11 Formas de mantener los riñones sanos

11 Formas de mantener los riñones sanos

La importancia de unos riñones sanos

Estos importantes órganos ayudan a filtrar los residuos de la sangre y a enviarlos a la vejiga. Descubre cómo mantener los tuyos en plena forma.

1. No abuses de ciertos medicamentos

Los AINE son medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno y el naproxeno. Pueden dañar los riñones si se toman demasiados a la vez o con demasiada frecuencia.




El uso de inhibidores de la bomba de protones (IBP) para una úlcera o ERGE durante mucho tiempo puede aumentar las posibilidades de padecer una enfermedad renal crónica. Sólo debe tomarlos situ médico te dice que los necesita.

2. Cuidado con los antibióticos

Estos medicamentos que combaten las bacterias pueden dañar los riñones si los tomas con demasiada frecuencia. Puede ocurrir incluso si estás perfectamente sano, aunque es más grave si tus riñones no funcionan tan bien como deberían. Algunos tipos, como la penicilina, las sulfonamidas y las cefalosporinas, son más propensos a causar problemas.

3. Evitar los suplementos de hierbas

Los fabricantes de suplementos no tienen que demostrar que sus productos son seguros, y algunos pueden dañar los riñones. Éstos pueden ser especialmente perjudiciales si tienes una enfermedad renal porque pueden empeorar la condición o afectar el funcionamiento de algunos medicamentos. Habla con tu médico antes de probar cualquier suplemento de hierbas.




4. Come sano

Los riñones procesan todo lo que comes o bebes, incluyendo todo lo que es malo para ti, como mucha grasa, sal y azúcar. Con el tiempo, una mala dieta puede provocar hipertensión, obesidad, diabetes y otras afecciones que son duras para los riñones. Una dieta saludable contiene muchas verduras, frutas y cereales integrales, y pocos alimentos procesados.

11 Formas de mantener los riñones sanos

5. Cuidado con la sal

Este mineral afecta a las personas de diferentes maneras. Para algunos, parece aumentar la cantidad de proteínas en la orina. Eso puede dañar los riñones o empeorar la enfermedad renal si ya la padeces. Mucha sal también aumenta las posibilidades de padecer hipertensión arterial, una causa típica de enfermedad renal, y cálculos renales, que pueden ser muy dolorosos y posiblemente causar daños si no se tratan.

6. Beber suficiente agua

El agua ayuda a llevar nutrientes importantes a los riñones y a trasladar los residuos a la vejiga en forma de orina. Si no bebes lo suficiente, los diminutos filtros del interior de los riñones pueden obstruirse y provocar cálculos renales e infecciones. Incluso una deshidratación leve puede dañar los riñones si se produce con suficiente frecuencia. De cuatro a seis vasos al día es lo adecuado, pero puedes necesitar más si estás enfermo o hace calor.




7. Ejercicio

Al igual que una dieta saludable, esto ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes y las cardiopatías que pueden provocar daños en los riñones. Pero no intentes pasar de teleadicto a rata de gimnasio en un día. Un exceso de ejercicio también puede dañar tus riñones si no estás preparado para ello.

Trabaja hasta llegar a 30 ó 60 minutos al menos cinco días a la semana. Empieza despacio si hace tiempo que no lo haces y consulta primero con tu médico si tienes problemas de salud.

8. Hazte una prueba de detección

Es importante conocer el riesgo de padecer una enfermedad renal. Es más probable si tú o tus familiares cercanos padecen enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, diabetes o tienen antecedentes familiares de insuficiencia renal. En estos casos, tu médico puede sugerirte que te sometas a pruebas renales específicas como parte de tu revisión periódica. Cuanto antes se detecte, más fácil será su tratamiento y, a veces, incluso su detención.

9. Cuidado con el alcohol

Si estás sano, no es probable que una o dos copas dañen tus riñones. Pero un atracón de alcohol (tomar más de cuatro copas en menos de dos horas) puede causar un daño repentino y grave y posiblemente provocar problemas a largo plazo. Además, el alcohol suele deshidratarte, lo que puede impedir que tus riñones funcionen bien y provocar un aumento de peso, enfermedades hepáticas, hipertensión arterial y otras afecciones que los someten a un mayor esfuerzo.

10. Deja de fumar

Fumar aumenta el riesgo de padecer cáncer de riñón y daña los vasos sanguíneos, lo que afecta a los riñones al reducir el flujo sanguíneo hacia ellos. Además, fumar puede afectar a ciertos medicamentos que tratan la hipertensión arterial. Esto es grave porque la hipertensión no controlada es una de las principales causas de enfermedad renal.

11. Controla los problemas de salud

Las dos enfermedades más comunes que afectan a los riñones son la diabetes y la hipertensión arterial. Una dieta equilibrada y el ejercicio regular pueden ayudar a mantener ambas cosas bajo control.

En el caso de la diabetes, también es importante vigilar de cerca el nivel de azúcar en la sangre y administrarse insulina cuando la necesites. En el caso de la hipertensión, comprueba tus cifras con regularidad y toma todos los medicamentos exactamente como te los ha recetado tu médico.

¿Le ha gustado el artículo sobre las formas de mantener sus riñones sanos? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

11 Formas de mantener los riñones sanos

Fotografía: Canva

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!