3 pasos para pasar de pobre a rico

3 pasos para pasar de pobre a rico

¿Se puede pasar de pobre a rico?

Hay una cita de Lao-Tse que dice así:

«Si te das cuenta de que tienes suficiente, eres verdaderamente rico«. Lao-Tse

PUBLICIDAD






¿Cuántas personas conoces que estén contentas con lo que tienen y con lo que son? No conozco a ninguna. Ni siquiera una sola persona, ya sea rica o pobre. Ninguna.

Todos hablan de querer, necesitar, desear… y ninguno puede afirmar realmente que está contento con lo que tiene, que tiene suficiente.

¿Qué significa esto? Todo lo que podemos encontrar aquí es gente que habla de no tener:
«Quiero más dinero; no tengo suficiente dinero; necesito un coche nuevo; quiero más coches.

PUBLICIDAD






Me gustaría tener más ropa; quiero y necesito más ropa.

Quiero cambiar de trabajo para ganar más dinero, para comprar más cosas que ni siquiera necesito; no tengo suficientes amigos, no tengo suficientes amantes, ¡no tengo suficiente de nada en realidad!»

No importa cuánto dinero ganemos, ni cuántos coches caros tengamos, ni cuántas casas poseamos, ni cuántos amigos tengamos, etc., nunca es suficiente para nosotros. Nunca estamos satisfechos.

Queremos más, más y más. Podríamos pensar que en el momento en que lo tengamos todo, probablemente nos convertiremos en la persona más feliz del planeta, pero rara vez es así. Aun así, no es suficiente.

PUBLICIDAD






Hay más cosas ahí fuera. Lo quieres todo, y si no lo tienes todo, significa que no tienes suficiente. Y necesitas más para poder decir: «En este momento tengo suficiente. Por fin«. Pero ambos sabemos que siempre habrá más, y siempre lucharemos por ese «más».

Este es el pensamiento de la pobreza. Querer más y más viene de un sentimiento de no tener, y si me preguntas, esto en realidad es un pensamiento de escasez.

Entonces, ¿cómo pasar de querer, de rogar al universo por más, de pedir, a agradecer? ¿Cómo pasar de la escasez, del pensamiento de pobreza al pensamiento de prosperidad? ¿Es eso posible?

¿Te imaginas diciendo: «Oh, Dios… tengo suficiente. De hecho, tengo más que suficiente. Qué suerte tengo. Se acabó el correr, el intentar conseguir más, el quejarse de no tener. Se acabó el pensar en la pobreza. Ahora puedo empezar a mostrar mi aprecio por todo lo que soy, por todo lo que tengo«.

Qué imagen tan agradable sería esa, ¿verdad? Puede ser más que eso, de hecho, puede convertirse en tu realidad, y aquí te decimos cómo:

1. Renuncia a tu necesidad de seguridad

Sí, me has oído. Renuncia a tu necesidad de seguridad. ¿Qué significa eso? ¿Qué significa la seguridad para ti? ¿Te has encontrado alguna vez con la seguridad? ¿La has visto? ¿La has sentido? ¿La has tocado? ¿La has poseído? Por supuesto que no. No hay seguridad. La gente inventó esta palabra y luego le dio un valor. Gente loca.

La seguridad es sólo una ilusión, una ilusión que la gente insegura necesita para sentirse mejor en la vida, porque, si me preguntas, sólo la gente insegura se esforzará por conseguir seguridad.

Sólo las personas inseguras buscarán todo tipo de formas para sentirse seguras. Querer seguridad viene del miedo. Miedo a la escasez, miedo a la carencia, miedo a no tener, etc.

Los que buscan la seguridad tienden a pensar que no hay suficiente para todos y que necesitan acumular todo lo posible, para que cuando llegue el momento, ese día en que la escasez llame a su puerta, tengan mucha seguridad acumulada, escondida en algún lugar debajo de la cama, en el sótano, en el refrigerador, etc. y tal vez, sólo tal vez estén a salvo. Se preparan para ello.

Viven con miedo, miedo de algo que no existe, y hacen todo tipo de escenarios en sus mentes, y se preparan para eso.

Se preparan para el futuro, se preparan para experimentar algo que dicen que no quieren o necesitan, pero trabajan muy duro para atraerlo. Todos sus pensamientos están trabajando en atraer eso a sus vidas, porque sabes, donde va el enfoque, fluye la energía.

¿Por qué razón sentirías la necesidad de seguridad si sabes que hay suficiente, que tienes suficiente, que eres suficiente? Si te ves a ti mismo como si no tuvieras suficiente ahora mismo, definitivamente te verás como si no tuvieras suficiente en el momento en que recibas el «más» que necesitas.

Cambia tu pensamiento de pobreza y cambiarás toda tu vida, para siempre.

3 pasos para pasar de pobre a rico

2. TRANSICIÓN de pedir a agradecer

En el momento en que te des cuenta de lo loco que es buscar algo que no existe, buscar una ilusión, buscar seguridad, en el momento en que dejes de hacer eso, podrás dar gracias por todo lo que tienes, y por todas las cosas maravillosas, personas, que ya están presentes en tu vida.

Como dije antes, la seguridad viene de un lugar de miedo, y ¿qué hace el miedo? El miedo atrae más miedo a tu vida, más pensamientos de escasez y más pensamientos de pobreza.

En el momento en que empieces a expresar tu gratitud y aprecio por todo lo que tienes, notarás cómo tendrás aún más cosas por las que expresar tu gratitud y aprecio. Cuando el miedo desaparece, aparece la abundancia, y eso es exactamente lo que eres, y lo que tienes.

Tú eres la abundancia, ya eres uno con ella, no estás separado de ella. Realmente creo que hay suficiente para todos y cada uno de nosotros y que hay abundancia en el universo, pero todo depende de dónde elijamos poner nuestro foco y atención, en la carencia, en la escasez, o en la abundancia que está presente dentro y fuera.

Hay suficiente para todos, y todo lo que tienes que hacer es cambiar tu enfoque de no tener, de querer más, de lo que falta, a lo que tienes, a la abundancia que está presente a nuestro alrededor, y verás cuánto mejor te hará sentir, y cuánto más de eso podrás atraer en tu vida.

Y quiero aclarar una cosa más aquí. No vas a quedarte siempre y para siempre con lo que tienes en este momento. No. La idea es que te contentes, que agradezcas todos los maravillosos regalos que la vida te ha ofrecido hasta ahora, sabiendo que la gratitud y el aprecio atraerán más cosas, personas y situaciones maravillosas, mientras que la escasez, la inseguridad y el miedo sólo las alejarán.

Todo lo que eres, y todo lo que tienes es suficientemente bueno, aprecia tu vida actual, tus circunstancias actuales, y da gracias por todo lo que tienes, por todo lo que eres, y date cuenta de ello: «La gratitud da sentido a nuestro pasado, aporta paz para el día de hoy y crea una visión para el mañana«. Melody Beattie.

3. Date cuenta de que tienes suficiente; en este momento tienes suficiente

Así es. Tienes que decirte a ti mismo: «En este momento tengo suficiente. En mi vida no falta nada. Estoy agradecido, estoy contento y soy feliz con lo que tengo, y sé que todo lo que necesito, el universo lo suministrará«.

Como ves, sólo es cuestión de cómo elijas pensar y procesar todo lo que te ocurre y lo que te rodea. Es sólo una cuestión de dónde eliges poner tu foco y tu atención.

Esta es la única diferencia entre una persona rica y una pobre, y cuando digo rica, no hablo de tener toneladas y toneladas de dinero, porque conozco gente que tiene eso y son pobres, realmente pobres.

La pobreza es un estado de ánimo. Puedes tener miles de millones y miles de millones de dólares, pero si piensas en otros que pueden venir y quitártelo todo, si piensas en los que pueden tener más que tú, si piensas en que no tienes suficiente, porque todavía hay más dinero en el mundo que no es tuyo, eres realmente pobre.

Esa es la diferencia entre una persona pobre y una rica. No se trata de cuánto tienes, sino de cuánto ves que tienes o no tienes, se trata de ser agradecido o desagradecido.

Eso es todo.

¿Le ha gustado el artículo sobre cómo pasar de pobre a rico? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

3 pasos para pasar de pobre a rico


Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!