14 Cosas que nunca debes pedir si sales a comer fuera

14 Cosas que nunca debes pedir si sales a comer fuera

Comer fuera: introducción

Sabes que hay que pedir la cebolla frita, y la ración de pastel de queso del tamaño de tu cabeza, pero ¿qué pasa con el batido verde, o el parfait de yogur? Los restaurantes tienen una forma de cargar calorías y azúcar en pedidos que suenan saludables. Y luego hay cuestiones de seguridad alimentaria que hay que considerar: Algunos elementos del menú conllevan un mayor riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos que otros.

Para ayudarte a pedir más inteligentemente la próxima vez que comas fuera, hemos compilado esta lista de platos para descartar.




1. Hamburguesa

Cuando la carne picada no se cocina a la temperatura adecuada (70º C) pueden permanecer bacterias desagradables (piensa: «contaminación fecal»). Una hamburguesa poco cocinada es más peligrosa que un filete poco cocinado, según un reciente estudio de Consumer Reports, porque los microbios dañinos tienden a mezclarse en la carne picada, mientras que en los cortes enteros de carne es más probable que los microbios permanezcan en la superficie y mueran cuando se exponen al calor. Pide siempre tu hamburguesa cocinada al menos a medio punto.

2. Refrescos

Lo hemos escuchado un millón de veces: los azúcares añadidos en los refrescos pueden aumentar los kilos o impedir perder peso. Pero los refrescos son un hábito difícil de dejar.

3. Los menús baratos de los restaurantes de comida rápida

Puede ser tentador pedir un menú en un restaurante de comida rápida para sacar el máximo provecho de tu dinero. Pero una hamburguesa doble con queso, patatas fritas y una bebida podría agregar hasta 1.100 calorías y casi 50 gramos de grasa. Y comerse la comida puede tener consecuencias inmediatas. Después de que personas saludables comieron una comida alta en grasa, su presión arterial fue más alta cuando se enfrentaron a un factor estresante en comparación con cuando comieron una baja en grasa, según una investigación del Journal of Nutrition.




14 Cosas que nunca debes pedir si sales a comer fuera

4. Palomitas de maíz tamaño grande

En los cines, cuanto más grande sea el bol de palomitas, mejor será el momento. Pero un bol de palomitas de maíz grande puede tener hasta 1.200 calorías y el equivalente a la cantidad diaria recomendada de tres días de grasa saturada, según un análisis del Centro de Ciencia en el Interés Público (CSPI). Si no puedes imaginarte una película sin comer algo salado, pide unas palomitas de maíz de tamaño pequeño (que probablemente te harán sumar entre 400 y 700 calorías) y compártelas con tu pareja.

5. Pan con aceite de oliva

La mayoría de nosotros tomamos aceite de oliva con trozos de pan, sumando cientos de calorías, antes de que la comida empiece, dice Joan Salge Blake, profesora clínica asociada de la Universidad de Boston y autora del libro Nutrition & You. Debido a que el aceite de oliva es bueno para tu salud, puedes pensar en él como un alimento «que no afecta», señala. Sin embargo, cucharada por cucharada, contiene más calorías que la mantequilla. «Y tiendes a ser más indulgente que con la mantequilla«, dice.

6. Come toda la pasta que puedas comer

«Ten cuidado con las ‘gangas’«, dice Blake. «La pasta es barata y es fácil que los restaurantes obtengan beneficios, pero eso va a costa de tu cintura«. Si estás tentado en repetir una comida, es mejor que evites los restaurantes que ofrecen esa oferta. Aún así, en cualquier lugar donde pidas espaguetis, la ración será probablemente enorme, así que considera llevarte la mitad del plato a casa. Piénsalo de esta manera, dice Blake: «Si es tan delicioso, ¿no sería divertido disfrutarlo de nuevo al día siguiente? Si lo piensas puedes tener dos maravillosas ocasiones de comer en lugar de tener el recuerdo de sólo una.»




7. Un plato principal con más de 700 calorías

«La persona promedio no debería consumir más de 700 calorías por comida«, dice la Dra. Deborah Cohen, científica naturalista de alto nivel del grupo de expertos en políticas de la Rand Corporation, y autora de A Big Fat Crisis: Las fuerzas ocultas de la epidemia de obesidad y cómo podemos acabar con ella. En realidad, esto incluye bebidas, un plato principal y un postre. Pero cuando se come fuera no es difícil exceder las 700 calorías con sólo el plato principal.

Considera que una tortilla puede llegar a tener 1.300 calorías, y un plato principal de costillas tiene unas 2.400 calorías, 700 casi parece una gota de agua en un cubo. «Cada vez que comes demasiado y no lo compensas, está incrementando tu riesgo de enfermedades crónicas«, dice la Dra. Cohen.

8. Patatas fritas y salsa

El problema no es comer unas pocas patatas fritas o mojarlas en una salsa que puede ser saludable. El problema es que en muchos restaurantes, el plato no tiene fondo. «Nuestra inclinación natural es comer y beber lo que tenemos delante de nosotros, pero con tanta comida, tenemos que poner restricciones que nos impidan excedernos«, dice la Dra. Cohen. «Estamos diseñados para ser capaces de consumir más de lo que necesitamos«. Ya que es agotador luchar contra la biología, pídele al camarero que deje de traer patatas fritas y salsa.

9. Ensaladas de entrada

Es sorprendente lo que algunos restaurantes pueden hacer con una pila de verduras que antes eran inocentes, especialmente cuando sirven la ensalada con el aderezo puesto, dice Christine Gerbstadt, autora de Doctor’s Detox Diet. Un ejemplo: una ensalada oriental de pollo a la parrilla en una popular cadena tiene casi 1.300 calorías y 84 gramos de grasa. Los peores delitos suelen ser las ensaladas de pollo asiáticas, dice la Dra. Gerbstadt. Si pides una de estas, pide el aderezo a un lado y llévate la mitad de la ensalada a casa para la comida del día siguiente.

11. Más de un margarita

Odiamos ser un aguafiestas, pero los Institutos Nacionales de Salud (NIH) recomiendan que las mujeres se limiten a siete bebidas por semana y no más de dos por día. Pero un margarita (que es 33% de alcohol en sólo una copa) en realidad cuenta como 1,7 bebidas, según la calculadora de contenido de cócteles del NIH. Pide uno y ya has superado tu límite diario. Las piñas coladas son aún más fuertes: Una sola piña colada cuenta como dos bebidas alcohólicas.

12. Tiburón

Hay dos razones para saltarse el tiburón en el menú: En primer lugar, porque la mayoría de los tipos están en la lista de «evitar» de Seafood Watch debido a las prácticas pesqueras insostenibles que ponen en peligro a la especie; en segundo lugar, porque como grandes depredadores, los tiburones (junto con el pez espada, la caballa gigante y el blanquillo) contienen niveles especialmente altos de mercurio. La neurotoxina, que puede acumularse en el cuerpo con el tiempo, representa el mayor riesgo para las mujeres embarazadas. Entre los mejores pescados se encuentran el salmón del Atlántico de piscifactoría y el bacalao del Atlántico de piscifactoría.

13. Ostras crudas

Pruebe este manjar bajo su propio riesgo, dice Libby Mills, nutricionista y coach de cocina en el área de Filadelfia. Las ostras crudas pueden ser portadoras de la hepatitis A y de una bacteria llamada Vibrio vulnificus, esta última puede enfermarte con vómitos y diarrea. Si tienes ciertas afecciones como la diabetes, una infección puede ser fatal. La FDA señala que las ostras de restaurantes elegantes o el hecho de poner salsa picante en media concha no te protege. Lo mejor que puedes hacer es pedirlas cocinadas.

14. Batidos verdes

Sí, esas bebidas cargadas de vegetales pueden ser bastante engañosas. Una cadena popular combina kale y aguacate, más yogurt congelado, zumos y azúcar. No es de extrañar que tenga 70 gramos de azúcar y casi 500 calorías. «A veces estos lugares tienen que poner mucha fruta y zumo de fruta en el batido para compensar el sabor verde«, explica Mills. «Esto es un postre. No es un aperitivo sano«. Un batido no debería tener más de 250 calorías, dice.

¿Le ha gustado el artículo sobre las cosas que nunca debes pedir si sales a comer fuera? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

14 Cosas que nunca debes pedir si sales a comer fuera


Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!