6 Cosas que se esconden en tu colchón

6 Cosas que se esconden en tu colchón

¿Cómo está tu colchón?

¿Conducirías tu coche 30.000 kilómetros sin un cambio de aceite? Cuando se trata de tu colchón, probablemente has registrado 30.000 horas de sueño en él después de 10 años. Eso es una década de sudor, saliva y piel muerta encima de sus muelles. Todas esas cosas asquerosas pueden atraer a huéspedes no deseados – y problemas de salud – a tu dormitorio.

1. Ácaros del polvo

Cada día se desprenden 500 millones de células de la piel. Con el tiempo, muchas se depositan en las grietas y hendiduras de tu colchón. La piel muerta es un festín para los hambrientos ácaros del polvo. Estos pequeños insectos y sus excrementos pueden provocar alergias o asma. ¿Cuántos ácaros hay en un colchón? Un estudio de la Universidad Estatal de Ohio estima que entre 100.000 y 10 millones de ácaros pueden estar en tu colchón.




2. Chinches

Estos chupasangres empiezan a alimentarse cuando te acuestas. Se esconden en las costuras del colchón, las sábanas y los muebles del dormitorio. Es posible que te despiertes con marcas de picaduras rojas y manchas de sangre en la ropa de cama. Las chinches pueden llegar a tu casa en tu equipaje desde un lugar infestado, como una habitación de hotel.

3. Productos químicos agresivos

Puede que estés respirando gases tóxicos mientras duermes. Un estudio reciente ha descubierto que el calor del cuerpo puede ayudar a liberar los compuestos orgánicos volátiles (COV) de tu colchón.

Éstos proceden principalmente del poliuretano a base de petróleo y de sustancias químicas como el formaldehído y los retardantes de llama presentes en el colchón. Los niveles no eran preocupantes para los adultos, pero sí para los niños. Los investigadores no encontraron efectos perjudiciales para la salud, pero se necesitan más estudios para estar seguros.




4. Hongos y bacterias

Un adulto medio suda 100 litros al año en la cama. Esto convierte tu colchón en un hogar cálido y húmedo para los hongos y las bacterias. Pruebas recientes de laboratorio realizadas con hisopos de colchones de 7 años de antigüedad encontraron más de 16 millones de unidades formadoras de colonias de bacterias por cada 3 centímetros cuadrados. Eso es más de cinco veces la cantidad en un colchón comprado hace un año. La levadura, el moho y las bacterias, como la E. coli y el Staphylococcus aureus, pueden alojarse en tu colchón.

5. Caspa de animales

¿Compartes tu cama con tus mascotas? Más de la mitad de los propietarios de perros y gatos lo hacen. Eso significa despertarse con pelos y motas de piel de los animales (caspa). Los ácaros del polvo se alimentan de ellos. Las pulgas y las garrapatas también pueden saltar del pelaje y llegar al colchón. Baña y cepilla a tus mascotas con regularidad, y sigue el calendario de sus medicamentos y vacunas. Limpia sus patas antes de que se suban a tu cama.

6. Gérmenes en el calzado

Una encuesta reciente reveló que 1 de cada 3 estadounidenses lleva sus zapatos al dormitorio. Eso podría cubrir tu cama y tu colchón con gérmenes potencialmente peligrosos. Las suelas de tu calzado pueden albergar más de 400.000 colonias de bacterias tras sólo dos semanas de uso. Los análisis de las muestras encontraron bacterias comunes que viven en las cacas, probablemente recogidas en los baños públicos o al pisar excrementos de animales.

6 Cosas que se esconden en tu colchón




Cómo deshacerse de las chinches

Puede ser difícil de hacer, pero no imposible. Si puedes permitírtelo, llama a una empresa de control de plagas especializada en chinches. Para eliminarlas definitivamente suelen ser necesarios los pesticidas, además de aspirar a fondo el colchón por ambos lados y lavar y secar la ropa de cama a alta temperatura.

Si te enfrentas a las chinches por tu cuenta, utiliza productos aprobados por la Agencia de Protección Ambiental específicamente para el control de chinches.

Limpieza profunda

Dos veces al año, saca tu colchón de la estructura para limpiarlo a fondo. Primero, aspira las costuras, los rincones y las grietas con su herramienta para tapicerías o hendiduras para aspirar la piel, el polvo y la suciedad. A continuación, comprueba si hay manchas y puntos, y trátalos. Un eliminador de olores de mascotas a base de enzimas puede limpiar muchos fluidos corporales. O pruebe con una cucharadita de jabón suave para platos mezclada en una taza de agua tibia sobre las manchas. No empapes en exceso. Demasiada humedad puede favorecer la aparición de moho.

Eliminar el olor

Los derrames o accidentes de personas o mascotas pueden convertir tu colchón en una esponja apestosa. Espolvorea una caja de bicarbonato de sodio por todo el colchón. Si puedes prescindir de la cama, deja que el polvo absorba los olores durante 24 horas antes de pasar la aspiradora. Pon el colchón cerca de una ventana para que la luz del sol ayude a desinfectarlo.

Cubre el colchón limpio con un protector de colchón impermeable y lavable. Esto puede ayudar a protegerlo contra las manchas, la suciedad, los ácaros e incluso las chinches.

Cambia el colchón

Debes saber cuándo es el momento de decir adiós a tu colchón y conseguir uno nuevo. Los colchones suelen durar entre 8 y 10 años. Los muelles que saltan o los bordes caídos son indicios de que tu colchón ha visto días mejores.

Puede que te despiertes con dolores y molestias o que simplemente te sientas menos cómodo en la cama. Elegir un colchón de buena calidad puede ser caro y complicado. Investiga los tipos de colchones y los materiales en Internet para saber qué es lo que mejor se adapta a tu estilo de sueño.

¿Te ha gustado el artículo sobre las cosas que se esconden en tu colchón? ¡Por favor, compártelo con tus amigos!

6 Cosas que se esconden en tu colchón

Fotografía: Wikimedia
Fotografía: Skylar Kang

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!