8 buenas razones por las que deberías acabar con el desorden

8 buenas razones por las que deberías acabar con el desorden

Acabar con el desorden: introducción

«El desorden es energía atascada«. ~ Karen Kingston

Vivimos en un mundo que nos anima a comprar todo lo posible y a abarrotar nuestras vidas de «cosas». Aparentemente, cuantas más cosas tengamos y cuanto más grandes y brillantes sean, más valiosos seremos y mejor será nuestra vida.




Pero, ¿es realmente así?

8 buenas razones para acabar con el desorden y vivir una vida más sencilla.

1. El desorden le quita vida a tu vida

Como todo es energía y la energía necesita fluir libremente, al desordenar tu entorno con cosas, y al negarte a dejar ir todo lo que ya no te sirve, creas mucha energía estancada, no sólo en tu entorno, sino también en tu cuerpo y en tu vida. Y esta energía estancada acabará por quitarle vida a tu vida.




8 buenas razones por las que deberías acabar con el desorden

2. El desorden no dice nada sobre tu valor o autoestima

Las cosas que tienes, las cosas materiales que posees y todo el desorden que has ido acumulando en tu vida hasta este momento no dicen nada sobre tu valor o autoestima. Sólo demuestran que eres alguien a quien le gusta acumular muchas cosas.

Eso es todo.

«El territorialismo y el deseo de poseer cosas viene directamente del ego, que se esfuerza por poseer y controlar las cosas. Tu espíritu ya sabe que no posees nada. Es cuestión de darse cuenta de que tu felicidad no depende de que seas dueño de las cosas. Te ayudan en tu viaje, pero no son el viaje en sí«. ~ Karen Kingston




3. El desorden te impide centrarte en lo que realmente importa

Pierre Teilhard de Chardin lo dijo muy bien: «No eres un ser humano teniendo una experiencia espiritual. Eres un ser espiritual teniendo una experiencia humana«.

Al contrario de lo que te han hecho creer, no estás aquí para reunir un montón de cosas. Tampoco estás aquí para dedicar tu vida a servir y cuidar todas tus posesiones materiales.

Estás aquí para conocerte a ti mismo, para aprender, crecer, amar y evolucionar, mental, emocional y espiritualmente.

Pero si te obsesionas con todas tus cosas -desperdiciando tu tiempo y energía para cuidar todo ese desorden-, te quedará poco o ningún tiempo para centrarte en los aspectos esenciales de tu vida; no te quedará energía para dedicarte a las actividades que están destinadas a ayudarte a descubrir quién eres realmente y por qué estás aquí en este planeta.

«Era alarmante, cómo los humanos podían pasar vidas enteras dedicados a todo tipo de actividades, sin acercarse a saber quiénes eran realmente, por dentro«. ~ Jess C. Scott

4. El desorden te esclaviza

Si observas tu vida ahora mismo descubrirás que eres tú quien tiene que ocuparse de tu desorden. Y no al revés.

Sorpresa, sorpresa: te has convertido en un esclavo de tu desorden.

Las muchas cosas que compraste para cuidarte a ti mismo, ahora exigen que te ocupes de ellas. Y en lugar de que tú las poseas, ¡ellas te poseen a ti!

«Un hombre es rico en proporción al número de cosas que puede permitirse dejar en paz«. ~ Henry David Thoreau

5. El desorden te mantiene paralizado por el miedo

Cuando te identificas con tus cosas y con todo el desorden presente en tu vida -tomando tu valor y tu sentido de la valía de todas tus posesiones materiales, no puedes evitar el miedo de que al dejarlo todo, al regalar algunas de tus cosas, y al ordenar tu vida, eventualmente perderás tu identidad y tu sentido de ser.

Eso es lo que te hace el apego al desorden: ¡te mantiene paralizado por el miedo!

«El desorden es una manifestación física del miedo que paraliza nuestra capacidad de crecimiento«. ~ H.G. Chissell

6. El desorden te mantiene atrapado en el pasado

Hace que mires constantemente a lo que fue, engañándote para que pienses que la historia del pasado es la historia de tu vida. Y que tienes que seguir elaborando tu vida desde un lugar de miedo y limitaciones, el pasado, en lugar de hacerlo desde un lugar de infinitas opciones y posibilidades, el presente.

«Hay un desorden de la memoria, que te recuerda a una persona, un logro o un acontecimiento importante de tu pasado. Creo que el desorden de la memoria suele acumularse en los hogares de las personas con algún grado de depresión.

Y luego está el desorden de ‘podría necesitarlo algún día’, en el que la gente se aferra a las cosas en previsión de un futuro imaginario.

Entre estas personas, he observado un tema recurrente de ansiedad… Quizá sea posible que las cosas que poseemos y nos obsesionan sean la manifestación física de los problemas de salud mental que desafían nuestra mente«. ~ Peter Walsh

7. El desorden impide que te lleguen cosas nuevas y mejores

Cuando limpias y dejas ir todo el desorden que está presente en tu vida – de todo lo que ya no te sirve, automáticamente haces espacio en tu vida para algo nuevo, para que llegue algo mejor.

«También tenemos que estar dispuestos a dejar espacio en nuestras vidas para el inminente nacimiento de nuestros sueños. Esto puede significar vaciar nuestra vida de desorden, como el tiempo, la energía, los recursos o las relaciones agotadoras. Estas cosas pueden poner en peligro nuestros sueños al distraernos en un momento en el que deberíamos estar más centrados que nunca.» ~ Christine Caine

8. Dejar ir el desorden te enseña a vivir tu vida desde un lugar de amor, verdad y alta integridad

«Somos superficiales porque nos hemos esclavizado por el burdo materialismo, el brillo del oro y sus equivalentes, por lo que pensamos que sólo los bienes materiales de esta tierra pueden satisfacernos y, por tanto, debemos agarrar todo lo que podamos mientras podamos.» ~ F. Sionil José

La mejor parte de dejar ir el desorden físico es que te enseña a dejar ir todos esos pensamientos insanos, creencias limitantes, relaciones tóxicas y malos hábitos que te impiden vivir tu vida desde un lugar de amor, verdad y alta integridad.

Al dejar ir el desorden físico, aprendes a dejar ir todas las formas de desorden – mental, emocional, espiritual, de relaciones, etc.. Y empiezas a vivir tu vida de una manera que te hace feliz. De una manera que te hace sentir liberado y vivo.

Y estas son las 8 razones para soltar el desorden y vivir una vida más sencilla. Espero que te inspiren y te den poder para mirar tu propia vida y liberarte de todo lo que ya no te hace crecer, te sirve y te hace sentir alegre y vivo. Para que puedas volver a vivir tu vida desde un lugar de Paz, Simplicidad, Alegría Real y Riqueza Verdadera.

¿Le ha gustado el artículo sobre por qué debes acabar con el desorden? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

8 buenas razones por las que deberías acabar con el desorden

Fotografía: Kasman

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!