13 de los mejores y peores alimentos para la tiroides

13 de los mejores y peores alimentos para la tiroides

Alimentos para la tiroides ¿Hay una dieta para la tiroides?

Los problemas de tiroides pueden ser ayudados por lo que usted come. Veamos cuáles son los mejores (y los peores) alimentos para esta importante glándula.

1. De lo mejor: Algas

Su tiroides necesita yodo para funcionar correctamente y producir suficiente TH para las necesidades de su cuerpo. Si no se obtiene suficiente yodo, se corre el riesgo de sufrir hipotiroidismo o bocio (una glándula tiroides que se agranda para compensar la escasez de hormona tiroidea). La mayoría de las personas no tienen problemas para obtener suficiente yodo, ya que la sal de mesa está yodada, pero si se sigue una dieta baja en sodio (ya que un número cada vez mayor cantidad de personas lo hace por su salud cardíaca) o se sigue una dieta vegetariana (más sobre eso más adelante), es posible que sea necesario aumentar la ingesta de otras fuentes.

PUBLICIDAD






Muchos tipos de algas marinas tienen mucho yodo, pero la cantidad puede variar mucho, dice Mira Ilic, dietista en la Clínica Cleveland. Según los Institutos Nacionales de Salud, una porción de 1 gramo puede contener desde un 11% hasta un enorme 1.989% de su valor porcentual diario. Pero como las algas son especialmente altas en yodo, no deberías empezar a comer sushi todos los días de la semana. Demasiado yodo puede ser tan perjudicial para la tiroides como muy poco al desencadenar (o empeorar) el hipotiroidismo. Para obtener los grandes beneficios de las algas marinas sin pasarse de la raya, Cynthia Sass, editora de nutrición de Health aconseja atenerse a una ensalada de algas frescas por semana (además del sushi), y mantenerse alejado de los tés y suplementos de algas marinas.

2. De lo mejor: Yogur

Si no comes algunas ensaladas de algas, probablemente no tengas que preocuparte por obtener demasiado yodo de otros alimentos. En particular, los productos lácteos están llenos de este nutriente (y en cantidades más manejables), según una investigación realizada en 2012 en la revista Nutrition Reviews. En parte, esto se debe a que el ganado recibe suplementos de yodo y el proceso de ordeño utiliza limpiadores a base de yodo. El yogur natural, bajo en grasas, o yogur griego es una buena fuente, puede constituir alrededor del 50% de tu ingesta diaria de yodo.

3. Mejor: Nueces de Brasil

Las nueces de Brasil están llenas de otro nutriente que ayuda a regular las hormonas tiroideas: el selenio. En un estudio realizado en 2003 por investigadores de Francia, las mujeres que consumían mayores cantidades de selenio tenían menos probabilidades de desarrollar bocio y daños en el tejido tiroideo que las que no lo hacían. Además, también podría ayudar a evitar el daño a largo plazo de la tiroides en personas con problemas relacionados con la tiroides como la enfermedad de Hashimoto y Graves, según una revisión de 2013 en la revista Clinical Endocrinology.

PUBLICIDAD






Un solo grano contiene 96 microgramos, que es casi el doble de la ingesta diaria recomendada de 55 microgramos. Y recuerden, el límite superior máximo de selenio es de 400 microgramos al día, así que no se pasen. Demasiado selenio puede causar «aliento a ajo», pérdida de cabello, uñas descoloridas e incluso insuficiencia cardíaca, dice Ilic.

13 de los mejores y peores alimentos para la tiroides

4. De lo mejor: Leche

Gran parte del yodo en la dieta promedio proviene de los productos lácteos, según un estudio realizado en 2008 por investigadores de la Administración de Alimentos y Medicamentos. Pero nuestro consumo de productos lácteos ha estado en declive durante décadas: Entre los años entre 1970 y 2012, ha habido una caída del consumo de leche, en gran parte porque estamos bebiendo leche con menos frecuencia, dicen los investigadores.

Al beber una taza de leche baja en grasa, consumirá aproximadamente un tercio de sus necesidades diarias de yodo. Otra buena idea: Opte por un vaso que haya sido fortificado con vitamina D. Un estudio realizado en 2013 encontró que las personas con una tiroides poco activa (hipotiroidismo) tenían más probabilidades de tener una deficiencia de vitamina D que sus homólogos más sanos. (Otra mención honorable de los lácteos es el queso, especialmente el cheddar: una sola rodaja es buena para 12 microgramos de yodo y 7 UI de vitamina D).

PUBLICIDAD






5. De lo mejor: Pollo y carne de vacuno

El zinc es otro nutriente clave para la tiroides, tu cuerpo lo necesita para producir TH. Si se ingiere muy poco zinc, puede provocar hipotiroidismo. Pero escucha esto: Si desarrollas hipotiroidismo, también puedes tener una deficiencia de zinc, ya que sus hormonas tiroideas ayudan a absorber el mineral, explica Ilic. Y cuando eso sucede, también se pueden experimentar efectos secundarios como alopecia severa, una afección autoinmune que ataca a los folículos pilosos y los hace caer en grupos, según un informe de 2013.

Es probable que ya consumas suficiente zinc (la mayoría de las personas lo hacen), pero si tienes una dieta deficiente o un trastorno gastrointestinal que interfiere con tu capacidad de absorción de zinc, podrías estar en riesgo de sufrir una deficiencia, dice Ilic. Las carnes son una buena fuente: Una porción de 85 gramos de carne de vacuno asada contiene 7 miligramos; una hamburguesa de vacuno de 85 gramos contiene 3 miligramos; y una porción de 85 gramos de carne de pollo contiene 2,4 miligramos.

6. De lo mejor: Pescado

Dado que el yodo se encuentra en los suelos y el agua de mar, los peces son otra buena fuente de este nutriente. De hecho, los investigadores saben desde hace mucho tiempo que las personas que viven en regiones remotas y montañosas sin acceso al mar corren el riesgo de contraer bocio. «La evidencia más convincente que tenemos [para los problemas de tiroides] es la ausencia de una nutrición adecuada«, dice el Dr. Salvatore Caruana, director de la división de cirugía de cabeza y cuello en el departamento de otorrinolaringología – cirugía de cabeza y cuello en ColumbiaDoctors.

Una ración de 85 gramos de bacalao horneado contiene alrededor de 99 microgramos de yodo – o el 66% de su consumo diario recomendado. El atún enlatado es otra buena opción: una porción de 85 gramos proporciona alrededor de 17 microgramos, o el 11% de su cuota diaria de yodo. (Bonus: una porción de 85 gramos de atún de aleta amarilla enlatado también contiene 92 microgramos de selenio).

7. De lo mejor: Mariscos

A menos que un alimento esté fortificado con yodo, la Administración de Alimentos y Medicamentos no exige a los fabricantes que lo incluyan en sus productos. Esa es sólo una de las razones por las que es difícil saber cuánto de este nutriente hay en ciertos alimentos, dice Ilic. Pero como regla general, los mariscos como la langosta y el camarón son buenas fuentes de yodo, dice. De hecho, sólo 85 gramos de camarones (unas 4 o 5 piezas) contienen más del 20% de su ingesta recomendada. Bonus: los mariscos también pueden ser una buena fuente de zinc. 85 gramos de cangrejo y langosta de Alaska contienen 6,5 y 3,4 miligramos de zinc, respectivamente.

13 de los mejores y peores alimentos para la tiroides

8. De lo mejor: Huevos

Un huevo grande contiene alrededor del 16% del yodo y el 20% del selenio que se necesita para el día, lo que los convierte en un super alimento para la tiroides. Si tu médico no te ha indicado lo contrario, vomr el huevo entero, gran parte de ese yodo y selenio se encuentra en la yema, dice Ilic.

9. De lo mejor: Bayas

La mejor dieta para la tiroides requiere más que yodo, selenio y vitamina D, dice Ilic. Y, tal vez no sea sorprendente, los alimentos con alto contenido de antioxidantes también son buenos para la tiroides. Un estudio realizado en 2008 por investigadores de Turquía sugiere que las personas con hipotiroidismo tienen niveles más altos de radicales libres nocivos que las que no padecen la afección.

Las bayas están repletas de antioxidantes, según un estudio de 2010 en la revista Nutrition Journal. Los investigadores examinaron más de 3.000 alimentos y encontraron que las fresas silvestres, las moras, las bayas de goji y los arándanos se clasificaron especialmente alto.

10. Está bien: Coliflor, col rizada, brócoli, bok choy

Busca en Google, y puede que veas una o dos páginas diciendo que los vegetales crucíferos pueden causar problemas de tiroides. La verdad es un poco más turbia. Si bien es cierto que estos vegetales contienen compuestos llamados glucosinolatos, que podrían interferir con la producción de hormonas tiroideas en grandes cantidades, es bastante improbable que dañen la tiroides si se consumen porciones de tamaño normal. Un informe de un caso en el New England Journal of Medicine destacó la historia de una mujer de 88 años que se presentó en la sala de emergencias con hipotiroidismo después de comer alrededor de 100 gramos de bok choy al día, pero, como señala Ilic, «esa no es una cantidad normal«.

En resumen: «Los vegetales crucíferos como la coliflor y la col rizada son importantes para una dieta saludable y una tiroides sana«, dice Ilic. (Y además, si cocinas los alimentos, liberarás enzimas relacionadas con los glucosinolatos. ¿Veis? Problema resuelto.)

11. Está bien: Soja

La soja para la salud de la tiroides es controvertida: Hay algunas investigaciones que sugieren que la soja podría afectar negativamente a la glándula tiroides en determinadas circunstancias, como si se tiene una deficiencia de yodo. (Algo para tener en cuenta: Un estudio realizado en 2011 entre vegetarianos y veganos del área de Boston descubrió que algunos veganos tenían una leve deficiencia de yodo, probablemente porque no comen productos animales ni lácteos). Pero otra investigación presentada en la reunión anual de la Sociedad de Endocrinología de 2014 encontró que a menos que ya tengas problemas de tiroides, la soja probablemente no tendrá ningún efecto sobre ella. De nuevo, dice Ilic, mientras comas cantidades normales de soja, no hay razón para preocuparse de que dañe tu tiroides.

12. De lo peor: Alimentos procesados

Si estás pensando en aumentar tu ingesta de alimentos salados y procesados sólo para incorporar más yodo a tu dieta, piénsalo de nuevo. Más del 75% de nuestra ingesta de sodio dietético proviene de la comida de restaurante, preenvasada y procesada. (De hecho, probablemente te sorprendería saber cuántos alimentos son en realidad sólo trampas de sal escondidas). Pero «los fabricantes no tienen que usar sal yodada en sus productos«, dice Ilic. Y según la Oficina de Suplementos Dietéticos de los Institutos Nacionales de Salud, «casi nunca» lo hacen. El resultado: Es posible que esté tomando demasiado sodio (lo que puede predisponerlo a una presión arterial alta y luego a una enfermedad cardíaca), sin el yodo.

13. De lo peor: Comida rápida

Al igual que los alimentos procesados, las cadenas de comida rápida tampoco están obligadas a utilizar sal yodada en sus alimentos. E incluso cuando lo hacen, puede que no aumente mucho el contenido de yodo, según un artículo de 2010 en la revista Endocrine Practice, que probó productos de dos restaurantes de comida rápida en el área de Boston. Los autores del estudio llegaron a la conclusión de que la comida para llevar podría ser bastante baja en yodo.

¿Le ha gustado el artículo sobre los mejores y peores alimentos para la tiroides? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

13 de los mejores y peores alimentos para la tiroides

Fotografía: congerdesign
Fotografía: Monika



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Comparte en Pinterest