15 Cosas que nunca debes ponerte en la cara

15 Cosas que nunca debes ponerte en la cara

Cosas que nunca debes ponerte en la cara

A veces pensamos, tal vez por desesperación o por desconocimiento, que un determinado producto nos puede ir muy bien para nuestra cara en un momento determinado, pero no es así. Hay que tener mucho cuidado de no aplicarse los siguientes productos.

1. Peróxido de hidrógeno

Es un producto popular para combatir los granos porque mata las bacterias que viven en tu cara. Pero el peróxido de hidrógeno puede dañar las células de tu propia piel, incluidos los fibroblastos que ayudan a crear nuevos tejidos y a curar las heridas. Evítalo también para limpiar cortes y rasguños. Utiliza agua y jabón en su lugar. El peróxido de hidrógeno puede irritar tu ya frágil piel.




2. Leche materna

Este oro líquido es conocido desde hace mucho tiempo por sus múltiples beneficios para la salud de los bebés. Ahora algunos balnearios ofrecen tratamientos faciales con leche materna para aplacar los granos y calmar la piel. No te hará daño. Pero es mejor que utilices una crema u otros productos que contengan ácido láurico, el compuesto graso que se encuentra en la leche materna.

3. Hamamelis

Esta planta es un remedio natural habitual para tratar el acné, cerrar los poros y combatir la grasa. El hamamelis actúa como astringente, un tipo de sustancia química que hace que el tejido de la piel se contraiga. Pero los tónicos que contienen hamamelis pueden eliminar todos los aceites naturales de tu piel. Eso puede provocar irritación, sequedad e incluso reacciones alérgicas.

4. Crema de hidrocortisona

Este medicamento es un bálsamo para la piel enrojecida, con picor e inflamada. Así que puede que te sientas tentada a untarla si tienes rosácea o afecciones similares. Pero este tipo de crema con esteroides adelgaza la piel, por lo que es más probable que los vasos sanguíneos de la cara se rompan.




También puede obligar a las glándulas sebáceas a ponerse en marcha, lo que da lugar a lo que se llama «acné de esteroides». Está bien aplicar una pequeña cantidad para las picaduras de insectos y los sarpullidos que pican durante uno o dos días.

5. Desodorante

Si las gotas de sudor siempre ruedan por tu cara, pasar un antitranspirante por tus cejas, mejillas y otros lugares puede parecer una solución inteligente. Pero no lo es. Los desodorantes en barra y en rodillo pueden obstruir los poros y provocar brotes. Además, la piel de la cara es muy sensible y puede provocar una reacción alérgica. Acude a un dermatólogo. Ellos pueden frenar tus glándulas sudoríparas con medicamentos recetados.

15 Cosas que nunca debes ponerte en la cara

6. Miel

Este dulce producto se ha utilizado para tratar las heridas desde la antigüedad. Hoy en día, algunas personas se la aplican para eliminar el acné. La miel ayuda a mantener a raya los gérmenes y reduce la inflamación. Pero probablemente no sirva de mucho. Un estudio reveló que la miel no funcionaba mejor que el jabón antibacteriano.




Si aún así quieres probarla, busca miel de manuka que tenga una clasificación mínima de 10 UMF para asegurarte de que tiene suficiente poder para combatir los gérmenes.

7. Tinte de pelo

Si te tiñes el pelo, es posible que quieras que tus cejas vayan a juego. Pero no es un proyecto de bricolaje. Los tintes caseros tienen demasiado peróxido para usarlos con seguridad cerca de las cejas. Podrías quemar la piel circundante o incluso dañar tus ojos. En su lugar, busca un gel para cejas con color en la farmacia. O cubre tus cejas con una máscara de pestañas ligera o una sombra de ojos en polvo.

8. Orina

Los devotos de la orina juran que es el secreto para conseguir una piel suave y sin imperfecciones. La orina se compone principalmente de agua y de un compuesto llamado urea. Muchas cremas y pociones incluyen una forma de urea fabricada en laboratorio porque se une a la humedad del aire y la atrae hacia la piel. Pero es probable que tu orina no contenga la suficiente cantidad como para que importe. Además, es asqueroso.

9. Laca para el pelo

Es una solución práctica y eficaz para detener una rotura en las medias. Pero no utilices laca para fijar el maquillaje. Los mismos ingredientes que hacen que el pelo se pegue también pueden resecar tu piel o provocar una reacción alérgica. Un spray fijador de maquillaje es una mejor opción.

10. Zumo de limón

Está cargado de vitamina C, que puede iluminar la piel y suavizar las líneas de expresión. Pero el zumo de limón es ácido y puede irritar tu rostro. También puede provocar una fea erupción por fitofotodermatitis, una reacción cutánea que se produce al exponer las sustancias químicas de ciertas plantas y frutas a la luz solar o a otros rayos ultravioleta. La erupción desaparece por sí sola, pero puede ser incómoda..

11. Aceite de coco

Si te crees el bombo y platillo, es un elixir mágico para una piel bonita. Es cierto que el aceite de coco es rico en ácido láurico, que ha demostrado tener poderes para combatir los granos. Pero también tiene un 90% de grasa saturada, que puede obstruir los poros. Úsalo todo lo que quieras en tu cuerpo -de hecho, las investigaciones demuestran que puede ayudar con la sequedad severa o el eczema- pero mantenlo alejado de tu cara.

12. Agua muy caliente

Lávate la cara siguiendo la regla: ni muy caliente ni muy fría, sino lo justo. El agua a alta temperatura despoja a la piel de su humedad. Cuando esto ocurre, las glándulas sebáceas de la piel intentan sustituirla produciendo aún más grasa. ¿El resultado? Brotes de acné.

13. Loción corporal

Si se te acaba la crema hidratante facial, puedes tener la tentación de sustituirla por tu loción corporal. Resiste. La mayoría de las lociones para el cuerpo son más espesas y, por lo tanto, es más probable que obstruyan los poros. Además, pueden tener fragancias u otros ingredientes que pueden provocar una reacción alérgica en la piel más fina y delicada del rostro. ¿Quieres comprobar si puedes usarla en la cara? La etiqueta debe decir que no tiene fragancia y que no es comedogénico

14. Pegamento

Está de moda en las redes sociales: convertir el pegamento escolar en mascarillas faciales para eliminar los puntos negros. La gente extiende una capa del pegamento blanco alrededor de las zonas problemáticas, lo deja secar y lo retira. Por desgracia, este truco casero no limpiará tus poros. Puede que te deje la piel irritada o los vasos sanguíneos rotos. Y lo que es peor, podrías arrancar accidentalmente la capa superficial de tu piel.

15. Esmalte de uñas

Algunas personas pueden recurrir a él en un apuro como sustituto de la pintura facial en Halloween o para las fiestas de disfraces. El único lugar al que pertenece el esmalte de uñas es a las uñas. La mayoría contienen ingredientes como el acetato y el formaldehído que pueden irritar tu piel. Para limpiarlo, necesitarás quitaesmaltes, que tienen sustancias químicas aún más fuertes como las acetonas, que pueden dañar tu cara.

¿Te ha gustado el artículo sobre estas cosas que nunca debes ponerte en la cara? ¡Por favor, compártelo con tus amigos!

15 Cosas que nunca debes ponerte en la cara

Fotografía: Canva

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!