¿Funciona realmente la ley de la atracción?

¿Funciona realmente la ley de la atracción?

Ley de la atracción: introducción

La ley de la atracción es una ley universal que dice que establecer intenciones positivas puede ayudarte a manifestar tus sueños y a hacer realidad tus metas. Suena bastante atractivo, pero ¿es demasiado bueno para ser verdad?

Tara Swart, neurocientífica y autora de «La Fuente«, dice que basado en lo que ahora entendemos sobre el cerebro, esta ley espiritual realmente funciona. Aquí está su opinión sobre cómo funciona la ley de la atracción desde una perspectiva científica y cómo puedes usarla para manifestar tus más profundos deseos y grandes metas.




Tu cerebro en la intención

Según Swart, la intención lo es todo. Decidir lo que realmente quieres lograr es el primer paso para manifestar cualquier cosa. «A veces la gente se acerca a la ley de la atracción un poco vagamente«, dice, «pero es realmente importante señalar la(s) cosa(s) que te gustaría en tu vida.

Cuando hacemos esto, explica, «preparas» al cerebro para entender que esa cosa que quieres es importante, y que es hora de centrarse más en ella. Una vez que tu intención está establecida, «activas tu cerebro en tres sistemas neurológicos«, dice, «que son el filtrado selectivo, la atención selectiva y el etiquetado de valores«. Aquí hay una rápida descripción de cada uno:

1. Filtrado selectivo

Dadas las constantes noticias y notificaciones con las que estamos lidiando estos días, no hay duda de que nuestros cerebros tienen mucho que filtrar. Y como señala Swart, el cerebro hace esto de una manera muy a corto plazo. «Si estás buscando algo a largo plazo como una casa, un trabajo, una relación, una familia«, dice, «si eso no es realmente relevante para tu próxima semana o mes, el cerebro podría filtrarlo«. Pero al establecer conscientemente tu intención cada día y mantener esa intención en tu mente: «evitas que el cerebro la filtre«.




2. Atención selectiva

Una vez que tu cerebro se fija en tu intención, puedes encontrarte notando más oportunidades y sincronías que están alineadas con lo que quieres. Eso es porque una vez que tu cerebro se fija en una intención particular, comienza a prestar más atención a las cosas que podrían ayudar a lograrlo.

3. Etiquetado de valores

Y por último, está el etiquetado de , que, según Swart, es la forma en que el cerebro toma las cosas en las que has puesto tu atención y las «etiqueta» en orden de importancia. «Hay dos partes en esto«, dice. «Una es la parte lógica, cosas como ‘Necesito ganar este dinero para pagar mis cuentas, y mi jubilación, y poner comida en la mesa’. Y luego está la parte emocional, que es: ‘Estas son las cosas que realmente quiero en mi vida. Esto es lo que me hace feliz y me trae alegría.’»

Aquí es donde la gente puede luchar un poco, dice, porque el cerebro está preparado para la supervivencia. «Está mucho más preocupado por deshacerse de las cosas que pueden herirte que por buscar esas grandes recompensas a largo plazo«, señala.

Preparar el cerebro para buscar lo bueno y lo malo requiere práctica. «Para forzar al cerebro a no seguir siempre ese camino negativo y a centrarse más en tomar riesgos saludables«, dice Swart, puedes empezar por practicar la gratitud. «Reemplazar los pensamientos negativos o las ansiedades o inseguridades por afirmaciones positivas o mantras es otra forma de cultivar la abundancia en tu cerebro«, añade.




¿Funciona realmente la ley de la atracción?

Pasando a la manifestación

Una vez que hayas alineado tu cerebro con tus objetivos, habrás cultivado algo que Swart llama «deseo magnético«. Dice que esto sucede cuando «tus emociones están realmente alineadas con lo que quieres«, algo que «activa tu cerebro con emociones positivas que te mantienen en la abundancia y te mantienen motivado«, añade.

Una vez que tu deseo magnético se activa, puedes encontrarte comenzando a tomar más acciones, grandes o pequeñas, para invocar a tu nueva realidad. Para ayudar a motivarte a través de esta parte más activa del proceso de manifestación, Swart recomienda encarecidamente iniciar un «tablero de visión». Este tablero de visión puede ayudar a recordarte que tomes, buena, acción en las oportunidades que tu cerebro ahora está preparado para notar.

«Por más pequeño que sea«, agrega, «se trata de hacer algo todos los días para avanzar hacia esas metas, como establecer contactos o tener citas. Se trata de actuar y mantener lo que pones en tu tablero«.

Este es un importante recordatorio de que la manifestación y la ley de la atracción pueden funcionar, pero no necesariamente de la noche a la mañana. Lograr tus objetivos requiere de trabajo constante, práctica y una pizca de suerte, y algunos factores siempre estarán fuera de nuestro control.

«Ten paciencia«, dice Swart. «Comprende que hay algunas cosas que puedes controlar, y puedes hacer que esas cosas se vuelvan reales. Eso inicia un efecto acumulativo para que otras cosas encajen en su lugar«.

Si tienes una intención en mente, le prestas atención, y haces al menos una cosa cada día para avanzar hacia ella, con el tiempo, puede que se haga realidad, y la sentirás aún más dulce porque sabrás que la has manifestado por ti misma/o.

¿Le ha gustado el artículo sobre si funciona realmente la ley de la atracción? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

¿Funciona realmente la ley de la atracción?

Fotografía: Aziz Acharki



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!