8 Señales de que tienes un trabajo tóxico para tu salud mental

8 Señales de que tienes un trabajo tóxico para tu salud mental

Trabajo tóxico: introducción:

No conozco a nadie que ame su trabajo todo el tiempo, siempre hay algunos aspectos del trabajo que se sienten agotadores. ¿Pero cómo sabes cuando tu trabajo no sólo es estresante, sino que es tóxico y te agota la vida?

Los trabajos pueden ser tóxicos por muchas razones: pueden ser abrumadoramente estresantes o intolerablemente aburridos. Puede ser la clientela la que hace que sea un trabajo tóxico, como los comensales exigentes en un restaurante, o tal vez es un jefe o un compañero de trabajo. He experimentado de primera mano los efectos tóxicos de un jefe autoritario que era constantemente crítico (lo cual es parte de la razón por la que ahora trabajo por mi cuenta).

PUBLICIDAD






Es importante aquí distinguir entre un trabajo tóxico y el agotamiento. El agotamiento ocurre cuando no nos recargamos adecuadamente del estrés del trabajo, y nos desgastamos gradualmente. Con un descanso adecuado y quizás una perspectiva diferente de nuestro trabajo, podemos recuperarnos del agotamiento y permanecer en la misma posición. Pero si el trabajo es realmente tóxico, ninguna cantidad de descanso o tiempo fuera lo hará tolerable por mucho tiempo una vez que regreses.

Si eres realmente infeliz en el trabajo, busca las siguientes señales de que tienes un trabajo tóxico para tu salud mental.

1. Es difícil sentir emociones positivas en el trabajo

Experimentas mucha alegría al alejarte del trabajo, pero esos sentimientos no aparecen una vez que entras en el lugar de trabajo. En cambio, siempre estás intranquilo, nervioso o simplemente cansado emocionalmente. Tal vez tus compañeros te digan que «te animes», pero sólo puedes forzar una media sonrisa.

PUBLICIDAD






8 Señales de que tienes un trabajo tóxico para tu salud mental

2. Necesitas todo el fin de semana para recuperarte de la semana de trabajo

Tu salud mental se agota a lo largo de la semana. El martes estás agotado y no te imaginas cómo lo lograrás hasta el viernes. Cuando llega el fin de semana, apenas lo esperas porque estás muy cansado. Cuando finalmente empiezas a recuperarte, es hora de volver al trabajo.

3. Estás estresado e irritable el domingo por la noche

El viernes y el sábado por la noche puedes quitarte el trabajo de la cabeza, pero el domingo ya no puedes negar que ya viene. Es difícil relacionarse con la gente que te rodea, y no disfrutas del último día del fin de semana como esperabas el lunes por la mañana.

4. Fantaseas con la jubilación, que puede estar a décadas de distancia

Olvidas el fin de semana, sueñas con un descanso permanente del trabajo. Incluso puede empezar a planificar tu jubilación, o a pensar en formas de hacerte rico para no tener que trabajar más.

PUBLICIDAD






5. Tu sueño es mucho peor en los días de trabajo

El trabajo tóxico puede arruinar completamente tu sueño y descanso. Algunas personas sienten los efectos en los días en que trabajan (típicamente de lunes a viernes por la noche), mientras que otras pueden notarlo en anticipación al trabajo (de domingo a jueves por la noche).

6. A menudo estás físicamente enfermo

Incontables estudios han demostrado los efectos del estrés crónico en el sistema inmunológico. Si estás siendo envenenado por un ambiente de trabajo tóxico, sentirás los efectos no sólo en tu mente y espíritu, sino también en tu cuerpo. Parece que te contagias de todos los virus que hay, y tardas más en recuperarte que antes.

7. Te tomas muchos días personales

Incluso cuando no estás físicamente enfermo, eliges quedarte en casa tan a menudo como sea posible. Algunos días te despiertas y la idea de ir a trabajar parece imposible. Tal vez llegues a vestirte y a desayunar, pero luego la idea de conducir hasta el trabajo te hace sentir mal del estómago. Volveré a trabajar desde casa, te dices a ti mismo.

8. No te gusta la persona que eres en el trabajo

Tal vez la señal más evidente de que tienes un trabajo tóxico es que te está cambiando en formas que no te gustan. Puede que te sientas retraído, amargado, centrado en tí mismo y cínico. Incluso puede que lo extiendas al tiempo que pasas en casa con tu familia, que es la parte más molesta para ti.

Si algunos de estos síntomas te afectan, piensa cuidadosamente en tu futuro en esta situación. ¿Hay alguna manera de cambiar el trabajo para que sea menos tóxico? ¿O podría ser el momento de cambiar de trabajo? Habla sobre estas ideas con alguien que ames y en quien confíes, y ten cuidado con quien te acercas, especialmente con aquellos que tienen un interés en tu decisión. Por ejemplo, es probable que un compañero de trabajo que no quiere que te vayas te dé una opinión sesgada.

Por último, es importante tener en cuenta que un lugar de trabajo perfectamente agradable puede ser tóxico para ti si no perteneces a él. Por ejemplo, tal vez tu trabajo actual no te permite expresar tu creatividad, o eres emprendedor de corazón y encuentras tu trabajo de 9 a 5 muy limitado. No importa lo agradables que sean tus compañeros de trabajo o lo positivo que sea el ambiente de trabajo, no será saludable para ti si el ajuste no es el adecuado.

Así que respeta tus reacciones en tu lugar de trabajo, incluso si no entiendes por qué eres tan infeliz allí. Tu mente, cuerpo y espíritu te están dando información valiosa que es mejor no ignorar.

¿Le ha gustado el artículo sobre el trabajo tóxico? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

8 Señales de que tienes un trabajo tóxico para tu salud mental

Fotografía: Abbie Bernet

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Te ha gustado?

¡Síguenos en Facebook!



Síguenos en Pinterest

¡Somos más de 7.000!
Saludista

Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!