Síntomas de los coágulos de sangre: Cómo saber si tienes uno

Síntomas de los coágulos de sangre: Cómo saber si tienes uno

Coágulos de sangre

¿Alguna vez te has cortado con un papel o te has hecho un corte al afeitarte? Cuando eso ocurre, un coágulo de sangre soluciona el problema. Detiene rápidamente la hemorragia y, cuando ha hecho su trabajo, suele deshacerse. Sin embargo, a veces las cosas pueden salir mal.

Cuando los coágulos de sangre no se deshacen, pueden ser peligrosos y provocar enfermedades graves. Pueden aparecer en los vasos sanguíneos de casi cualquier parte del cuerpo. Es más probable que afecten a una pierna, sobre todo si estás sentado durante mucho tiempo.

PUBLICIDAD






Puedes tener un coágulo en las arterias, que llevan el oxígeno de la sangre desde el corazón a todas las células del cuerpo. El resultado puede ser muy grave. Puede impedir que el oxígeno llegue al corazón, los pulmones o el cerebro, y provocar una emergencia que ponga en peligro la vida, como un ataque al corazón o un derrame cerebral.

También puede formarse un coágulo en las venas que llevan la sangre al corazón. Cuando esto ocurre, los síntomas suelen aparecer de forma más gradual, pero aún así pueden significar un problema.

Si conoces las señales de advertencia, es más probable que recibas una ayuda médica rápida que puede suponer una gran diferencia a la hora de mantenerte fuera de la zona de peligro. Pero es importante saber que, en algunos casos, los coágulos de sangre pueden aparecer con pocos síntomas o sin ellos.

PUBLICIDAD






Brazos y piernas

Cuando se forma un coágulo en una de las venas profundas del brazo o la pierna, muy por debajo de la superficie de la piel, puede tratarse de una trombosis venosa profunda (TVP). Esto es peligroso porque el coágulo puede llegar al corazón o a los pulmones.

Es más probable que sufras una TVP si llevas mucho tiempo sin moverte, por ejemplo, después de una operación o durante un viaje largo en avión. Busca ayuda médica de inmediato si notas alguno de estos síntomas:

  • Hinchazón. Puede producirse en el lugar exacto donde se forma el coágulo, o toda la pierna o el brazo pueden hincharse.
  • Cambio de color. Puedes notar que tu brazo o pierna adquiere un tono rojo o azul, o que te pica.
  • Dolor. A medida que el coágulo empeora, es posible que te duela. La sensación puede ir desde un dolor sordo hasta un dolor intenso. Puedes notar que el dolor palpita en la pierna, el vientre o incluso el brazo.
  • Piel caliente. La piel alrededor de las zonas dolorosas o en el brazo o la pierna con la TVP puede sentirse más caliente que el resto de la piel.
  • Dificultad para respirar. Si esto ocurre, puede significar que el coágulo se ha desplazado del brazo o la pierna a los pulmones. También puede tener una tos fuerte, e incluso puede toser con sangre. Es posible que te duela el pecho o te sientas mareado. Llama al servicio de emergencia para obtener ayuda médica de inmediato.
  • Calambre en la parte inferior de la pierna. Si el coágulo se encuentra en la pantorrilla o en la parte inferior de la pierna, puedes sentir como si tuvieras un calambre.
  • Edema con fóvea. La TVP puede provocar una acumulación de líquido (edema) en los brazos o las piernas. Suele ocurrir con bastante rapidez en el caso de la TVP. Cuando se presiona la zona inflamada, puede aparecer un hoyuelo o «hoyo» que permanece durante unos segundos.
  • Venas hinchadas y dolorosas. El dolor puede aumentar con el tacto.

Síntomas de los coágulos de sangre: Cómo saber si tienes uno

Corazón

Un coágulo de sangre que se forma en o alrededor de tu corazón puede causar un ataque al corazón. Presta atención a síntomas como los siguientes:

PUBLICIDAD






  • Dolor intenso en el pecho y el brazo
  • Sudoración
  • Dificultad para respirar
Pulmones

Un coágulo de sangre en el pulmón suele empezar en una vena profunda del brazo o la pierna, y luego se desprende y se desplaza hasta el pulmón. Cuando esto ocurre, se produce lo que se denomina embolia pulmonar, una afección extremadamente peligrosa.

Busca ayuda médica de inmediato si:

  • Te falta el aire o tienes problemas para respirar
  • Tienes dolor en el pecho
  • Empiezas a toser
  • Empiezas a sudar
  • Te sientes mareado
Cerebro

En este caso, los coágulos de sangre pueden estar causados por depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que llevan la sangre al cerebro. O a veces, pueden formarse debido a un golpe en la cabeza que provoque una conmoción cerebral.

En otros casos, un coágulo que empieza en otra parte del cuerpo, como el pecho o el cuello, puede entrar en el torrente sanguíneo y llegar al cerebro, donde puede provocar un ictus.

Presta atención a estos síntomas:

  • Problemas de visión o del habla
  • Convulsiones
  • Sensación general de debilidad
Vientre

Los coágulos de sangre pueden producirse en las venas que drenan la sangre de los intestinos. Pueden estar causados por afecciones como la diverticulitis o la enfermedad hepática, o incluso por las píldoras anticonceptivas.

¿Cómo puedes saber si esto ocurre? Consulta a tu médico si tienes problemas como los siguientes:

  • Náuseas o vómitos
  • Dolor intenso en el vientre, que puede empeorar después de comer
  • Diarrea
  • Heces con sangre
  • Sensación de hinchazón
Riñones

Un coágulo de sangre en los riñones puede impedir que éstos eliminen los residuos del organismo. Esto puede provocar presión arterial alta o incluso insuficiencia renal.

Esto es peligroso, así que debes estar atento a estos síntomas:

  • Dolor en el costado del vientre, las piernas o los muslos
  • Sangre en la orina
  • Fiebre
  • Náuseas o vómitos
  • Presión arterial alta
  • Hinchazón grave y repentina de las piernas
  • Dificultad para respirar

¿Le ha gustado el artículo sobre los síntomas de los coágulos de sangre? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

Síntomas de los coágulos de sangre: Cómo saber si tienes uno

Fotografía: Canva



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!