomas de la menopausia. Consulta a tu médico si nota estos problemas o si te saltas los periodos, tiene menos deseo sexual y sequedad vaginal.

4. Fiebre

Tu cuerpo funciona mejor a una temperatura de alrededor de 37º C. Si la superas, puedes tener fiebre, lo que puede hacer que tengas calor y sudes. Esto suele ocurrir cuando el cuerpo intenta luchar contra gérmenes como los virus o las bacterias.




Los líquidos, el descanso y los medicamentos de venta libre pueden ayudar. Informa a tu médico si tienes una fiebre de 39 o más o si te sientes peor. Acude a urgencias si tienes síntomas graves como un dolor de cabeza muy fuerte, rigidez de cuello, confusión o convulsiones.

5. Cafeína

El café con cafeína puede hacer que estés más alerta y menos somnoliento por la mañana, pero también aumenta tu temperatura corporal. Demasiada cafeína puede elevar la presión arterial, el azúcar en la sangre y la acidez estomacal y causar problemas de sueño. Lee los envases de las infusiones, los refrescos, el chocolate y los medicamentos. Mide tu propia respuesta para saber cuánto es demasiado para ti.

6. Comida picante

¿Sientes que tu calor corporal se dispara cuando comes esos pimientos picantes de tu local de tacos? La comida picante parece aumentar la temperatura central de tu cuerpo e incluso puede hacerte sudar. No hay de qué preocuparse. Algunos estudios demuestran que una dieta picante parece ser buena para ti. Eso sí, no te excedas, sobre todo si notas que te hace sentir mal.

¿Por qué siempre tengo calor? 15 Posibles causas

7. Ejercicio

Si tu cuerpo trabaja duro, quema más combustible. Eso produce más calor. Tu cuerpo intenta deshacerse de él enviando la sangre caliente hacia la piel y enfriándola con el sudor. Pero a veces no puede deshacerse de él lo suficientemente rápido y la temperatura central aumenta. Esto ocurre más fácilmente cuando hace calor y hay humedad, y puede provocar un golpe de calor, una afección grave que requiere atención médica de urgencia.

8. Tiempo caluroso

El cuerpo trata de mantenerse a 37º C independientemente del tiempo que haga. Cuando hace calor y hay humedad, el cuerpo mueve la sangre hacia la superficie de la piel y la enfría con el sudor. Pero no de inmediato. Espera a que el cuerpo alcance una determinada temperatura. La cifra exacta puede variar en función de la edad, la salud y la forma física, pero es probable que sientas calor aunque tu cuerpo intente enfriarte.

9. Diabetes (tipos 1 y 2)

Con esta enfermedad, los vasos sanguíneos no se dilatan, o ensanchan, tan bien como deberían, lo que hace más difícil llevar la sangre a la superficie de la piel y eliminar el calor. Las glándulas sudoríparas que deben enfriar la piel tampoco funcionan tan bien. Esto hace que sea mucho más difícil bajar la temperatura.

10. Edad

Cuando eres mayor, tu sistema de refrigeración puede no funcionar tan bien. Si hace calor en el exterior, el corazón necesita bombear más sangre a la superficie para ayudar a mantener el cuerpo fresco. A medida que envejeces, tu corazón no es tan fuerte, por lo que tiene que trabajar más. Para empeorar las cosas, es posible que los vasos sanguíneos no se ensanchen como antes, por lo que no puede llegar tanta sangre a la superficie de la piel a la vez.

11. Enfermedades cardiovasculares

Si la padeces, tus vasos sanguíneos no se expanden tan bien como deberían y tu sistema de refrigeración basado en el sudor tampoco funciona tan bien. Esto hace que sea más difícil refrescarse cuando tienes calor. También puede ser peligroso. Un corazón debilitado puede esforzarse para enviar sangre a todo el cuerpo, y eso puede causar un ataque al corazón.

12. Beber muy poca agua

Si no te mantienes hidratado, no sudarás lo suficiente y tu cuerpo no podrá enfriarse tan fácilmente. Si crees que no estás tomando suficiente agua, lleva una botella de agua helada cuando estés en el calor o haciendo ejercicio.

13. No estás en forma

Estar en forma puede ayudar a mantenerte fresco. No está claro por qué, pero los estudios demuestran que las personas que hacen más ejercicio aeróbico -el tipo de ejercicio que hace que tu corazón bombee- son más capaces de refrescarse cuando tienen calor. Y, por supuesto, también es bueno para el corazón, el peso e incluso el estado de ánimo.

14. No estás acostumbrado al calor

Cuanto más tiempo pases al aire libre, más fácil será que tu cuerpo se acostumbre al calor. Una persona sana tarda unas dos semanas en «aclimatarse» a una nueva temperatura; más tiempo si eres mayor o estás enfermo. Una vez que lo hagas, te sentirás más fresco y tu cuerpo se mantendrá más fresco e hidratado cuando trabaje duro. Puede ser útil ajustar la temperatura interior a no más de 10 grados menos que la temperatura exterior.

15. Obesidad

Las personas delgadas se mantienen frescas mejor que las personas con sobrepeso. Cuanto más obeso seas, menos superficie de piel tienes por cada kilo de peso corporal. El resultado: menos poder de refrigeración. Si necesitas bajar algunos kilos, habla con tu médico sobre ideas para una dieta saludable y un programa de ejercicios.

¿Te ha gustado el artículo sobre por qué siempre tengo calor? ¡Por favor, compártelo con tus amigos!

¿Por qué siempre tengo calor? 15 Posibles causas

Fotografía: Canva

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!