7 formas clave en las que los empáticos sensibles sienten las cosas de manera un poco diferente

7 formas clave en las que los empáticos sensibles sienten las cosas de manera un poco diferente

¿Te afecta mucho la energía de los espacios, grupos de personas e individuos? Cuando estás cerca de alguien que está experimentando emociones intensas como euforia o ansiedad, ¿sientes sus emociones en tu propio sistema y cuerpo?

Si no tienes suficiente tiempo para retirarte y recargarte, ¿te sientes disperso, abrumado o agotado? ¿Te resulta fácil entender la perspectiva o la experiencia emocional de otra persona, incluso cuando no la comunica?

PUBLICIDAD






¿Sientes profundamente las emociones, y te conmueve profundamente la música, las historias de los libros o las películas, o las cosas inspiradoras que presencias en el mundo?

Si has respondido afirmativamente a varias de estas preguntas, probablemente seas un empático, alguien que está conectado para sentir no sólo tu propia energía y emociones, sino también las energías y emociones de quienes te rodean. Tal vez hayas sido un niño sensible, o puede que hayas despertado a esta sensibilidad más tarde en tu vida.

A continuación exploraremos la raíz de tu sensibilidad y cómo el hecho de ser un empático te hace un poco diferente de tus amigos, familiares y colegas que no son tan sensibles:

PUBLICIDAD






1. Tus sistemas energéticos y emocionales son hiperperceptivos

Puede que tengas un buen amigo que puede ir de reunión en reunión, o de fiesta en fiesta, y nunca se siente agotado. Sin embargo, tú necesitas más espacio para retirarte entre un evento y otro. Esto se debe a que tu sistema hiperperceptivo está captando más cosas: lo que dicen los demás, pero también lo que sienten, así como la energía colectiva del lugar.

Simplemente tienes más que procesar al final que tu amigo menos sensible. A menudo, las personas sensibles tardan más en dejar que sus sistemas vuelvan a ser neutrales después de la estimulación de grandes acontecimientos o de cualquier interacción en la que las emociones y las energías hayan sido altas o intensas.

Si has tenido un día lleno de acción y has interactuado con mucha gente -en persona, a través de Zoom o del correo electrónico-, consiéntete con algunas actividades de baja estimulación por la noche, como armar un rompecabezas con los niños o leer tranquilamente antes de acostarte.

2. Tu cuerpo físico también puede ser más sensible

Para algunos empáticos, su sensibilidad energética y emocional se extiende a su cuerpo físico. Puede que sientas los efectos de sustancias como el alcohol o la cafeína con más intensidad que tus amigos, por ejemplo. O puede ser más sensible que otros en su oficina a los cambios de temperatura en la habitación o a los ruidos fuertes del exterior.

PUBLICIDAD






Cada empático es único y tendrá un umbral diferente para los estímulos físicos. Tu umbral puede cambiar a lo largo de tu vida, dependiendo de tus circunstancias. Puede que un hospital ruidoso y ajetreado te resulte abrumador al principio, pero que a los seis meses de trabajo desarrolles una tolerancia al mismo. O puede que los estímulos -como la música rápida y agresiva- que antes te gustaban te desconcierten temporalmente porque tu sistema está sobrecargado debido a que tu sensibilidad está experimentando un estirón.

3. Los espacios físicos, y su mantenimiento, tienen un gran efecto en tu energía

Muchos empáticos prefieren los espacios limpios y ordenados. Los sonidos suaves, los entornos bonitos y los muebles cómodos pueden hacer que el sistema sensible de un empático sea feliz.

Los empáticos pueden entrar en un espacio y sentir algunas de las vibraciones invisibles y silenciosas, como si alguien que vive o trabaja en el espacio ha estado deprimido o contento. Si tienes fama de ser «quisquilloso» con los espacios físicos, échale la culpa a tu sensibilidad empática.

Haz saber a tus compañeros de piso, a tu pareja y a los miembros de tu familia que los espacios físicos y su mantenimiento son importantes para ti. Después de las limpiezas físicas, realiza una limpieza energética de tu espacio con una campana, un spray de aromaterapia o humo de salvia, y comprueba si esto ayuda a las vibraciones. Ten en cuenta que los espacios digitales -como ciertos sitios web y las redes sociales- también te afectan.

7 formas clave en las que los empáticos sensibles sienten las cosas de manera un poco diferente

4. Aprender a desconectar de los demás es una habilidad que debes adquirir y perfeccionar

El rasgo cardinal de un empático es estar naturalmente preparado para sentir las energías y emociones de los demás como propias. Si fueras una máquina, tu configuración por defecto sería sintonizar con los demás de esta manera.

Es una capacidad encantadora que permite a los empáticos conectar profundamente con el mundo que les rodea. Sin embargo, también puede ser muy sobreestimulante si los empáticos no aprenden las herramientas necesarias para activar la energía de atestiguamiento, de modo que puedan observar a los demás desde un lugar más distante y neutral.

5. Ser cariñoso y compasivo puede ser algo natural para ti porque sientes con la gente

Cuando puedes sentir la alegría o el dolor de otra persona en tu propio sistema, como si fuera tu propia experiencia, puede llevarte a ser bastante tierno.

Los empáticos pueden sentir tanto, que es importante que aprendan a conectarse y apoyarse para no entrar en el agotamiento. Cuando estás demasiado inmerso en la experiencia emocional de otros o toda tu energía se dirige a los demás, esto puede acabar por amargarte, ponerte de mal humor y ser poco compasivo.

Lo más compasivo que puede hacer un empático es ponerse a sí mismo en primer lugar; entonces tendrá más reservas y resistencia para ser una fuerza de compasión para los demás. Recuerda que el hecho de que puedas sentir las emociones de otras personas no te hace responsable de sus emociones, así que evita el rescate, la codependencia y el complacer a la gente. Desarrolla métodos para procesar tus propias emociones para mantenerte centrado y con los pies en la tierra, así sabrás qué es tuyo y qué es de los demás en el territorio emocional.

6. Eres fuerte en la vía psíquica clarividente, pero también puedes serlo en otras

La sensibilidad de un empático lo hace muy intuitivo. La clarisentencia es la vía psíquica de sentir información intuitiva -sentir emociones, energías o incluso sensaciones físicas- y la opción de un empático, pero es sólo una de las cuatro vías psíquicas principales.

También puedes escuchar la guía intuitiva como una voz suave en tu mente (clariaudiencia), ver la guía intuitiva como una imagen en tu mente (clarividencia), o conocer la guía intuitiva como un pensamiento de avance o una descarga mental (claircognición).

7. Eres sensible a la energía colectiva

Puede tratarse de la energía colectiva de una tienda de comestibles, una ciudad o una cultura. Los empáticos también son sensibles a los cambios de la tierra, así como al clima astrológico (como la entrada del sol en un nuevo signo del zodiaco o el retroceso de un planeta). Puedes estar expuesto a la energía colectiva de forma directa (como cuando compras en esa bulliciosa tienda de comestibles) o indirecta (como cuando te despiertas sintiéndote mal o deprimido y luego lees en las noticias sobre un acontecimiento que ha ocurrido lejos).

Desarrolla rutinas de enraizamiento diarias, semanales y mensuales que te mantengan centrado en tu propia energía –como meditar cada mañana, escuchar el mismo podcast optimista cada semana o quedar con un amigo para cenar una vez al mes- para sentirte estable independientemente de lo que haga la energía colectiva.

Puedes utilizar tu sensibilidad a la energía colectiva en tu beneficio para buscar la energía que te gustaría experimentar, como visitar un centro espiritual o una librería tranquila cuando quieras calmarte, o sentarte en una cervecería al aire libre o visitar un parque para perros cuando quieras sentirte más animado.

Tu sensibilidad a la energía colectiva podría inspirarte a convertirte en un activista de causas importantes.

¿Le ha gustado el artículo? ¡Por favor, compártalo con sus amigos!

7 formas clave en las que los empáticos sensibles sienten las cosas de manera un poco diferente

Fotografía: Canva



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Saludista en Telegram

¿Le ha gustado el artículo? Por favor, compártalo. ¡Gracias!




Compartir en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Síguenos en Telegram



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!