¿Cómo puedes averiguar tu tipo de sangre?

¿Cómo puedes averiguar tu tipo de sangre?

Si has estado atento a los titulares de COVID últimamente, habrás oído que el tipo de sangre puede influir en la susceptibilidad de las personas al virus y en la gravedad de los síntomas que puede producir. Una forma de entender mejor nuestro riesgo, ¡es genial! Pero, ¿qué pasa si no conoces tu tipo de sangre?

Si aún no conoces tu grupo sanguíneo, encontrar un registro de él puede ser difícil: el grupo sanguíneo no está en tu certificado de nacimiento y no suele aparecer en los registros de los análisis de laboratorio rutinarios.

PUBLICIDAD






Por lo tanto, es posible que tengas que hacerte una prueba para averiguar tu tipo de sangre, que en realidad es bastante sencilla. Yo me hice la mía durante el instituto: me pinché el dedo con una aguja, eché gotas de sangre en los cuadrados de una tarjeta impresa con una cuadrícula y, como por arte de magia, se reveló mi grupo sanguíneo.

Hoy puedes hacer lo mismo. Los kits de tipificación sanguínea caseros te dan una respuesta en cuestión de minutos. Estas pruebas cuestan muy poco dinero y son precisas.

También puedes averiguar tu tipo donando sangre, que ahora mismo escasea. O bien, si tienes programada una prueba de laboratorio rutinaria, puedes pedir a tu médico que incluya el grupo sanguíneo en las órdenes para saber si eres A, B, AB u O.

PUBLICIDAD






Conocer tu grupo sanguíneo es bueno. Puede ayudarte a planificar un embarazo saludable, por ejemplo, o a donar sangre lo más a menudo posible si tienes un tipo raro como el AB-, porque los hospitales nunca tienen suficientes unidades de tipos de sangre raros.

¿Cómo puedes averiguar tu tipo de sangre?

Y en lo que respecta al COVID-19, puede darte una idea más clara de tu riesgo.

Los investigadores creen que las personas con sangre del tipo A contraen COVID-19 más fácilmente y que sus síntomas parecen ser peores que los de las personas con otros tipos de sangre. Las investigaciones también sugieren que las personas con sangre del tipo O parecen protegerse mejor del virus y experimentan síntomas menos graves.

PUBLICIDAD






¿Y las personas del tipo B o AB? Su susceptibilidad y sus síntomas parecen estar en un punto intermedio.

Si tienes sangre del tipo A y esta noticia te preocupa, lo entiendo. Pero no hay necesidad de entrar en pánico: no significa que vayas a contraer definitivamente el virus. Simplemente significa que es posible que quieras tomar más precauciones para evitar contraer el virus.

A fin de cuentas, no hay nada que puedas hacer con tu tipo de sangre: no es un factor de riesgo que puedas controlar de ninguna manera. Pero hay otros factores de riesgo que sí puedes controlar, así que concentra tu energía en ellos.

Por ejemplo, la obesidad parece ser un factor de riesgo importante, por lo que debes centrar tu atención en alcanzar o mantener un peso saludable, cambiar tu dieta y asegurarte de hacer ejercicio con regularidad (estos hábitos también ayudarán a reforzar tu sistema inmunitario).

Y para los que tienen sangre del tipo O, la idea de que pueden ser menos susceptibles al COVID-19 no significa que estén garantizados de estar a salvo de contraer el virus – o de transmitirlo a otros – no es una excusa para omitir las precauciones contra el virus.

Todo el mundo, independientemente del nivel de riesgo, debe llevar una mascarilla en público y lavarse las manos con frecuencia y de forma enérgica, como mínimo. Hacer esto ayuda a evitar el contagio del virus a personas más vulnerables. Como las personas con sangre del tipo A.

¿Le ha gustado el artículo sobre cómo puede averiguar su tipo de sangre? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

¿Cómo puedes averiguar tu tipo de sangre?

Fotografía: Kate Holt / AusAID
Fotografía: Arek Socha

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!